Lunes, 6 de septiembre

El tiempo en Sevilla: vuelve la alerta amarilla por calor tras la tregua de la semana pasada

Una mujer se abanica al pasear por la Avenida de la Constitución.

Una mujer se abanica al pasear por la Avenida de la Constitución. / Juan Carlos Vázquez

El calor vuelve a Sevilla, aunque sólo de forma puntual. Tras la tregua que el tiempo había dado la semana pasada, con máximas que se quedaron por debajo de los 35 grados, las altas temperaturas han vuelto ser las protagonistas de este fin de semana, cuando se han alcanzado los 37, una marca que se superará hoy, jornada en la que la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) activará la alerta amarilla. Será, no obstante, un episodio puntual de calor, pues a partir de mañana el termómetro bajará a los 33 grados y no subirá de esta máxima el resto de la semana.

El mercurio se ha vuelto a poner por las nubes este fin de semana, cuando en las horas centrales del día se hacía complicado estar por la calle o en el domicilio sin hacer uso de la refrigeración. Puede que haya sido el último coletazo de calor importante de un verano que ha estado marcado por las temperaturas superiores a los 42 grados que se sufrieron en el valle del Guadalquivir durante el puente del 15 de agosto. Hacía tiempo que en Sevilla no se recordaban tantas jornadas con unas máximas tan disparadas, seguidas de unas mínimas muy por encima de los 20 grados.

Agosto, sin embargo, concluyó la semana pasada con unas temperaturas bastante benévolas para esta época del año y con unas noches muy placenteras. Una tregua que se ha visto interrumpida este fin de semana, especialmente desde ayer, jornada en la que se llegó a los 37 grados, una máxima que se superará hoy, cuando se alcancen los 38, motivo por el cual la Aemet ha activado la alerta amarilla por altas temperaturas en la provincia.

Fuerte viento en Sevilla

La jornada del domingo estuvo también protagonizada por las fuertes rachas de viento en Sevilla que se registraron poco antes de las 21:30 en la capital y el área metropolitana, motivo por el cual Emergencias Sevilla recomendó a través de sus perfiles de las redes sociales extremar la precaución. Vinieron acompañadas de polvo en suspensión, similar a las tormentas de arena que se originan en el desierto.

Esta situación será momentánea, pues el martes el termómetro experimentará una bajada bastante notable de cinco grados, hasta situarse en los 33. Dicha máxima no se superará en lo que resta de semana, según las previsiones de la Aemet, que apuntan a que el viernes el mercurio se quedará en los 30 grados, una máxima propia ya del comienzo del otoño, para el que aún faltan varias semanas.

Las noches también serán frescas, con mínimas que bajarán hasta los 17 grados, una temperatura que permite prescindir de la refrigeración eléctrica, lo que a la postre también supone un importante ahorro económico en la factura de la luz.

Tags