Meteorología

Qué tiempo hará esta primavera

La primavera de 2020 será inestable y con temperaturas más bajas de lo normal. La primavera de 2020 será inestable y con temperaturas más bajas de lo normal.

La primavera de 2020 será inestable y con temperaturas más bajas de lo normal.

Será a las 4.49 de la madrugada, el viernes 20 de marzo, cuando la primavera llegue oficialmente a España, y aunque desde hace un mes la climatología parecía haberla adelantado, los días previos están siendo de lluvia y de viento (frío).

Así seguirá durante un tiempo más, a la espera de que, prácticamente, se venga encima el mes de abril. Las temperaturas, eso sí, empezarán a subir un poco con respecto a la semana previa, pero el astro rey estará presente sin grandes alardes.

La primavera es el tiempo de los cambios. La estación del año en la que la Naturaleza muestra de forma más visible su belleza, y también son meses de cambio meteorológico. Aunque se le presupone un clima soleado, lo cierto es que es, probablemente, la estación más variable, y así será también este año.

En cualquier caso, en general as previsiones de los meteorólogos apuntan a que las temperaturas estarán por encima de lo normal, con precipitaciones propias de la época tanto en la Península como en Baleares. En Andalucía, se prevé, hará calor, aunque por ahora no lo parezca. De hecho, en la primera semana de abril empezarían a subir ligeramente las temperaturas y las nubes comenzarán a desaparecer, aunque será algo efímero.

Las cabañuelas para 2020 no coinciden demasiado con la previsión ‘científica’. Hará mucho viendo, descartan la lluvia (al menos las de cierta intensidad) pero no las nubes. En abril prácticamente se repetiría lo que ha ocurre en marzo. Tras unos primeros días de mucho viento, lo que evitaría las precipitaciones, la segunda semana de será más estable, con algo de calor, para terminar con nubes y lluvia.

Tampoco mayo acercará el verano a España. Seguirá habiendo viento, menos temperatura que lo habitual en la fecha, y a partir de la segunda semana del mes volverá la nubosidad, que puede traer lluvia. A partir del 15 las previsiones son de mejora, con más calor y menos viento, para volver a finales de mes a la misma situación: nubes y posibles precipitaciones que, eso sí, alegrarán y mucho los embalses y pantanos.

El mes de junio, que sí que suele traer un clima estival por adelantado, no cumplirá tampoco este año. De hecho, las cabañuelas apuntan a que será un mes fresco (más fresco de lo normal, se entiende) y con el mismo tiempo incierto que los meses anteriores.

La primera semana llegará inestable, con subidas y bajadas de temperatura, una situación que sigue el resto de la primavera, incluso de los primeros días del verano. No hay duda de que el viento será el protagonista de estos días y que formarán parte de la próxima estación casi hasta agosto, Pero eso ya será otra historia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios