El Cid brilla en una corrida de Ana Romero

El sevillano corta una oreja a cada uno de sus 'santacolomas' · Ponce es silenciado y Juan Bautista consigue un trofeo

El Cid, triunfador ayer en la plaza de Dax.
El Cid, triunfador ayer en la plaza de Dax.
Agencias / Dax

14 de agosto 2011 - 01:00

GANADERÍA: Toros de Ana Romero, en conjunto bien presentados y de juego dispar. TOREROS: Enrique Ponce, silencio y silencio. Juan Bautista, silencio y oreja. Manuel Jesús 'El Cid', oreja y oreja tras dos avisos. INCIDENCIAS: Plaza de toros de Dax. Lleno de 'No hay billetes'.

El matador de toros sevillano Manuel Jesús El Cid se alzó como el triunfador de la corrida celebrada ayer en el coso francés de Dax, tras cortar una oreja de cada uno de sus toros, en una actuación muy completa, solvente y profesional, en un espectáculo en el que el veterano maestro valenciano Enrique Ponce se marchó de vacío y en el que el francés Juan Bautista consiguió un trofeo.

La corrida de Ana Romero -encaste santacolomeño, que suelen evitar las figuras-, estuvo bien presentado y dio un juego distinto.

El tercer toro fue devuelto y en su lugar saltó el sobrero, del mismo hierro, El Cid dio buenas verónicas y en su faena destacó con su mejor mano, la zurda. Mató de estocada.

El torero de Salteras se mostró muy firme, solvente y profesional ante el complicado sexto. Expuso mucho ante un toro que no era boyante.

Enrique Ponce tuvo el lote menos propicio para el triunfo. Con el deslucido que abrió plaza, la labor careció de emoción. Con el cuarto, que resultó peligroso, poco pudo hacer.

Juan Bautista destacó fundamentalmente ante el quinto, un ejemplar bravo de Ana Romero. Ante el segundo, un animal que transmitía, el torero francés realizó una interesante faena, destacando con la mano izquierda.

Por la mañana, se celebró en la plaza de Dax una novillada con picadores, en la que triunfaron Fernando Adrián y Rafael Cerro, quienes cortaron cada uno dos orejas. Novillos de El Risco, manejables en conjunto y de excesiva presentación para una novillada; siendo los mejores los dos últimos. Mathieu Guillon, silencio y oreja. Fernando Adrián, ovación y dos orejas. Rafael Cerro, saludos y dos orejas.

También te puede interesar

stats