Libros

De Calañas a Nueva York y el final con su abuelo

  • El fotógrafo sevillano Manuel Naranjo Martell lanza '2016', un libro que cuenta como vivió aquel año

Saca de las yeguas en Doñana en 2016.

Saca de las yeguas en Doñana en 2016. / M. N. M.

Abrazaré mi humanidad. Lloraré tu partir. Sonreiré mi devenir. Estos tres versos están grabados en la piel del libro 2016, del fotógrafo sevillano Manuel Naranjo Martell. "Salen directamente desde el corazón y están dedicados a mi abuelo", explica su autor, que decidió parar de trabajar cuando le detectaron cáncer de páncreas al padre de su padre e inmortalizar sus últimos meses. Tras su muerte, a 64 días de terminar el 2016, se lanzó a concebir una obra que relatara visualmente aquel año, que lo comenzó en Calañas, en el corazón de la provincia de Huelva. "El libro es un relato cronológico", revela Naranjo, que acompaña con anotaciones las tandas de fotografías.

De Huelva lleva al lector a Nueva Jersey y Nueva York, donde retrata al saxofonista argentino Gato Barbieri, que curiosamente también murió en 2016. En primavera pone el foco en el centro de Sevilla durante la Semana Santa y la plaza de toros de la Maestranza durante la Feria de Abril. Crucificados y toreros dan paso al Rocío y al guitarrista Rafael Riqueni antes de que aparezca su abuelo Manuel Naranjo Arenas, protagonista de la parte final del libro, que se torna en íntima con pasajes familiares como la reconciliación entre el padre y el abuelo del autor poco antes de su muerte. Pero también es reflejo de los gustos del joven fotógrafo sevillano, amante de la música. Entre fotos de conciertos hay un extracto de la canción Cae fina la lluvia y más músicos como Jorge Pardo, Manolo Sanlúcar, Juanito Makandé o los actores Alfonso Sánchez y Alberto López. Y la naturaleza, presente gracias a un ciervo o a un árbol bajo el cielo estrellado en el campo.

Manuel Naranjo Arenas, abuelo del autor. Manuel Naranjo Arenas, abuelo del autor.

Manuel Naranjo Arenas, abuelo del autor. / M. N. M.

2016 es una prueba fehaciente de la vida de Naranjo: "Siempre voy con la cámara a todos lados". Algo que le complicó la selección de fotografías, realizadas con una Canon 5D y una Leica M3, para el libro. "Se ha quedado mucho fuera y he tenido que pasar de más de 20.000 imágenes a 113". Para llevar a cabo ese difícil proceso contó con la ayuda de la también fotógrafa Laura M. Lombardía. Con ella y con el estudio de diseño Underbau le han dado forma al ejemplar, que edita La Fábrica y ya está a la venta. Un desarrollo editorial que comenzó al mismo tiempo que la pandemia. "Hemos hecho el libro por videoconferencia", comenta Naranjo, que se estrena en el mercado con este volumen que tiene cubierta de piel y sobrecubierta translúcida con una espectacular imagen tomada durante la tradicional saca de las yeguas en Doñana.

La contraportada, en cambio, son reflexiones de Jack Kerouac en Lonesome traveler: "Y me doy cuenta de que no importa dónde esté, ya sea en una habitación llena de pensamientos o en este universo infinito de estrellas y montañas, todo está en mi mente".

Un picador camino del ruedo de la Maestranza. Un picador camino del ruedo de la Maestranza.

Un picador camino del ruedo de la Maestranza. / M. N. M.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios