Vivir

Claves para ahorrar en plena cuesta de enero

  • Este mes se presenta como el más complicado del año en lo que a la economía doméstica se refiere. Evitar las comidas fuera de casa o plantearse dejar de fumar, entre las claves para gastar menos

El tradicional método de ahorrar en una hucha siempre funciona. El tradicional método de ahorrar en una hucha siempre funciona.

El tradicional método de ahorrar en una hucha siempre funciona. / M. G.

Enero siempre resulta difícil para todos, no sólo porque se hayan terminado las vacaciones, sino porque llega la famosa cuesta de enero. Después de todos los gastos de las navidades, es normal que resulte más complicado ahorrar algo extra, pero si se siguen una serie de consejos resultará más sencillo y cómodo volver a estabilizar la economía.

Comer en el trabajo o en casa y caminar

Llevarse la comida al trabajo en lugar de quedarse en cualquier bar o restaurante es una opción económica, ya que todos los días se ahorrará este gasto. Prepararse un planing semanal con cada comida del día suele funcionar muy bien.

Salir a cenar fuera resulta siempre muy agradable pero también muy caro. Idee organizar reuniones en casa donde cada invitado traiga algo preparado por él mismo. Es divertido, económico y se gasta la mitad, además de pasar un buen rato todos juntos sin necesidad de pagar mucho dinero.

Ir andando a todos los sitios que sea posible, sea a la oficina, la universidad o simplemente para salir con los amigos es la forma más fácil para ahorrar dinero. Se evitará gastar en gasolina, parking o transporte público y conseguirá ponerse en forma.

Comer en el trabajo y evitar salir a cenar a restaurantes suponen un ahorro importante. Comer en el trabajo y evitar salir a cenar a restaurantes suponen un ahorro importante.

Comer en el trabajo y evitar salir a cenar a restaurantes suponen un ahorro importante. / M. G.

Reducir los gastos del hogar y las compras

Apretarse el cinturón con los gastos del hogar es el método que quizá cueste un poco más de trabajo pero que resulta bastante efectivo. Intentar reducir el consumo de gas, de agua o luz es beneficioso para el que viva sólo o comparta piso, porque una vez que se acostumbra a gastar menos ya es más difícil volver a superarlo.

Teñirse en casa es una opción a la que muchas mujeres recurren desde hace años pero que en este mes se hace más relevante. Una vez se tenga cogido el tono del cabello no habrá ninguna necesidad de volver a la peluquería.

Con la cuesta de enero es importante evitar las tentaciones. En lugar de pasear por calles comerciales, disfrutar de los parques con un buen sol ayudará a consumir menos y pasarlo mejor al aire libre. Pero si en algún momento hay que ir a las tiendas en busca de algo que se necesite, como un pantalón que se ha roto o un abrigo que quite el frío, hay que ir siempre a lo rebajado, nunca a la "nueva colección", por muchas ganas que haya de comprarlo, para eso ya habrá tiempo más adelante.

Realizar la lista de la compra para no sucumbir a tentaciones evita gastos innecesarios. Realizar la lista de la compra para no sucumbir a tentaciones evita gastos innecesarios.

Realizar la lista de la compra para no sucumbir a tentaciones evita gastos innecesarios. / M. G.

La lista de la compra, aquella que usaban los adultos y ahora no se puede salir sin ella. Recomendable por muy claras que se tengan las ideas cuando se vaya al supermercado, pues evitará que se deambule por pasillos con comida que quizá sean caprichos.

Ahora es el momento perfecto para hacer dieta, hay que gastar menos y para ello, un consejo es comprar más verduras y menos productos procesados congelados, además de salir más económico, se volverá a reponer y mantener un equilibrio saludable tras las fiestas.

La frase "no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy" no sirve en este caso. Al contrario, todo lo que se pueda comprar en febrero, mejor.

Fuera tarjetas, el tabaco y el alcohol

Otro buen consejo es utilizar las apps que monitorizan los movimientos bancarios y ayudan a tener un control de gastos. El mejor momento para empezar a usarlas: ahora en enero.Por mucho que se suelan usar las tarjetas, es mejor en este mes ir con el dinero en mano, ya previamente previsto para lo necesario que se vaya a gastar. Si no caerá en la tentación de comprar algo más y, al llevar la tarjeta encima, poco a poco llegará a sumar una gran cifra.

Fumar o beber alcohol salen caros, si este gasto no existiera quizá tendría más dinero en la cartilla a la hora de hacer las cuentas. Ya que es bastante difícil dejar alguno de ellos, si se reduce su consumo se conseguirá ahorrar y ganar más en salud.

Controlar las facturas, idiomas (mejor gratis) y la hucha

Hay que instaurar un día especial para las facturas, preferiblemente en la primera quincena de enero, así se podrá controlar desde comienzos de año los gastos anuales y las suscripciones, quitándose de alguna de la que se pueda prescindir. Para ello, involucrar a la familia es un buen método, la gestión del gasto debe ser cosa de todos y se hará más llevadero.

Las apps permiten controlar los movimientos bancarios. Las apps permiten controlar los movimientos bancarios.

Las apps permiten controlar los movimientos bancarios. / M. G.

Para los que quieren aprender nuevos idiomas y no tienen dinero para apuntarse a una academia o realizar viajes a otros países, existen apps gratuitas como Duolingo o Babbel que ofrecen niveles de aprendizaje muy entretenidos y recomendables. Mientras se ahorra para ir a una escuela, esta es la mejor opción.Pero para evitar estas preocupaciones, una buena forma de anticiparse y tenerlo todo controlado para la cuesta de enero es ir ahorrando desde febrero.

El método más famoso consiste en meter en una hucha un euro la primera semana, la siguiente dos euros, la siguiente tres, y así sucesivamente. De esta forma, se conseguirá tener poco más de mil euros para el próximo comienzo de año y no pillará a nadie de imprevisto. Si se siguen estos consejos, para el próximo año 2020 la cuesta de enero será algo del pasado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios