Exposición 'Sabores que cruzaron océanos' El Archivo de Indias expone los sabores del Nuevo Mundo

  • El Archivo de Indias acoge, hasta el 21 de abril, la exposición 'Sabores que cruzaron océanos', una muestra que indaga en los cambios alimenticios surgidos de los intercambios con Asia, América y Europa

La exposición 'Sabores que cruzaron océanos' muestra alimentos frescos procedentes de América y Asia. La exposición 'Sabores que cruzaron océanos' muestra alimentos frescos procedentes de América y Asia.

La exposición 'Sabores que cruzaron océanos' muestra alimentos frescos procedentes de América y Asia. / Belén Vargas

Actualmente resulta impensable plantearse la gastronomía nacional sin patatas o tomates, por ejemplo. Pero no todos los alimentos de nuestra dieta siempre han estado presentes en ella. La exposición Sabores que cruzaron los océanos, inaugurada en la mañana de este martes en el Archivo General de Indias, indaga en los cambios alimenticios surgidos de los intercambios entre Asia, América y Europa. Comisariada por el archivero e historiador Antonio Sánchez de Mora, la muestra exhibe el impacto de la llegada de los españoles a Filipinas, a la par que la conmemoración del V Centenario de la Primera Vuelta al Mundo.

Organizada por el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y de Cooperación a través de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, el Ministerio de Cultura, la Subdirección General de los Archivos Estatales y The Culinary Institute of Spain (entidad patrocinadora de su itinerancia),  permanece abierta hasta el 21 de abril. La imagen y diseño de la muestra, además del catálogo, están elaborados por Páginas del Sur (Grupo Joly).

De Manila a Sevilla

"Esta muestra es casi un acto heroico", señaló Manuel Ravina, director del Archivo de Indias, al hacer alusión a toda la historia detrás de la exposición. Originariamente, Sabores que cruzaron los océanos se presentó en el congreso gastronómico internacional Madrid Fusión Manila 2016. Siendo el Museo Nacional de Filipinas su primera sede, ésta pasó luego por Cádiz, Huelva, Valladolid y Málaga. "Después de toda esa cadena, la exposición por fin llega aquí, que es donde debería haber empezado y al final es donde termina su periplo", añadió Ravina. 

El comisario Antonio Sánchez de Mora explica la historia del vino y sus viajes a través de los océanos. El comisario Antonio Sánchez de Mora explica la historia del vino y sus viajes a través de los océanos.

El comisario Antonio Sánchez de Mora explica la historia del vino y sus viajes a través de los océanos. / Belén Vargas

Una exposición sensorial

Como un suculento menú apto para todos los públicos, la muestra se presenta como una experiencia participativa y sensorial. "Es la única exposición que tiene productos frescos", bromeó el director del Archivo de Indias. Dividida en cuatro ámbitos, el primero de ellos aglutina la búsqueda de especias en Oriente, algo que supuso una revolución gastronómica. El descubrimiento de nuevas rutas y la llegada a América acarreó que se distribuyeran alimentos por toda Europa que nunca antes se habían visto. 

Centrado en el descubrimiento de las Islas Filipinas, el segundo ámbito conecta la diversidad gastronómica y cultural de estas islas con China, Indonesia o Malasia, entre otros. Este descubrimiento acarreó la globalización y la interconexión de sabores, algo que se observa en el tercer ámbito de la muestra, que utiliza Manila como punto de encuentro culinario. Para terminar, el último ámbito destaca la fusión de sabores de tres continentes en la gastronomía filipina, a través de la que se crean nuevas recetas y sabores.

Representantes de las instituciones participantes en la muestra. Representantes de las instituciones participantes en la muestra.

Representantes de las instituciones participantes en la muestra. / M. G.

Historia y gastronomía se dan la mano de forma didáctica

A través de fascímiles del Archivo de Indias, el Real Jardín Botánico o la Biblioteca Nacional de España, entre otras instituciones, textos informativos, recursos gráficos y elementos didácticos (como unas botellas de vino con las que se pueden hacer catas, unos paneles con dibujos y recetas en su interior o los propios productos fresco), el visitantes se adentra en una evolución gastronómica que cruzó el Pacífico y se quedó para siempre en el Viejo Continente. 

Sin perder de vista el rigor histórico y la alta cocina, la muestra invita al espectador a experimentar con aromas y alimentos de épocas pasadas. "Conozcamos el pasado, a veces olvidado, para conocer el presente y plantearnos el futuro", comentó Antonio Sánchez de Mora, comisario de la muestra, que parafraseando al poeta y político filipino José Rizal (Manila, 1861-1896) quiso señalar que muchas de las recetas actuales hunden sus raíces en tiempos pasados.

Una imagen de la muestra 'Sabores que cruzaron océanos'. Una imagen de la muestra 'Sabores que cruzaron océanos'.

Una imagen de la muestra 'Sabores que cruzaron océanos'. / Belén Vargas

Más actividades en torno a la muestra

En la primera sede participó el chef Chele Fernández, que recuperó recetas históricas y aportó creaciones nuevas a la muestra. Ahora se suma a la iniciativa The Culinary Institute of Spain, fundación cultural del Grupo Lezama y de la Escuela Superior de Hostelería, que promueve diversas actividades relacionadas con la exposición. Así, catas, conferencias y mesas redondas se suceden para dar a conocer recetas y alimentos que se interconectaron gracias a las travesías del Atlántico y el Pacífico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios