Cerro del Águila

Jack Daniels pasó por Hytasa

  • La marca de 'whiskey' ofreció a hosteleros andaluces un evento ambientado en Estados Unidos

Uno de los participantes del evento en el área de realidad virtual. Uno de los participantes del evento en el área de realidad virtual.

Uno de los participantes del evento en el área de realidad virtual.

En plena calle Lino, en el corazón de Hytasa, se escuchaba blues. Los menorquinos Nacho Olivar y Joe Mina eran los responsables de ese sonido netamente americano que emanaba del espacio Malehable, que ayer se convirtió por unas horas en el pueblo de Lynchburg. Allí, en el estadounidense estado de Tennesse, se fabrica probablemente el whiskey, que no whisky ni bourbon, más famoso del mundo: Jack Daniels. “Es seguro la marca de alcohol más tatuada”, asegura uno de los responsables de Brown Forman, propietaria de la marca estadounidense.

El evento, reservado para hosteleros andaluces y algunos afortunados invitados, constaba de un circuito de experiencias relacionadas con la historia y proceso de producción de esta bebida, que se empezó a comercializar en 1886. Primero, los participantes aprendían sobre los orígenes de este whiskey, característico por el agua de manantial de la zona. Después, podían elegir entre realizar una cata e intentar adivinar de qué tipo de whiskey se trataba, o subir a la primera planta y viajar hasta Lynchburg gracias a la realidad virtual. Y, por último, tenían la posibilidad de realizar contrarreloj un cóctel.

Tras descubrir la desafortunada muerte de Jack Daniels o intuir el porqué del número siete en el logotipo, los asistentes pudieron disfrutar de un almuerzo típicamente americano. No faltaron las costillas, los perritos calientes o los macarrones con queso. Ni, por supuesto, el Jack Daniels.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios