Vivir

El terror llega con 'La última mañana', el libro de Enrique Vázquez Paz

  • De manos de Extravertida Editorial, salió a la luz en pleno confinamiento este volumen con quince relatos que escarba en el aspecto más inquietante del ser humano

Enrique Vázquez Paz con su libro 'La última mañana'. Enrique Vázquez Paz con su libro 'La última mañana'.

Enrique Vázquez Paz con su libro 'La última mañana'. / M. G.

Lanzar una novedad en pleno confinamiento, eso fue lo que pasó, sin quererlo ni buscarlo, en Extravertida Editorial con La última mañana, un obra coral de terror del valenciano, residente en Tomares desde hace cuarenta y dos años, Enrique Vázquez Paz (1973).

La última mañana es un compendio de historias de terror encadenadas en vívidos diálogos y elaboradas estructuras narrativas, pincelando una ficción muy relacionado con esta época tan incierta para todos. "El libro se iba a lanzar en febrero, pero lo fuimos retrasando hasta que, ya estando en imprenta, nos llegó y cayó en manos de la distribuidora de la que ya tendremos noticias", explica Jaime Romero, responsable de Extravertida Editorial.

Enrique Vázquez Paz, profesor de Filosofía en un Instituto público de Sevilla, es uno de esos autores, que no habiendo escrito nada antes, parece haber estado oculto en una ciudad alternativa ya que sus relatos "recrean una perversidad oculta bajo una realidad cotidiana por la que sus personajes flotan a la deriva", describe el autor.

Todo parece desarrollado en un mundo que se encuentra siempre a un paso de saltar por los aires en cualquier momento. Para el autor, la peripecia de haber escrito con tal maestría estos cuentos remiten a los excelentes comentarios que tuvo en los "cursos de escritura de la librería la Casa Tomada que me dio fuerzas para enviar el manuscrito a esta editorial", asegura.

El mismo afirma que, "si un cuento no entretiene, es un cuento fallido, pero sí sólo entretiene, si no empuja al lector a salir de su zona de confort mental y cuestionase su vida o la realidad, también es un cuento fallido". Así que la predilección por los personajes heterodoxos, frágiles, excéntricos, volubles, todos aquellos que caminan torpemente por el lado salvaje de la vida parecen interesarle y así aparecen en los cuentos de La última mañana.

Su íntima relación con la literatura nace en su niñez, gracias a la lectura compulsiva de las obras de terror y fantasía que atesora la biblioteca de su padre. Esa es la razón por la que en su escritura resuenan lejanas la voces de Arthur Machen, Stephen King, Jack Vance o J.R.R. Tolkien. Junto a estas influencias literarias, su formación como filósofo explica la atmósfera metafísica que impregna algunos de sus cuentos. "Cuando escribo, trato de disfrutar con lo que estoy haciendo, y procuro que el lector también lo haga. Pero, la literatura como puro ejercicio de entretenimiento, no me seduce; para mí, la literatura tiene que conectar con el pensamiento".

Personajes de terror

Portada de 'La última mañana', de Enrique Vázquez Paz. Portada de 'La última mañana', de Enrique Vázquez Paz.

Portada de 'La última mañana', de Enrique Vázquez Paz. / M. G.

Otro punto a destacar es la madurez con la que se mezclan cartas, monólogos interiores, confesiones, diálogos, leyendas, informes médicos, documentos judiciales y acción en un solo libro.

Hay relatos situados en Londres, Haití, Berlín, Utah, Méjico, Argentina y.…, hasta en San José de la Rinconada. Los personajes son muy variopintos, ha insertado personajes corrientes, un editor, una astrofísica, unos jóvenes que juegan con la güija, con otros fantásticos, una zombi que espera un hijo, un vampiro excesivamente paternalista, o una voluntaria de una ONGD poseída por el príncipe de las tinieblas…, sin menoscabar la verosimilitud de la trama.

Cuentos aterradores, vampiros cansados de vivir, asesinos en series, el mal encarnado en seres humanos inicialmente sin apariencia de dañar… atemperados con un toque de humor e irreverencia, se dan cita en La última mañana, un volumen con quince relatos que escarba en el aspecto más inquietante del ser humano.

Casi todas las historias se suceden en lugares reales, sitios familiares que por algún motivo ocurre algo inusual, tal vez sea eso lo que más terror nos causará, sentir esa cercanía. En definitiva, un conjunto de cuentos muy heterogéneos en un libro intenso de miedo, pero un miedo a amenazas que no pueden controlar, el miedo de perder aquello que más quieres y no el miedo a enfrentarse con lo desconocido.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios