Sicab 2020 | Daniel Martín Dockx De Mijas a Tokio pasando por Fibes

  • El malagueño es uno de los protagonistas del Salón Internacional del Caballo

  • Fue Diploma Olímpico en Londres 2012 y Río 2016 en doma clásica por equipos

Daniel Martín Dockx junto a Venccedor JLE en los exteriores de Sicab. Daniel Martín Dockx junto a Venccedor JLE en los exteriores de Sicab.

Daniel Martín Dockx junto a Venccedor JLE en los exteriores de Sicab. / Juan Carlos Muñoz

El Salón Internacional del Caballo (Sicab), que se celebra esta semana y la próxima, reúne en Fibes a los mejores ejemplares de pura raza española. Y con ellos, a algunos de los mejores jinetes. Uno de ellos es Daniel Martín Dockx (Málaga, 1974). El currículo de este andaluz es tan largo como el camino que le ha traído hasta Sicab 2020. Comenzó de niño a montar porque su padre era un apasionado de los caballos, algo que él también heredó y potenció hasta acudir dos veces a los Juegos Olímpicos: Londres 2012 y Río 2016. De ambas competiciones se trajo un Diploma Olímpico junto al equipo español de doma clásica, la modalidad que domina y hace del Centro Ecuestre La Zambomba, ubicado en Mijas, un lugar de referencia ecuestre en España.

En Sicab ha empezado con buen pie, obteniendo junto a Vencedor JLE la mejor puntuación de la jornada. "El caballo se ha portado muy bien y ha sorprendido por su calidad", explica Martín Dockx, que tiene puestas sus esperanzas en este caballo de cinco años. "Tiene solidez, constancia y mucho futuro", añade el experimentado jinete malagueño. Sin embargo, reconoce que "está siendo un año muy complicado" y que "la competición se ha visto muy mermada". Por ello, celebra que Sicab se haya podido celebrar aunque comente con sus compañeros que "es una pena no ver la cantidad de gente de otros años".

La doma clásica, una disciplina "en auge"

Daniel Martín Dockx montando a Vencedor JLE durante la prueba en SICAB. Daniel Martín Dockx montando a Vencedor JLE durante la prueba en SICAB.

Daniel Martín Dockx montando a Vencedor JLE durante la prueba en SICAB. / ANCCE

El público es un factor importante en las pruebas. El calor que dan a los binomios, jinete y caballo, y los ingresos que genera en el sector ecuestre son elementos que en esta 31ª edición no serán protagonistas. Espera, como todos los presentes en Fibes estos días, que 2021 sea diferente. Un año que Martín Dockx tiene marcado en rojo en su calendario por la celebración de los Juegos Olímpicos de Tokio. "Es lo más grande a lo que se puede optar", revela, aunque afirma que "las previsiones no son buenas para el año que viene". Aún así, ya se prepara para ser uno de los seleccionados del equipo español de doma clásica con Malagueño LXXXIII, caballo castaño de Gran Premio de 10 años de edad. "El retraso de fecha nos ha dado más tiempo para prepararnos y sumar experiencia", cuenta. Sicab será una prueba de fuego para ambos, pues competirán por primera vez en la prueba absoluta.

La doma clásica, la única modalidad que ha aumentado su número de binomios inscritos con respecto al año pasado, parece vivir un momento dulce. Martín Dockx lo confirma: "En España la doma clásica ha mejorado muchísimo en centros de entrenamiento, en profesionales y en selección de los caballos". Añade que hay ganaderos que "van a comprar fuera e invierten mucho y bien". Por ello, la considera una disciplina "en auge" que "tiene mucho futuro". Sin embargo, advierte que "requiere mucho espíritu de sacrificio porque la semana de trabajo se une con la competición el fin de semana". Un trabajo que no se hace en solitario, ya que "el caballo es el 50% del éxito" y "cada uno tiene su caracter". Él, a tenor de sus buenos resultados y su dilatada trayectoria, parece entenderlos bien y verlo moverse junto a ellos por la pista del pabellón 1 de Fibes es uno de los reclamos de esta edición de Sicab.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios