Vivir

Sombra aquí, volante allá

  • We Love Flamenco muestra sus entresijos en cuestiones de maquillaje y peinados en el último día de desfiles

Después de casi una semana de intensa actividad, la pasarela We Love Flamenco llegó ayer a su fin. Con tres desfiles, encabezados por Foronda (la casa más antigua en Sevilla dedicada a la comercialización de mantones y mantillas), con la colaboración del diseñador Roberto Diz, y seguido por las propuestas de Rocío Peralta y los diseños Sánchez Murube, la pasarela volvió a servir de escaparate para todo lo que viene en moda flamenca esta temporada. Acostumbrados a ver instantáneas de los vestidos y de los complementos, poco se sabe de la trastienda de We Love Flamenco y mucho es el interés que suscita. ¿Cómo se prepara a las modelos para que luzcan impecables sobre la pasarela? ¿Cómo consiguen los estilistas el maquillaje perfecto que combine con el traje de flamenca y sea capaz de transmitir la idea que el diseñador tuvo en el momento de creación? Para descubrirlo sólo hay que adentrarse en la trastienda de We Love Flamenco y dejarse envolver por volantes, lunares y barras de labios.

A pesar de que los desfiles no dejan tiempo para un descanso, los responsables del maquillaje y peinado de las modelos, Patricia Franco y Quino Amador, de Espacio Líbero (www.espaciolibero.com), sacan unos minutos para hablar de las tendencias en la pasarela. Saben que el maquillaje empleado en los desfiles es puro espectáculo y que debe ser una pieza fundamental que refuerce el estilismo del vestido. "Sobre la pasarela jugamos a marcar mucho los ojos y a utilizar colores fuertes para los labios, algo que la flamenca de a pie también hace cuando va a la Feria", apunta Franco. Pero en la pasarela saben que pueden ser mucho más arriesgados y que, a diferencia de lo que muchos creen, tanto el maquillaje como el peinado, son una pieza clave a la hora de vestir de flamenca. Por eso ellos se permiten emplear la caracterización, usar glitter o recurrir al maquillaje de fantasía. Tras hablar con los diseñadores y conocer a fondo sus colecciones, tanto Quino Amador como Patricia Franco se pusieron manos a la obra para crear una apariencia que estuviera en consonancia con la idea a transmitir. Este año, por ejemplo, Franco y Amador han tenido que crear un maquillaje y peinado especial para tres estilismos que poco tienen que ver con la moda flamenca más clásica: africano, oriental y mexicano.

A la hora de recomendar estilismos flamencos, que no sólo tienen que ser para ir a la Feria o vestir de flamenca, los responsables de Líbero apuntan a que los recogidos pulidos siempre son un acierto, pero que, ya que el traje de flamenca evoluciona con los años, los peinados también pueden hacerlo. Por eso invitan a las mujeres a utilizar peinados más desenfadados y juveniles. En el caso del maquillaje, ni Franco ni Amador hacen distinción entre el día y la noche. Ellos apuestan por marcar los ojos con el efecto ahumado, pero con otras tonalidades que no sean el negro. Y, por supuesto, emplear tonos rojos o burdeos para los labios. "Aunque se busque un maquillaje más fresco, la boca debe resaltar para que no se pierda el maquillaje", apunta Amador. Ambos han visto cómo las mujeres cada vez le dan más importancia al maquillaje y buscan que sean profesionales los que les den el toque especial para ir a la Feria, con o sin traje.

El resultado de su trabajo, que es fruto de la participación del proceso creativo con los diseñadores, se pudo observar en el desfile de Foronda con Roberto Diz, uno de los principales reclamos de esta edición, en el de Rocío Peralta y en el de Sánchez Murube. Un broche de oro muy especial para la V edición de We Love Flamenco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios