Vivir

Un bastardo anda por la ciudad

  • Carlos Herrera presenta este otoño en la Fundación Cajasol su obra 'Bastardos' "Sevilla está demasiado acostumbrada al teatro de comedia y no al drama"

La compañía de teatro Elsinor prepara su nueva obra llamada Bastardos, un verdadero drama con el concepto de familia como telón de fondo. Esta producción, que será presentada el 9 de octubre en el II Festival de Música y la Palabra en la Fundación Cajasol, cuenta como director y autor con Carlos Herrera Carmona, un viejo amigo del teatro hispalense.

La compañía, que tiene sus orígenes en los años 90, se fundó en un pequeño círculo universitario de la mano de un par de estudiantes con el ánimo de escapar de la cotidianidad del momento al ofrecer un teatro rompedor y alternativo pero con potencial.

Carlos Herrera, filólogo y director de la compañía, presenta su última obra. Definida, según él, como "una puesta en escena más transgresora e inusual que aquellas que han estado presente en el panorama andaluz". Bastardos profundiza en las confrontaciones personales que albergan cuatro hermanastros al borde de un acantilado, "es una apuesta arriesgada que ofrecerá, de forma directa al espectador, una vuelta de tuerca", anuncia el director de la obra.

Este sevillano de 44 años y profesor de inglés considera que su nueva obra "contiene altas dosis de toxicidad que hará alucinar tanto a jóvenes como a adultos". La temática principal de sus obras es la mítica relación amor-odio entre las personas, "si el amor puede mover el mundo también puede matarlo", define este admirador de Shakespeare.

Este profesor comenta que a pesar de llevar 20 años en este negocio artístico "es difícil ser reconocido si no estas muerto de hambre". Para ello han decidido financiarse a través de vías alternativas como pudieran ser la venta de camisetas o las de sus obras en formato libro.

"No me gusta el formato microteatro, sí cuando empezó en el Madrid clásico con los entremeses de Lope de Rueda", aclara Herrera sobre la nueva forma de negocio que existe hoy en día en el mundo del teatro consistente en la puesta en escena de obras de poca duración para pocas personas. Según comenta el director, "el teatro siempre ha estado en crisis pero ahí resiste, pues es un arte que mueve la microeconomía y asegura puestos de trabajo".

El dramturgo examina el panorama actual del teatro y considera que "es el momento para que este sector arriesgue pero con el actual IVA cultural eso es casi imposible, debería estar al nivel de países europeos que sí protegen sus artes como Francia, Holanda o nuestro vecino Portugal".

Es la única obra de teatro que albergará la Fundación Cajasol en su segundo festival internacional de música al poner ellos la palabra en el festival sonoro. La obra que tiene como punto de salida influencias del mundo de Shakespeare y de Tennessee Williams, presenta una radical visión sobre los asuntos familiares y sobre cómo la idea de la familia es un imán que merece estar encerrada para que no se tenga la necesidad de ir en su búsqueda.

Esta producción que mezcla música presenta un osado reto al fusionar tendencias clásicas de Albéniz con influencias modernas como el rave, que aportan un ambiente perturbador al drama con composiciones creadas por Miguel Baselga y Alonso Barrera. El artífice de Bastardos asegura que "el público andaluz está demasiado acostumbrado al teatro cómico" y como dijo Pirandello: "Hay que meter el dedo en el ojo del espectador para hacerle despertar".

Elsinor desea poder llevar su obra a ciudades como Madrid, Barcelona y Lisboa: "Es necesario apuntar al sol para disparar al águila, debemos soñar para conseguir nuestras metas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios