Diario de Sevilla En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Cine en la red | La cartelera en casa

Cine español 'on line': entre la complacencia y el laboratorio

  • 'Somos cine' (RTVE.es) y PLAT.TV ofrecen dos caminos muy distintos para acercarse al último cine español, el de sus modelos industriales y el de las propuestas independientes más libres y heterogéneas. En Netflix, 'Tiger King' saca a la luz la Norteamérica profunda más delirante.   

De la misma manera que esta cuarentena no se pasa igual en un piso de 40 m2 que en un chalet con jardín y piscina, el cine español sigue encontrando, incluso en su versión on line y gratuita, diferentes ventanas que inciden en las desigualdades entre sus modelos industriales y esas otras vertientes creativas independientes y libres.

Véase el caso de dos plataformas que compiten en evidente desequilibrio en estos días en los que algunos aún piensan que el acceso a la cultura gratuita iguala a espectadores en la disponibilidad transversal de productos muy distintos. RTVE ha habilitado un canal exclusivo, Somos cine, en el que ha volcado ya más de 60 títulos de su catálogo de cine nacional y latinoamericano reciente financiado con su (nuestro) dinero. Ya el propio diseño del interfaz deja claras las intenciones: se trata de buscar por géneros tradicionales bajo una perspectiva popular y simplificadora. Ahí tienen ustedes dramas, comedias, thrillers, películas históricas, películas con Goya, de actores con Goya, de Isabel Coixet o de Ricardo Darín, a saber, toda una ordenada guía del establishment de nuestro cine y sus co-producciones que han pasado ya previamente por todos los filtros de aceptación y sanción popular. El confinamiento cinéfilo según RTVE no invita al descubrimiento ni a la pedagogía de la Historia, sino más bien al adormecimiento, al reconocimiento, al placer culpable o a la mitomanía local. Con todo, títulos como Julieta, de Almodóvar, Verano 1993, de Carla Simón, El autor, de Martín Cuenca, Magical girl, de Carlos Vermut, Tarde para la ira, de Raúl Arévalo, El muerto y ser feliz, de Javier Rebollo, Relatos salvajes, de Damián Szifron, Una mujer perfecta, de Sebastián Lelio, o Murieron por encima de sus posibilidades, de Isaki Lacuesta, son más que rescatables o revisables en esta primera tanda gracias a sus universos autoriales.

Ahí donde ‘Somos cine’ apuesta sobre seguro, PLAT.TV asume el riesgo de lo nuevo

Pero también hay otro cine español y otros sitios gratuitos y on line donde verlo, y pocos más veteranos, mejor organizados y con más contenidos complementarios que PLAT.TV, la plataforma dedicada al cine independiente que toma su nombre del famoso laboratorio experimental de José Val del Omar y que, aprovechando las circunstancias, ha actualizado e implementado su web para seguir ofreciendo algunas de las propuestas más interesantes, creativas, audaces y heterogéneas de ese cine no subvencionado, no profesionalizado y no formateado que, desde hace más de una década, ha sido el caldo de cultivo de gozosas fisuras que han permitido no sólo visibilizar el nuevo y joven cine español fuera de nuestras fronteras, sino abrir, ensanchar y airear también las propias dinámicas y formas del cine industrial: de Pablo Llorca a colectivos como Los Hijos, Los Ingrávidos o lacasinegra, de Andrés Duque a Samuel Alarcón, de León Siminiani a Guillermo G. Peydró, de Alberte Pagán a Virginia García del Pino, de Velasco Broca a Silvia Rey, de Juan Cavestany a Pablo Hernando, de Víctor Moreno a Kikol Grau, de Ion de Sosa a Rubén García López o de Juan Sebastián Bollaín a Carlo Padial. Pulsen y vean.

'MobyDick': una joya secreta liberada

El Cine Estudio (en casa) del Círculo de Bellas Artes libera hasta el día 16 otra de esas joyas ocultas del último cine español, MobyDick (2002, David Fernández y Jordi Vera), documental sui generis sobre un puñado de tipos marginales en torno a las ruinas del cinturón industrial barcelonés a comienzos de siglo, relato de resonancias míticas y prodigiosa narrativa detectivesca y zigzagueante que documenta espacios, rostros y cuerpos en extinción y fantasea con sus vidas.

Una imagen de 'MobyDick' (2001, Fernández y Vera). Una imagen de 'MobyDick' (2001, Fernández y Vera).

Una imagen de 'MobyDick' (2001, Fernández y Vera).

'Tiger King': ¡Menuda fauna!

Leo que un tigre del Zoo de Nueva York se ha contagiado del coronavirus y no puedo dejar de pensar en la flamante serie documental que hemos visto en Netflix, Tiger King, delirante retrato de unos personajes de la Norteamérica blanca y profunda que han hecho precisamente de los grandes felinos y otros animales salvajes en cautividad su modo de vida, siempre en el límite de la legalidad y sobrepasando de largo todas las fronteras imaginables de la sensatez, la cordura y el buen gusto.

Centrada en la figura excéntrica de Joe Exotic, gay polígamo dueño de un zoo cutre en Oklahoma que se rodeó de ex-presidiarios, marginales y tarados para poner en pie su rentable negocio, la serie sigue a través de siete apasionantes episodios el levantamiento y ocaso de su particular reserva humano-animal al tiempo que da cuenta de su furibunda y mediática rivalidad con Carole Baskin, adinerada y siniestra viuda de turbio pasado dedicada a cerrarle su zoo en aras de la protección de los derechos de los animales, una rivalidad que daría finalmente con los huesos de Exotic en la cárcel por intento de asesinato.

Como casi siempre sucede en este tipo de series, la realidad supera a la ficción a cada nuevo giro y deriva de la trama, a cada nueva revelación sobre el pasado de los personajes o el futuro de los acontecimientos. Algo que Eric Goode y Rebecca Chaiklin modulan con astucia y sentido del suspense y el estiramiento, entre cliffhangers, recapitulaciones y apariciones de nuevos personajes que engrosan aún más la abultada nómina de frikis desdentados y sospechosos que circulan por sus cinco horas de metraje. Si alguno tenía alguna duda de por qué un tipo como Trump es Presidente de Estados Unidos, esta serie la despeja. Tengan en cuenta que propio Exotic se presentó a Gobernador.

Trailer 'Tiger King'