Vivir

La directora sevillana Diana Caro estrena 'El Retrato', el arte hecho corto

  • Tras el éxito de su anterior trabajo, 'Tauro', la cineasta se embarca en una historia ambientada a finales del siglo XIX que se adentra en la mente de un pintor de la época

Escena de 'El Retrato', cortometraje de la directora sevillana Diana Caro.

Escena de 'El Retrato', cortometraje de la directora sevillana Diana Caro. / Paolo Sapio

"La noche en la que muere su amada, un pintor quiere hacer un retrato de ella antes de que llegue el día y se la lleven. Tiene que luchar contra la opinión de los demás, el tiempo, su dolor y su propio bloqueo artístico para poder conseguirlo. Cuando está dando las últimas pinceladas, parece que ella no está muerta". Con esta intrigante sinopsis se presenta lo nuevo de la directora sevillana Diana Caro (Tauro, El Cuervo de E. A. Poe, entre otros títulos), que estrena su último cortometraje, El Retrato, el próximo día 11 de junio de 2021 en los cines Artistic Metropol de Madrid (C/ Cigarreras, 6).

Este último trabajo de Diana Caro, ya reconocida por obtener 11 laureles en su otro cortometraje, Tauro, ha sido producido en 2020 por Scope Producciones y Fonofox. El evento del estreno de El Retrato contará con dos pases, uno a las 20:00 y otro a las 21:00, y únicamente se podrá acceder por invitación hasta llenar el aforo limitado del centro de 50 personas.

Con una duración de algo más de 18 minutos, el corto ha sido rodado en el estudio de Fabiola A. Sorolla, nieta del famoso pintor. "Encontrarme con ella fue un verdadero descubrimiento; es una artista con una energía y una apertura increíbles, vive por y para el arte, la cultura y la enseñanza. Su asesoría fue fundamental en el proyecto", cuenta la directora.

La directora Diana Caro durante el rodaje de 'El Retrato'. La directora Diana Caro durante el rodaje de 'El Retrato'.

La directora Diana Caro durante el rodaje de 'El Retrato'. / Paolo Sapio

Historia de 'El Retrato'

El Retrato es un cortometraje ambientado a finales del siglo XIX, protagonizado por Cristóbal Araque (Velvet, Gran Hotel) y Tania Watson (Los Favoritos de Midas, Carga). "Irnos a finales del siglo XIX para adentrarnos en la mente de un pintor, no sólo como artista sino como ser humano, ha sido el reto que hemos asumido en este cortometraje, que nos ha requerido una interesantísima tarea de documentación, tras la que decidimos localizar la historia en el estudio-taller del artista, lugar que se convierte a la vez en su laberinto y su cárcel", cuenta la directora, que añade: "Su estudio es, por un lado, su liberación, ya que es donde él puede crear al margen de ser o no entendido, pero al mismo tiempo es su prisión, porque no es capaz de existir más allá de su obra o de su imaginación. Entramos así en uno de los temas eternos del hombre: su identidad, que entrará en conflicto con otros temas no menos universales: la ética y la locura, el bien y el mal, el amor, la creación y el bloqueo artístico".

Para la recreación de un particular estudio de época, ha sido clave conseguir un ambiente entre clásico y opresor, con momentos oníricos muy espectaculares. Todo ello se ha conseguido gracias al diseño de luces y fotografía de Antonio Sanz Jiménez. "Respetar la increíble luz que dan las velas, apoyadas con técnica moderna, por supuesto, ha sido la fórmula mágica para conseguir unos inquietantes claroscuros. Queríamos adentrarnos en la mente del artista a partir de lo que le rodea y le define. En nuestro caso, el arte y, por así decirlo, la locura van juntos, pero no siempre tiene que ser de esta manera, también hay artistas más o menos 'normales'. La pregunta sería, ¿quién de los dos gana la batalla en nuestra historia?", describe la directora.

Escena de 'El Retrato'. Escena de 'El Retrato'.

Escena de 'El Retrato'. / Paolo Sapio

La dirección de arte, atrezzo y caracterización de los personajes a partir del vestuario, maquillaje y peluquería es otro de los puntos fuertes de este cortometraje, que juega con la realidad pero no con el 'historicismo', "porque nos hemos atrevido a apuntar detalles de fantasía" que han conseguido transformar a los actores en lo que Caro dice: "podríamos llamar un gentleman pintor, Cristóbal Araque, y su musa, Tania Watson, actriz con la que seguro ya soñaba Edgar Allan Poe antes de que naciera, pero, como suele pasar, finalmente las apariencias no nos llevan a la verdad esperada".

La directora, Diana Caro

Guionista y directora, Diana Caro ha trabajado tanto en cine como en teatro, adaptando El Cuervo, de Edgar Allan Poe, o el mito del Minotauro en su último trabajo, Tauro (ganadora de 10 premios internacionales incluido Mejor Corto y Mejor Actor). Ha realizado guiones para otras producciones audiovisuales como El Titiritero, y su próximo proyecto será en la película Mandylion. Son destacables también sus trabajos junto a Denis Rafter o Grupo Smedia, así como sus incursiones en adaptaciones teatrales o en la actuación para diferentes medios.

El Retrato.

Su pasión por los clásicos como referentes para la actualidad se ha visto plasmada en todos sus proyectos, que han recorrido tanto las fronteras nacionales como las internacionales, aún así, no ha rechazado trabajos modernos y de temática social como La casa gris o el género del videoclip como In labyrintho.

Ahora, en El Retrato, ahonda en lo más profundo del ser humano y, en concreto, en la figura del artista: "¿Es real todo lo que percibimos por los sentidos, o puede ser alterado por lo que deseamos o esperamos o incluso creemos recordar? ¿Y qué puede llegar a ser el artista frente al lienzo en blanco sino un hombre desnudo delante de un dios implacable? Para dar respuesta a estas y a otras preguntas se ha juntado un gran equipo de profesionales, capaces de ahondar en el delirio, de comprenderlo y darle forma entre luces de candiles y velas, en el horror vacui de pinturas y pinceles, en la ensoñación de encajes y gasas, y en las notas de pianos y violines. Pero el último gran interrogante sólo podrá responderlo el espectador, que es quien dará las últimas pinceladas y, con ellas, la sentencia".

Diana Caro con algunos de los bocetos creados para el cortometraje. Diana Caro con algunos de los bocetos creados para el cortometraje.

Diana Caro con algunos de los bocetos creados para el cortometraje. / Paolo Sapio

Los actores y la pintora

El papel de Carla está interpretado por Tania Watson. Intérprete de películas como ONYX: Kings of the Grail (Roberto Girault), Stop Over in Hell (Víctor Matellano) o La Isla interior (Dúnia Ayaso y Félix Sabroso) y de diversos cortometrajes como Carga (Yad Deen), que sigue recorriendo festivales de todo el mundo, destacan sus premios y nominaciones como Mejor Actriz.

Recientemente ha grabado para Otros Mundos, de Movistar+ y acaba de terminar en el rodaje de Los Favoritos de Midas, de Netflix, dirigida por Mateo Gil. Ha formado parte de producciones de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, como en el Don Juan Tenorio de Blanca Portillo.

Al frente del papel del pintor se halla Cristóbal Araque, quien ha participado en dos películas, El final del tríptico y La noche nos lleva. En televisión ha estado en series como Gran Hotel, Velvet, Águila Roja, Centro médico, Bandolera, Amar en tiempos Revueltos Apaches.

Un momento del rodaje con el actor Cristóbal Araque. Un momento del rodaje con el actor Cristóbal Araque.

Un momento del rodaje con el actor Cristóbal Araque. / Paolo Sapio

Ha protagonizado tres cortometrajes, Alcohólicos Anonimos, Recuérdame y Cartas Ciegas. En teatro ha trabajado en montajes como Teoría y practica sobre los principios mecánicos del sexo, The Normal Heart, Vanya, Sonia, Masha y Spike, Hundre and Thousands, The Norman Conquests y La Zapatera prodigiosa, entre otros.

Con banda sonora original del compositor Antonio Jesús Asiáin, en el equipo son muchos los profesionales que destacan, pero por la singularidad de su trabajo es reseñable la figura de la pintora Jimena Aragonés, una artista multidisciplinar que ha realizado la obra pictórica del cortometraje, cuyas pinceladas se mueven entre el impresionismo, el simbolismo y el surrealismo, otorgando un magistral e inquietante sello que adentra al espectador en un mundo onírico difícil de olvidar.

"En cuanto al concepto de la pintura en nuestro corto, además de que el estudio está lleno de reproducciones que parecen ya querer decirnos algo, como Leda y el cisne de Rubens, o In ictu oculi del sevillano Valdés Leal, hemos recreado la elaboración de un retrato desde su comienzo: desde el lienzo en blanco, algo a lo que ha contribuido que nuestro actor sea también pintor (es terrible cuando vemos películas de actores 'coloreando' o que se nota que no han cogido un pincel en su vida) y el producto final ha sido realizado por Jimena Aragonés, que es especialista en varias artes plásticas", reseña Diana Caro.

El rodaje de 'El Retrato'

Rodado a mediados del mes de julio del año pasado, "cuando la evolución de la pandemia nos lo permitió", la directora cuenta cómo el equipo de Arte estuvo montando el espacio para convertirlo en un estudio antiguo durante dos días, el de iluminación y foto estuvo también el día anterior a empezar "y luego rodamos durante tres días, bastante intensos, pero el engranaje y la interacción entre los departamentos fueron perfectos para conseguirlo". 

La actriz Tania Watson durante el rodaje de 'El Retrato'. La actriz Tania Watson durante el rodaje de 'El Retrato'.

La actriz Tania Watson durante el rodaje de 'El Retrato'. / Paolo Sapio

El proceso de postproducción fue el más largo, duro y creativo: "La edición se hizo en Scope Producciones, donde un certero Sergio Salas y yo nos ocupamos principalmente de ella. Después nuestro músico, Antonio J. Asiáin, con el que ya he trabajado en más de una ocasión porque tiene una forma muy poderosa de abordar las bandas sonoras y ya conoce mi estilo, fue el encargado de crear la magia con sus notas, y finalmente la productora Fonofox se encargó de recrear el sonido de postproducción, efectos Foley, etc. gracias a Adán Latonda, otro maestro del que no me quiero separar. En todo ello hemos estado casi un año, con momentos de parones, ya que además de la situación actual por el Covid, tenemos otros proyectos que a veces han requerido más urgencia".

La directora resalta el trabajo de todo el equipo, "porque ha sido muy valiente al meterse conmigo en un corto atípico y muy complejo y, en cierto modo, también subversivo". Después de estrenar en Madrid, el corto viajará hasta Sitges y otros festivales, "y, a ver qué otras plazas nos depara esta aventura, quizás Sevilla, para poder ser profeta en mi tierra", concluye su directora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios