Vivir

Un recital viento en popa

  • Más de mil escolares interpretarán la obra 'A toda vela' en el Auditorio Rocío Jurado

Desde el pasado mes de octubre más de mil niños de la provincia de Sevilla preparan el espectáculo que el próximo jueves 12 de junio interpretarán en el Auditorio Rocío Jurado de la Cartuja. Bajo el título ¡A toda vela!, hoy vivirán el último ensayo, el general, y comprobarán el resultado de un esfuerzo que, seguro, ha merecido la pena. Los protagonistas son los jóvenes que representarán una obra musical para ser cantada con el acompañamiento de una orquesta sinfónica, también formada por menores. Esta iniciativa, que se enmarca dentro del programa Canta un Cuento, que forma parte a su vez del Proyecto LUNA, surge con la idea de incentivar la educación musical en los niños en edad escolar a la par que proporcionar una colaboración real entre colegios y escuelas y conservatorios de música.

El proyecto cuenta con el aval de Pedro Vázquez, director de la Orquesta Sinfónica del Aljarafe, ideólogo del evento y director del concierto del jueves, y con la implicación de más de 50 profesores y todos los padres que han hecho que esta aventura "loca" sea posible con "su esfuerzo y sacrificio", resalta Vázquez, que añade: "No es fácil conseguir que niños desde los seis años se involucren como lo han hecho, con ensayos todos los fines de semana en distintos pabellones deportivos y espacios de Sevilla y provincia, y que lo hagan tan bien... El vínculo que han creado con los docentes, también implicados al cien por cien fuera de su horario laboral, ha sido una experiencia única. Los niños no están acostumbrados a ver a sus profesores en fin de semana. Este esfuerzo colectivo y dar el valor que se merece a la necesidad de ensayar han aportado una excelencia a la calidad del espectáculo".

En total, 25 centros participan en este proyecto que incluye la música, la práctica instrumental, la expresión corporal y las artes plásticas. La interpretación de ¡A toda vela! correrá a cargo de una orquesta, formada por los alumnos de los conservatorios y las escuelas de música, y del coro, compuesto por los alumnos de Primaria de los distintos colegios junto con los alumnos de los grupos de coro de las escuelas de música y los conservatorios.

Los profesores en todo el proceso de preparación han colaborado de forma activa en los encuentros trimestrales y en la función final, de modo que sirven de apoyo a su grupo. En los colegios han sido los profesores de Música los encargados de formar a los alumnos mientras que en los conservatorios y escuelas de música son los profesores de coro, instrumento y orquesta los que han llevado a cabo esta tarea. Así, esta estructura piramidal ha contado con una serie de coordinadores para cada área de trabajo que, gracias a una plataforma abierta on line, se han podido poner en contacto directo.

Con el fin de aunar en un mismo proyecto las diferentes expresiones artísticas, este musical cuenta con una coreografía que los menores también han ensayado en sus centros educativos. En esta actividad, la autogestión es la clave. Por ello, el diseño del decorado también ha corrido a cargo de los centros participantes. Las escenas del espectáculo fueron asignadas a los diferentes centros y los alumnos de cada uno de ellos han sido los encargados de realizar las ilustraciones correspondientes que, finalmente, se seleccionaron mediante concurso. Los dibujos ganadores serán utilizados para las proyecciones durante la representación final.

La historia de ¡A toda vela! narra las aventuras del capitán Morgan, quien prepara una expedición de piratas para rescatar a su amada, la princesa Lara, que inmediatamente zarpa para lograrlo. Aunque en principio la misión se presenta difícil, consiguen hacerse con el Ancla de Poseidón, el cual les guiará hacía lugares mágicos e inhóspitos. "Con esta narración pretendemos resaltar el valor del trabajo en equipo", explica el director de Proyecto LUNA, que avanza que ya hay una obra preparada para el próximo curso escolar, Pelos azules, que tirará una lanza a favor "de la inserción social de las personas diferentes".

Las partes orquestales han sido compuestas incluyendo partituras que pueden ser interpretadas por alumnos desde nivel de iniciación hasta estudiantes de enseñanzas profesionales. Así, el libretista es Gabriel Vicente Montalvo, escritor, maestro de Educación Musical en Primaria y músico. Por su parte, la composición de esta pieza es de Rafael Cañete, violinista y reconocido compositor que actualmente desarrolla su labor pedagógica como profesor de armonía, análisis e iniciación a la composición en el Conservatorio Profesional de Sanlúcar la Mayor.

Conseguir llenar el aforo de 4.000 personas del Auditorio sería un logro que, además, ayudaría a sufragar los gastos de un proyecto de carácter altruista. El director de orquesta Pedro Vázquez comenta: "Si a la largo del tiempo conseguimos algún tipo de beneficio nos gustaría invertirlo en mejorar las instalaciones y materiales musicales de muchos de los centros, pero es una posibilidad que nos sabemos si se dará. Por el momento, ya contamos con la continuidad de Canta un Cuento, que es sólo una de las actividades de Proyecto LUNA, cuya principal tarea es la creación de un sistema de orquesta (infantil, infantil-juvenil y juvenil) que trabaja durante todo el año en la formación de jóvenes músicos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios