Recetas para verano

El rojo sabor a fresas que refresca los días de calor

  • El verano es tiempo de improvisar nuevas recetas y jugar con ingredientes nuevos para crear platos diferentes

Los cultivos de fresa son muy importantes en Huelva Los cultivos de fresa son muy importantes en Huelva

Los cultivos de fresa son muy importantes en Huelva / M. G.

Si hay una época en la que apetece la fruta y ensaladas, esa es el verano. Todo se alinea para que comer se convierta en un momento refrescante y lleno de diversión donde es posible beber en forma sólida, comiendo frutas y ensaladas que aportan mucha agua. 

Las fresas son de las más refrescantes, incluso las que tienen mayor contenido en agua, un 91,3%, por encima de frutas como la sandía, la naranja o el pomelo. Unas propiedades que hacen que su consumo no solo sea refrescante sino que calmen la sensación de sed .

Por si fuera poco, la fresa posee una notable riqueza mineral, especialmente de hierro –es la fruta más rica en él, junto a la frambuesa y la grosella– y magnesio.

En 200 gramos de fresas hay un 17% de hierro y un 9% de magnesio. También aporta potasio, calcio, fósforo, manganeso, cobre y silicio, por lo que es un alimento muy indicado en curas de remineralización y en el tratamiento de déficits nutricionales.

Fresa en la mata Fresa en la mata

Fresa en la mata / M. G.

Esta fruta resulta una gran fuente de vitaminas C, K y ácido fólico. Concretamente 200 g cubren más del 200% de las necesidades diarias de vitamina C, una tercera parte de la vitamina K, la sexta parte del ácido fólico y cantidades notables de vitaminas del grupo B. Y respecto a las calorías, esta cantidad tiene 66 calorías.

Esto, unido a su sabor dulce o ácido en función de la variedad, hace que esta fruta sea especialmente indicada para elaborar multitud de platos y darle un toque diferente a la cocina. Hay tantas recetas como modos de presentar la fresa.

Aunque la fresa silvestre se conoce era consumida por griegos y romanos, en Europa no consta que se empezara a cultivar hasta el siglo XIII.

Actualmente pueden encontrarse fresas todo el año gracias a los cultivos en invernadero, pero siempre son preferibles las de temporada, criadas de la forma más natural posible.

Fresas de Huelva

La variedad predominante en el mercado español es la conocida como reina de los valles, aunque en la provincia de Huelva, la variedad camarosa, de origen californiano, ha desplazado a las europeas, y ocupa un 98% de la superficie cultivada. Resulta más productiva, precoz y de mayor calidad, y se adapta bien a las condiciones agroclimáticas de la zona. Su fruto es grande, firme y de color brillante.

La provincia de Huelva concentra el espacio más importante de producción de frutos rojos (fresas, frambuesas, arándanos y moras) en la Unión Europea.

Los fresones de verano son los variedad selva. Suelen aparecer en el mercado a mediados de julio y duran hasta finales de septiembre.

En cualquier caso, para su preparación, como es una fruta que no se pela conviene lavarla bien para eliminar sustancias nocivas.

Otras formas de comer fresa

La fruta encierra tanta agua dentro que una de las mejores formas de tomar fresas es en zumo. La textura incluye parte de la pulpa y su consistencia es prácticamente líquida. Para que sea realmente un zumo, no se le añade ningún otro producto líquido, es decir, ni leche ni agua; aunque sí pueden mezclarse con otras frutas y verduras.

Las fresas maridan muy bien con cualquier otra fruta, pero también con algunas verduras. La combinación de zumo de fresas y zanahorias es rica en antioxidantes.Otro modo tradicional de consumir las fresas es en batido. Se elabora, y de ahí su nombre, batiendo leche, yogurt o helado, incluyendo la pulpa de las frutas, lo que también ayuda a que la bebida sea más espesa y cremosa.

Una de las recetas con fresa Una de las recetas con fresa

Una de las recetas con fresa / M. G.

En los últimos años ha saltado a la carta de muchos bares el smoothie, la diferencia con el batido es que tiene que incluir un elemento congelado, ya sea helado, yogur o simplemente hielo. La combinación de fresas, mango, naranja, yogurt natural y cutatro cubitos de hielo puede refrescar cualquier tarde de verano. Y es que de las fresas se aprovecha todo. De hecho, se puede hacer una infusión hirviendo los sépalos en agua. Se consume el líquido caliente.

Un modo de dar sabor al agua que sirve también para desintoxicar el organismo es un litro de agua,al que se añade el zumo de medio limón, seis fresas y tres hojas de menta.

En este aspecto, uno de los usos más habituales de las fresas es el cóctel. Aquí hay dos grandes categorías. Por un lado están los digestivos, compuestos por sabores dulces. Suelen tener jarabe de cereza, granadina, melocotón, fresa, crema de leche y helado.

Fresas en vaso largo

Hay productos, tanto con como sin alcohol donde la materia prima son las fresas. Entre ellos, el mojito de fresa de la empresa almeriense Caribatta o las ginebras rosas de la empresa sevillana Puerto de Indias o con la gaditana Rives.

GInebra de fresas de Puerto de Indias GInebra de fresas de Puerto de Indias

GInebra de fresas de Puerto de Indias / M. G.

El licor de la empresa con sede en Carmona surgió casi por casualidad. Buscaban una nueva fórmula y se basaron en una receta de la Axarquía malagueña que consiste en echar uvas pasas al anís. Pero era temporada de fresas, y probaron en sustituir las pasas por esta fruta.

Este primer intento no salió bien, decidieron comprar más fresas de tamaño mediano, se pocharon con el calor y decidieron echar el alcohol de las fresas en una destilación de ginebra con enebro que tenían hecha, lo que fue un éxito.

Aunque si hay un uso de las fresas en la cocina que cada vez gana más adeptos, ese es como ingrediente del gazpacho. Al tomate, el pepino, el ajo y el pimiento, se le añade medio kilo de fresas para dar con una sopa fría, aún más refrescante. Todo lo demás, sigue igual: pan duro, aceite de oliva virgen extra, vinagre y sal y agua al gusto.

gazpacho fresas gazpacho fresas

gazpacho fresas / M. G.

Porque las fresas no son sólo un dulce postre o una fruta de la que sacar diferentes líquidos refrescantes. También se pueden usar como un aderezo más de la ensalada o como ingrediente de un bacalao confitado con tartar de frutas, donde se combina con piña. Una propuesta fresca para los días en los que suben las temperaturas. Entre las recetas de ensaladas de fresas, las que mezclan la fruta con pepino y sardinas o la que combinando quinoa y rfresa consigue un plato equlibrado y fresco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios