Salir al cine

La comedia ante el espejo (de la vida)

  • La tercera temporada de 'Mira lo que has hecho' (Movistar+) confirma a Berto Romero como un auténtico creador de comedia más allá de su personaje. En MUBI, lo nuevo de Werner Herzog, y en Cicus, un concierto homenaje a Nino Rota, 'Ammarcord' de Fellini y 'Milou en mayo' de Malle. 

Berto Romero, Ana Ugarte y familia en una imagen de 'Mira lo que has hecho'. Berto Romero, Ana Ugarte y familia en una imagen de 'Mira lo que has hecho'.

Berto Romero, Ana Ugarte y familia en una imagen de 'Mira lo que has hecho'.

Berto Romero ha aprendido de los grandes cómicos norteamericanos como Larry David o Louis C.K. que colocarse en el centro de la función como trasunto de uno mismo es una de las mejores estrategias para hacer y desplegar la comedia con la distancia justa para la confusión y el juego metaficcional. De hecho, Mira lo que has hecho, que cerraba esta semana pasada su tercera, estupenda y última temporada, trabaja constantemente sobre esa triple frontera entre la persona, el actor y el personaje, una frontera que permite además interesantes reflexiones sobre el humor y sus límites en tiempos de corrección política, redes sociales y audiencias ofendiditas que Romero no duda en satirizar con tanta agudeza como elegancia.

Mira lo que has hecho puede llamar a engaño respecto a su aparente complacencia con su target natural, a saber, ese público urbano de clase media, treintañeros y cuarentones padres de familia, para el que ver series en el sofá se ha convertido ya casi en la única actividad de ocio y entretenimiento. En un doble juego especular, la serie pone en abismo y parodia sutilmente a un modelo familiar contemporáneo que, éxito profesional mediante, ha decidido asumir un modo de vida suburbial acomodado y, de paso, todas las contradicciones generacionales que ello conlleva.

La familia numerosa ficcional de Berto Romero y Ana Ugarte vive ya en su casita en un barrio residencial de las afueras, asumiendo la doble tarea de criar y educar a los hijos y continuar con su vida profesional, haciéndose cargo de una madre enferma, aguantando al hermano y a la nuera pelmazos y bregando con nuevas circunstancias adversas, de la denuncia por apología del nazismo a la que se enfrenta el cómico a la estafa por la venta de un producto inútil, pasando por fobias y temores varios. Las distintas tramas y secundarios de la serie ayudan así a construir una realidad psico-social muy reconocible en la que caben las dinámicas familiares internas, los apuntes satíricos sobre la actual deriva mediática, política y social del país o la propia crisis de la masculinidad (blanca y heterosexual) expuesta a distintas afrentas y complejos.

Pero sobre todo, y más allá de su costumbrismo levemente deformante, esta tercera temporada asume ya unas ambiciones de escritura que exceden las habituales limitaciones de la sitcom para abrirse a prólogos oníricos, estructuras de guion y dosificación de gags de la mejor escuela y un trazado de personajes y situaciones que confirman a Romero y a sus colaboradores como extraordinarios observadores de la realidad y sus miserias cotidianas, incluidas las propias.

Así que toda inclinación a la complacencia queda pronto neutralizada por el giro autorreferencial, por el leve gesto de distorsión que pone la justa distancia sobre unos materiales que, en su formato aparentemente convencional y blanco, esconden una innegable sabiduría sobre la complejidad de la vida (burguesa), sus dobleces y la manera de moldearlos en una ficción atractiva y transversal para audiencias amplias. Más cerca de lo que pudiera parecer de Vergüenza, Mira lo que has hecho se confirma como otra gran comedia nacional de Movistar+ hasta la fecha y eleva a Romero como un creador mucho más fino e inteligente de lo que su personaje pudiera traslucir.

Herzog: afectos de alquiler | MUBI

Si en Tokyo-ga (1985) Wenders buscaba las huellas de Ozu en un Tokio de neón, pachinko y sushi de plástico, en Family Romance, LLC, disponible ya en la selecta plataforma MUBI, Werner Herzog sitúa en la capital japonesa su híbrido entre documental y ficción que ahonda en esa nueva naturaleza de lo virtual en una sociedad para la que es posible alquilar padres, parejas, amigos o incluso representar la propia muerte como un simulacro.

Una imagen de 'Family Romance LLC', de Werner Herzog, disponible en MUBI. Una imagen de 'Family Romance LLC', de Werner Herzog, disponible en MUBI.

Una imagen de 'Family Romance LLC', de Werner Herzog, disponible en MUBI.

Con la cámara muy próxima a sus personajes, Herzog escruta algunas cuestiones filosóficas esenciales que definen nuestro tiempo, trazando una relación padre-hija marcada por el deseo de materializar un vínculo perdido que se escapa ahora entre los dedos. Ya no se trata tanto de filmar rincones puros y vírgenes como de descifrar el mundo contemporáneo y su paulatina virtualización, también en el plano de los afectos y las soledades urbanas. Sorprendentemente precisa y contenida, emocionante por momentos, Family Romance, LLC se conduce con transparencia, en un pequeño formato de cine hecho en familia, por los caminos de la observación social y la revelación de la verdad detrás de las apariencias.

Concierto homenaje a Nino Rota | Cicus 21 Grados

Una semana después de la muerte de Ennio Morricone, el Cicus rinde homenaje a su gran predecesor en la música cinematográfica italiana, el no menos grande Nino Rota, colaborador fiel de Federico Fellini y co-responsable en buena parte de eso que llamamos felliniano, un estado de ánimo a mitad de camino entre la ternura, lo grotesco, el circo y la melancolía, de El jeque blanco a Ensayo de orquesta. Y lo hace el lunes 13 a las 21:30h. en forma de concierto de cámara en el que se interpretarán algunas de sus sonatas y tríos para clarinete, flauta, arpa, violín y piano, un concierto que precede a la proyección, a las 22:30h., de la más autobiográfica de las películas del cineasta de Rimini, Ammarcord (1973), con la que ganó el Oscar a la mejor película de habla no inglesa.

El martes 14, a las 22:30h., el Cicus prosigue con su ciclo de películas de verano con la luminosa y campestre Milou en mayo (1990), en la que Louis Malle se apartó de las calles parisinas para contar en off los acontecimientos de aquel histórico mayo de 1968 con el gran Michel Piccoli de maestro de ceremonias. 

* Las entradas para proyecciones, conciertos y teatro en Cicus solo se puede adquirir por vía telemática. La venta de entradas para los eventos de cada semana se activa el miércoles a las 12 h. de la semana anterior.