Roban 300 kilos de cocaína del depósito oficial de droga de Cádiz

  • Los ladrones logran acceder al almacén a través del patio trasero del edificio colindante, situado a unos cien metros de la Comisaría de Policía · "Los delincuentes lo tenían muy fácil", denuncia el SUP

Comentarios 73

Tras  Sevilla y Málaga, ahora le ha tocado a Cádiz, la provincia  en la que se incauta prácticamente la mitad de toda la droga que se requisa en España. El depósito  oficial de droga de la  provincia  al mando de la Subdelegación del Gobierno, a través de su organismo dependiente de Sanidad Exterior, ha sufrido un asalto y de bastante envergadura. Por lo menos  300 kilogramos, en su mayor parte de cocaína, según confirmó ayer por la tarde la delegada del Gobierno en Andalucía,  Carmen Crespo, han sido sustraídos  este pasado fin de semana.  Otras fuentes elevan considerablemente  esta cantidad, al indicar que, además, habrían sido sustraídos otros cien kilogramos más, en este caso, de hachís.  

De momento, parece ser que no ha podido ser tampoco precisada exactamente la jornada en la que se produjo el robo en este depósito, habilitado en un búnker situado en el garaje que alberga  el Parque Móvil  Ministerial, en la calle Gran San Ildefonso, a escasos cien metros de la Comisaría de la Policía  Nacional. Unas fuentes  apuntan a que el asalto se produjo en la madrugada del pasado sábado. Otras, en la del domingo. Lo que sí  ha podido  confirmar este diario de fuentes de toda solvencia es que el  robo  no ha sido descubierto hasta este pasado domingo, poco antes de las nueve de la mañana.  La voz de alarma a la dieron varias personas que trabajan como chóferes para la Subdelegación del Gobierno,  que,  al acceder a la cochera para retirar los vehículos  oficiales, se toparon con  "unas puertas abiertas". 

El mutismo oficial es absoluto sobre este grave suceso que pone en solfa las medidas de seguridad establecidas por el Gobierno  para  custodiar la ingente cantidad de drogas que se almacenan en la cochera.  

Desde la Subdelegación del Gobierno, a cuyo frente se encuentra Javier de Torre, emplazaron a  este diario a contactar con la Delegación del Gobierno de Andalucía  en Sevilla, desde donde simplemente se limitaron a confirmar el robo, sin aportar detalle alguno. Únicamente por la tarde, la delegada  habló  en Sevilla de unos 290 kilos de droga robados, la mayoría cocaína, sin ofrecer tampoco más  información al respecto.

Las fuentes consultadas por este diario dibujan el robo como obra de un grupo de profesionales, bastante conocedores del terreno y de las dependencias, así como de  las escasas medidas de seguridad existentes. Todo apunta  que los ladrones lograron acceder al que se supone que es un búnker a través  del patio interior del edificio  colindante, un inmenso bloque de pisos de 16 plantas que está situado en el número 10 de esta calle. A ese patio interior se accede  dando la vuelta a la manzana,  ya en la calle  Brunete.

Una inspección de este diario  ayer sobre el terreno  constató la facilidad  con que los asaltantes habrían logrado colarse.

Una puerta de aluminio, que no había  sido forzada, da acceso a un estrecho patio al aire libre de algo más de cinco metros de longitud, flanqueado únicamente  por una valla metálica de poco más  de un metro de altura  en su parte superior, y un murete de hormigón en la inferior.  

Un salto a la valla habría bastado para entrar en ese patio vallado, donde, cinco metros después, estaba el segundo "obstáculo": otra puerta  de aluminio que tampoco parecía forzada. No les  hizo falta: justo encima hay tres ventanas,  y  una de ellas no tiene  ni reja ni cristal. Tras  entrar por esta ventana, se habrían colado dentro, topándose finalmente con una puerta, la del búnker, con dos cerraduras. Sólo tuvieron que  forzar una, ya que la otra, según aseguraron ayer a este diario,  estaba inutilizada hace tiempo. 

Otras fuentes hablan en cambio de que habrían hecho un butrón, un agujero, en el tabique de la pared del depósito de droga,  ya accediendo a su interior . No obstante, el hecho de que ningún  vecino diera la voz de alarma avalaría la tesis de la innecesariedad de llegar a hacer ni siquiera un butrón para perpetrar  el robo en su mayor parte  de una cocaína que formaría parte del alijo de tres toneladas  que llevaba a bordo el SV Nikolai, el barco que fue abordado en alta mar y trasladado a Cádiz  en agosto pasado.  

Policías  enviados desde Madrid se han hecho cargo  de unas pesquisas  para aclarar un robo del que , desde el Sindicato  Unificado de Policía  (SUP),  responsabilizan a la "tremenda dejadez de las administraciones"

A este respecto, el secretario provincial del SUP, Francisco Camacho, señaló a este diario que "los delincuentes lo tenían  fácil". El responsable del SUP desveló que ellos mismos hace ya casi un año (en diciembre de 2011, tras el robo en Málaga)  le  preguntaron a la entonces comisaria de Policía, Concepción de Vega, sobre la seguridad insistente, indicándoles ella  que estaba dotado con cámaras que se activan por volumen (y que se visualizan en Comisaría), un sistema que la entonces jefa del CNP en Cádiz tachó de "obsoleto e inseguro".  

Tras trasladar la inquietud existente, los  representantes del entonces Gobierno socialista acordaron reforzar el almacén, poniendo una puerta blindada,  "lo que parece que se hizo" , según el SUP, poniendo un vigilante mientras duraron esas obras exclusivamente.

"Han campado dentro a sus anchas. Y ahora,  lo que procede es que den explicaciones de por qué ha podido pasar esto, cómo es posible que no haya seguridad física  y aquello no está bajo custodia policial", señaló en último término  Camacho.

L

a propia delegada del Gobierno en Andalucía, en Sevilla, en rueda de prensa,  Crespo ha advertido de que este tipo de almacenaje supone "un peligro tremendo", por lo que el Ministerio del Interior y el Consejo General del Poder Judicial trabajan desde "hace nueve meses" para que estos depósitos se "minimicen", de cara a que solo se guarden unas muestras, las necesarias para la investigación judicial. 

Tras asegurar que  "se ha abierto una investigación para esclarecer lo ocurrido hasta las últimas circunstancias",  Crespo   señaló  que este robo no puede poner "en cuestión" las medidas de seguridad establecidas, aunque sí mostró su preocupación por la proliferación de este tipo de delito.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios