La guerra causa problemas mentales a 300.000 soldados de Estados Unidos

  • Uno de cada cinco militares que regresan de Iraq y Afganistán padece depresión y otros trastornos psicológicos, según un estudio · Sólo la mitad de los afectados han solicitado tratamiento especializado

Unos 300.000 soldados estadounidenses que regresan de Iraq y Afganistán, es decir uno de cada cinco veteranos de esas guerras, sufren depresión y otros trastornos psicológicos, según un estudio divulgado por la Corporación Rand.

El informe, titulado las Heridas invisibles de la guerra, indica, además, que casi el 19% de quienes regresan de misiones militares en la zona tuvieron algún tipo de lesión cerebral.

El estudio, divulgado en www.rand.org, señala que los soldados estadounidenses han mostrado síntomas de "trastorno de estrés postraumático" o de depresión grave, aunque sólo la mitad de los afectados ha solicitado tratamiento.

En el primer análisis de este tipo, los investigadores al cargo del estudio avanzaron que esos trastornos entre los veteranos de guerra costarán al país hasta 6.200 millones de dólares (3.900 millones de euros) en los dos años posteriores al desplazamiento de los soldados en concepto de cuidados médicos, suicidios y pérdida de productividad.

El estudio señala que Estados Unidos podría ahorrar casi 2.000 millones de dólares (unos 1.200 millones de euros) en un plazo de dos años si invirtiera más dinero en cuidado médico de alta calidad.

Muchos de los soldados no buscan tratamiento por estos trastornos psicológicos "porque temen que eso les vaya a perjudicar sus carreras", y entre los que sí solicitan ayuda, sólo la mitad recibe tratamiento "adecuado", según el análisis de la organización.

"Hay una grave crisis de salud entre los hombres y mujeres que prestan servicio a nuestra nación en Iraq y Afganistán", expresó en un comunicado Terri Taniellan, encargado de la investigación.

"A menos que reciban un cuidado apropiado y eficaz para estas condiciones de salud mental, habrá consecuencias a largo plazo para ellos y para la nación. Desafortunadamente, vimos que hay muchas barreras que les impiden obtener el cuidado de alta calidad que necesitan", agregó.

El trastorno de estrés postraumático, conocido por su sigla en inglés PTSD, se refiere a un estado de ansiedad que puede surgir después de sufrir o haber presenciado algún trauma -violación, guerras, desastres naturales, abusos o accidentes serios- que haya causado horror extremo.

Según las autoridades médicas, la ansiedad o depresión es frecuente en dichos casos, pero las personas que sufren PTSD tienen esos síntomas durante un tiempo prolongado y no pueden reanudar su vida normalmente sin la ayuda de terapia.

Desde octubre de 2001, poco después de los atentados del 11 de septiembre de ese año, casi 1,6 millones de soldados estadounidenses han sido desplazados a Iraq y Afganistán, y muchos han estado expuestos a periodos prolongados de estrés o de traumas, señaló el estudio.

Por otro lado, el Gobierno de Washington ha iniciado la liberación de miles de detenidos en Iraq y los mandos militares esperan excarcelar a la mitad de los aproximadamente 23.000 prisioneros que tienen, afirmó ayer The Wall Street Journal.

Las autoridades esperan que con la liberación de los detenidos, que son en su mayoría suníes, persuadirán a esta comunidad para que participe más en el proceso político del país.

El diario, que citó como fuente informativa a militares de alto rango, señaló que "las detenciones son muy impopulares en Iraq", y que el proceso de liberación que se ha puesto en marcha es el más importante desde la invasión del país .

Estados Unidos invadió Iraq en marzo de 2003 y en diciembre de este año expira el mandato de las Naciones Unidas que da cobertura legal a la ocupación, por lo que Washington y Bagdad negocian un acuerdo que dé un nuevo estatus a la presencia militar estadounidense en la zona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios