Entrevista al responsable de Industria de Almendra de Dafisa

Cristóbal Pérez García: “El almendro se va a convertir en el nuevo olivar andaluz”

  • Asaja Córdoba, junto con la Fundación Caja Rural del Sur y Dafisa, han celebrado la III Jornada Técnica de Almendro donde se trataron distintas cuestiones sobre el desarrollo y evolución de este cultivo.

Cristóbal Pérez García Cristóbal Pérez García

Cristóbal Pérez García

Comentarios 1

El responsable de Dafisa nos desgrana lo fundamental de las jornadas y la actualidad del sector.

–¿Qué repercusión tienen en el sector las jornadas de Asaja sobre el almendro?

–El cultivo de almendro ha tenido en los últimos años una profunda reconversión agronómica, donde California ha llevado la batuta. Las Jornadas de Asaja y Dafisa están sirviendo, año tras año, para acercar al agricultor los conocimientos y experiencias en la nueva agronomía que se está desarrollando en este cultivo.

–En esta tercera edición parece que la cita se consolida, ¿no?

–Efectivamente, son muchas las plantaciones que se están realizando en el Valle del Guadalquivir. El interés del agricultor aumenta conforme se van viendo temas nuevos: preparación del suelo, marcos de plantación, variedades, patrones, poda, riego, abonado.

–¿Qué novedad destaca de esta tercera edición de la Jornada del almendro de Asaja-Córdoba?

–Las plantaciones de los últimos años empiezan a entrar en producción. Son muchas las dudas que se le plantean al agricultor a la hora de gestionar su cosecha: sistema de recolección, secado y descapotado, así como los costes que esto conlleva. En esta tercera jornada, hemos querido centrarnos en tratar todos estos temas desde una visión práctica, contando con la experiencia de agricultores que en su momento fueron pioneros en el cultivo de almendro en zonas de regadío.

–¿Qué superficie de almendro hay en Andalucía y qué papel ocupa la producción andaluza en el conjunto nacional?

–Estimamos que la superficie andaluza es de unas 150.000 hectáreas, de las que más de un 80% son en secano. El año pasado, la producción nacional fue de aproximadamente de 60.000 toneladas, de las que Andalucía produjo unas 14.000 toneladas, lo que significa un 23%.

Cotización de la almendra

–¿Cómo está evolucionando la cotización de la almendra?

–Este tema, evidentemente por el interés del agricultor, también ha ocupado parte del espacio de las Terceras Jornadas de Almendro. Es significativo que el año pasado, año récord de producción a nivel mundial, la cotización de este producto se mantuvo en precios bastante atractivos, entre 4,3 y 5,0 euros el kilo. Este rango de precios se ha mantenido así por la fuerte demanda mundial que existe. El consumo sigue subiendo en buena medida, gracias al trabajo de la Interprofesional Americana para la Almendra, la cual invierte importantes recursos en el desarrollo y conocimiento de los efectos beneficiosos para la salud de este fruto seco.

–¿Y las plantaciones, siguen en alza?

–El agricultor cada vez está más decepcionado con las cotizaciones de los cereales y oleaginosas. Ante esta situación y aprovechando las excepcionales condiciones climáticas de nuestra zona mediterránea, se siguen incrementado las plantaciones de cultivos adaptados a nuestro clima: olivar, almendros, naranjos. Estoy convencido de que conforme vaya aumentando el conocimiento del manejo de las plantaciones de almendro, este cultivo seguirá ocupando más superficie. Yo diría que nos encontramos ante el nuevo olivar andaluz.

Procesado de la almendra Procesado de la almendra

Procesado de la almendra

–El agua es vital para el cultivo del almendro en regadío. ¿Qué proponen para que no se repitan problemas con el riego?

–Tenemos el mejor clima del mundo para la actividad agrícola, sin embargo, nuestro principal problema son los recursos hídricos, no sólo para el almendro, sino para todos los cultivos permanentes y parte de los cultivos anuales. Es importante una buena regulación de este recurso tan valorado a nivel de toda la cuenca. Debe ser objetivo de todos los implicados en su uso, el buen control y administración del agua.

–¿Qué hace el sector para optimizar el uso del agua?

–El cultivo de almendro, tradicionalmente, ha sido un cultivo de secano. Las nuevas plantaciones de almendro en regadío ya están apostando desde el principio con las técnicas más modernas para la optimización del uso del agua.

–¿Qué proporción hay de almendro en regadío y en secano? ¿Cómo ha evolucionado?

–Las plantaciones de regadío se han venido plantando principalmente en los últimos años. La superficie nacional es de aproximadamente 660.000 hectáreas, de las que sólo un 15% es de regadío y el resto, el 85%, es de secano.

"El objetivo es trabajar para conseguir la caracterización de la almendra española"

–¿Ha ganado competitividad el almendro español en los últimos años?

–A medida que las nuevas plantaciones entran en producción, vamos consiguiendo partidas más homogéneas, con control de la trazabilidad y ausencia de almendra amarga. Además, contamos con industrias cada vez más tecnificadas en selección e industrialización. Todo esto está ayudando a que nuestra almendra, de mejor calidad que la americana, vaya ganando competitividad a nivel internacional. Aunque aún nos queda mucho camino por andar, el objetivo está claro: debemos trabajar para conseguir la caracterización de la almendra española.

–¿Cómo está reaccionando el sector?

–Por la importancia que en los próximos años tendrá la producción española, y por las diferencias organolépticas respecto a la almendra americana y australiana, el sector está empezando a trabajar en la creación de la Interprofesional Española de la Almendra, cuya actuación debe ser fundamental a la hora de promocionar nuestra calidad, ayudando de esta manera a la comercialización de la almendra nacional.

Competitividad

–¿Está el almendro español a la altura de sus competidores?

–El almendro español de secano produce muy poco, encontrándose con producciones de hasta 20 veces menos que las producciones americana y australiana. Sin embargo, con la aparición de las plantaciones de regadío y de nuevas variedades de obtención local más eficientes en producción de pepita, nuestro nivel de producción es similar al de nuestros competidores.

–¿Qué aporta una nueva industria moderna como la de Dafisa, ubicada en La Carlota, a los nuevos productores andaluces?

–Dafisa cuenta con una amplia experiencia en la industria agroalimentaria, realizando tres actividades diferentes: producción de semilla certificada, desmotadora de algodón y almazara de aceite. Para todas las fases tiene siempre la misma premisa: adquirir producto del campo, transformarlo y comercializarlo, dando valor añadido a la cosecha obtenida. En esta cuarta industria, queremos aplicar esta experiencia con la mayor humildad posible, sabiendo que aún debemos aprender mucho del sector. Los agricultores con nuevas explotaciones de almendros se encuentran ante el importante desafío de comercializar su cosecha. Dafisa ha realizado un gran esfuerzo poniendo a disposición de los agricultores andaluces soluciones innovadoras, así como la más moderna tecnología, que sin duda ayudará a conseguir este reto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios