Lonja de cereales y oleaginosas de Sevilla

El trigo duro andaluz pierde el mercado de Túnez y buscará compradores en Italia

  • Los técnicos recomiendan que se haga una exhaustiva labor de clasificación. Como el stock es bajo creen que al final será poco lo que vaya a pienso

Un momento del webinar celebrado por la Lonja de Cereales y Oleaginosas de Sevilla, con su presidente, Filomeno de Aspe, en la imagen de la izquierda. Un momento del webinar celebrado por la Lonja de Cereales y Oleaginosas de Sevilla, con su presidente, Filomeno de Aspe, en la imagen de la izquierda.

Un momento del webinar celebrado por la Lonja de Cereales y Oleaginosas de Sevilla, con su presidente, Filomeno de Aspe, en la imagen de la izquierda.

El sector cerealista andaluz se enfrenta a la complicada tarea de fijar los precios del trigo duro, especialmente difícil este año porque el grano tiene un nivel de maculado por encima de lo normal, lo que llevará a los productores y comercializadores a buscar refugio para sus cosechas en Italia, ya que no se cumplen los requisitos que impone Túnez, comprador habitual del trigo duro andaluz.

Así se puso de manifiesto en el webinar celebrado por la Lonja de Cereales y Oleaginosas de Sevilla, que estuvo dirigido por su presidente, Filomeno de Aspe, quien afirmó que “hay un desconcierto en la cotización de estos trigos; ahora mismo no hay una cotización clara de la situación del trigo duro en este mercado”.

Cirilo Sánchez, jefe de compras de Harinera Villafranquina, destacó el carácter extraordinario de las lluvias caídas en mayo, que han llevado a la cría hongos o maculado, algo que en 10 años pasa una vez o dos.

“Estamos haciendo pruebas para adaptar esos trigos a nuestra producción porque supone un problema con nuestros clientes, pero estamos intentando aprovechar un 80% del trigo, porque solo ese trigo no puede ir, necesitamos mucho trigo para que ése no afecte; todo depende la fábrica y del producto que vayas a conseguir ”, señaló. Sánchez agregó que lo fundamental es clasificar el trigo “y nosotros lo hiperclasificamos y buscaremos unas tablas de depreciación”.

Para la comercialización, Rodrigo Fernández Parladé, gerente de Pradifir, fue tajante: “Este año no vamos a tener mercados en el norte de África, ni en Turquía; nos tenemos que centrar en el mercado italiano”.También Arturo Hidalgo, director gerente de Cocereales, se refirió al alto porcentaje de maculado: “llevamos tres semanas desde que detectamos el problema y tanto nosotros como la industria estamos buscando soluciones para estos nuevos trigos que están afectados por el accidente climatológico a causa de las lluvias de abril y mayo”.

Descarga de cereales en el muelle de Málaga. Descarga de cereales en el muelle de Málaga.

Descarga de cereales en el muelle de Málaga.

Hidalgo se mostró optimista pues considera que para los trigos con más del 15% hay salidas internacionales “porque hay remedio mediante mezclas, aunque llegar a un 6% es muy difícil. Hay que tener paciencia con los trigos que tengan más de un 15 ó un 20% de maculado y si finalmente hay que llevarlos a pienso será muy al final de la campaña”. “Ahora al principio no hay que tomar decisiones precipitadas con esos trigos”, insistió.

El director gerente de Cocereales agregó que “es un año contrario a lo normal, porque siempre primero intentamos vender lo malo y guardar lo bueno para buscar una salida comercial más alta, pero este año tendrá que ir de menos a más”. Dijo que el año pasado el sector acabó con precios altos y stocks bastante bajos en general, España casi a cero. “Esto nos hace tener cierta esperanza de que habiendo tan poco stock la salida comercial de nuestro trigo sea mejor y será muy poco lo que vaya para pienso”.

Un mensaje positivo

Al igual que el resto de participantes en el webinar, Arturo Hidalgo ve difícil el mercado del Norte de África, “pero siempre está Italia, que es un gran consumidor nuestro y muy versátil a la hora de buscar solución a los problemas, como ocurre este año”, dijo. Y lanzó un mensaje positivo: “Está claro que hay un problema, pero seguro que le damos una solución”.

Explicó que la mayoría del trigo va a ir como trigo duro y no va a ir a pienso en un contexto en el que hay 60 ó 70 euros de diferencia entre el duro y el pienso. Recomendó mirar en margen, no en precio, para ver la cuenta de resultados y dijo que “por mala que sea la situación, es mejor que la que teníamos; entre 200 y 250 euros son los precios que vamos a tener en años normales”.

Por su lado, Luigi Vascello, cofundador de Northstar Brokerage y broker internacional especialista en trigo duro, hizo hincapié en que debido a que se trata de un año anormal y muy complicado “hay que hacer las cosas bien, clasificar bien, sobre todo el maculado que tenemos”.

También cree que con esta calidad hay que olvidar el mercado de Túnez “y buscar sólo y exclusivamente Italia y los precios no pueden ser tan elevados”.

Situación internacional

En un repaso de la situación internacional, señaló que en USA y Canadá ya han terminado de sembrar con un 15% más de superficie y en Kazajstan también han sembrado un 20% más. Explicó que en Europa, Grecia, Francia, España e Italia ya han empezado la cosecha.

En nuestro país está ya cosechado casi el 80%, en Grecia el trigo es correcto, en Sicilia hace diez días que han empezado y Vascello indica que tienen 250.000 toneladas más con una calidad suprema, por lo que prevé que esta mercancía va a coger en Túnez el sitio de la española. “Hay que tener cautela en los precios, los comerciantes deben hacer una gran labor para seleccionar esta mercancía y hay que ser muy serios y muy honestos, hay que vender lo que de verdad hay, no engañar a nadie”, aseveró.

En cuanto a precios, dijo que “este año para exportar mercancía con 15 ó 20 de GMF habrá que depender de los precios, pero hay que ser cautos, porque hay otros orígenes como Canadá con precios muy agresivos y hay que tener cuidado y si después hay variaciones porque se produzca una sequía en Canadá en septiembre, pues luego se verá”. En Canadá hay un stock de 1.700.000 toneladas, “que no es una cifra ni baja, ni muy alta”.

Un mercado frío

A su juicio, el mercado está bastante frío “porque el grano aún no está clasificado y hay que saber el precio para empezar a operar, porque si no Grecia y Sicilia nos quitarán el mercado y luego también lo harán los canadienses”. “Es un año muy complicado y el único destino puede ser Italia, nada más”, agregó.Rodrigo Fernández Parladé, gerente Pradifir y operador trigo duro, agregó que para la nueva campaña nadie se atreve a dar precios hasta que empiece a moverse el mercado.

De hablar de las enfermedades se encargó Ignacio Solís, director de Agrovegetal, quien comentó que la mayor parte de los trigos duros se han tratado con fungicidas “y sin fungicidas hubiéramos perdido unos 1.500 kilos por hectárea, o sea que gracias al uso de fungicidas la pérdida de rendimiento por este capítulo ha sido pequeña”.

"Sin fungicidas se hubierian perdido 1.500 kilos de trigo duro por hectárea"

Solís recomendó seguir clasificando por proteínas en los cuatro grupos –el uno y el dos son los demandados por la industria-. “No debemos mezclar el grano de baja proteína con el de alta, porque estamos depreciando esa partida de cara a la industria”, enfatizó.

A su juicio se debería rehacer la clasificación actual añadiendo un cuarto y quinto grado, como se hace en Estados Unidos. “Yo seguiría respetando la norma en cuanto a grupos y grados, pero ese grado cuarto que incluiría casi toda la cosecha de este año tendríamos que dividirla de alguna forma, dijo.

Patricia Gil de Biedma, encargada comercial de SGS Española de Control – AFL, avisó de que ante la pérdida del mercado de Túnez es necesario que comerciales y brokers hagan una gran labor de búsqueda.

En su opinión es fundamental una exhaustiva labor de clasificación de los trigos en las cooperativas y por los operadores y este año debe hacerse en relación a porcentaje de maculado no de proteína.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios