Aljarafe

La CHG volverá a contratar trabajos de mantenimiento de la restauración del Riopudio por seis meses

  • Todavía no se ha cerrado el acuerdo para su gestión, aunque la mesa técnica que se creó para ello ya se ha reunido una vez

  • El nuevo contrato ha salido a licitación por algo más de 120.000 euros 

Uno de los puentes de madera que se colocaron sobre el cauce restaurado por la CHG. Uno de los puentes de madera que se colocaron sobre el cauce restaurado por la CHG.

Uno de los puentes de madera que se colocaron sobre el cauce restaurado por la CHG. / D. S.

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) sacó  concurso público en julio un nuevo contrato de mantenimiento y vigilancia de la restauración ambiental que se hizo en el arroyo Riopudio, en el Aljarafe, por un valor de algo más de 120.000 euros y plazo de ejecución de seis meses.  

La medida se toma en tanto que todavía no se ha cerrado a quién compete o qué organismo asume estas tareas, ya que la CHG, que depende del Ministerio de Transición Ecológica, defiende que no es su cometido. No obstante, el presidente, Joaquín Páez, se comprometió a que, en tanto que ese aspecto esencial no se cierre, no abandonará el cuidado de esta zona. 

Se ha creado una mesa técnica en la que participan la Diputación, los ayuntamientos, la Mancomunidad de Fomento y Desarrollo del Aljarafe y la Asociación para la Defensa del Territorio del Aljarafe (ADTA), que ya se ha reunido una vez, con el objetivo de firmar un convenio para que los propios ayuntamientos o la institución provincial, según apunta la CHG, puedan sumir la conservación, mantenimiento y explotación de este gran parque. 

En la restauración, el organismo invirtió más de once millones de euros, con ayudas europeas, para recuperar este cauce, que recorre buena parte del Aljarafe, pero que se había deteriorado, entre otras razones, por la presión urbanística. La actuación afectó a nueve términos municipales: Olivares, Salteras, Espartinas, Bormujos, Mairena del Aljarafe, Bollullos, Almensilla, Palomares y Coria. 

Antes de eso prácticamente había desparecido el bosque de ribera y se había producido una importante alteración del régimen hidráulico, según subraya la CHG, que había incrementado la erosión y la disminución de la capacidad de drenaje y desagüe del cauce, que desde la restauración ha recuperado su biodiversidad

Según ha informado la CHG a través de su página web, los trabajos que ahora se han licitado para el entorno del Riopudio contemplan actuaciones de tres tipos.

Por un lado, afectan a las infraestructuras, que sufren de forma periódica actos vandálicos, como la destrucción de tramos de cerramiento o el arranque de mesas y bancos. Habrá trabajos de reposición y de limpieza general, así como la retirada de basuras de los contenedores situados en zonas de descanso. 

También se contempla la conservación de la recuperación vegetal de los márgenes del arroyo, así como el mantenimiento y riego de las plantaciones de ribera. 

Igualmente, se destaca que habrá medidas para la prevención de incendios, vandalismo y entrada de vehículos no autorizados.  

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios