Espartinas Un grupo de vecinos se organiza para limpiar las calles y plazas del pueblo

  • El próximo sábado será la tercera jornada en la que salgan y se centrarán en la travesía

  • El Ayuntamiento les está prestando utensilios 

Una imagen facilitada por el grupo, en una de las dos jornadas de limpieza que llevan. Una imagen facilitada por el grupo, en una de las dos jornadas de limpieza que llevan.

Una imagen facilitada por el grupo, en una de las dos jornadas de limpieza que llevan. / M. G.

Entre los pueblos del Aljarafe, Espartinas es uno de los que suscitan más referencias y debates en las redes sociales. Muchas de las entradas tienen que ver con un malestar creciente por el estado de aparente abandono, falta de limpieza y de mantenimiento de muchas calles y espacios públicos. En cuanto a las razones, pues depende de a quién se le pregunte. Pero tienen que ver con la crisis financiera del Ayuntamiento y el ERE que mermó la plantilla y, por otro lado, con un gobierno local sin experiencia en la gestión –eran de C’s, aunque ya se ha desvinculado de la formación– que ha sido incapaz de encontrar la fórmula para hacer funcionar este servicio básico con cierta solvencia.

El caso es que, en estas circunstancias, un grupo de vecinos ha decidido pasar de las quejas en un muro de facebook, en las que expresaban su “vergüenza” e “indignación” por el estado del pueblo, a la acción, organizándose para intentar adecentar mínimamente algunas de las zonas más transitadas. El próximo sábado, 1 de septiembre, será el tercero ya que salgan, a partir de las 8:00 y hasta las 12:00 o 12:30, cuando el calor empieza a apretar.

El zafarrancho de limpieza se centrará esta vez en la travesía del pueblo, donde van a desbrozar los alcorques, que antes acogían rosales que se perdieron por el abandono y en los que la maleza alcanza el metro de altura, van a limpiar los arriates y a encalar los pocos naranjos que quedan, así como retirar basuras.

Dos voluntarios. Dos voluntarios.

Dos voluntarios. / M. G.

Según explica Juan Vázquez, uno de los vecinos de los que partió la iniciativa, cuentan con herramientas del propio Ayuntamiento, al que se pidió permiso. Este empresario, propietario de una empresa de materiales de construcción y que asegura que está acostumbrado a ver y a lamentarse por el estado de abandono del pueblo en los viajes y portes que hace a diario, se encarga de recogerlas el viernes por la tarde y de guardarlas hasta el lunes por la mañana.

Cuentan con desbrozadora, sopladora, rastrillos, palas, azadas y cinco litros de gasolina. También han comprado de su propio bolsillo otras cosas, como las brochas para pintar. Según explica Vázquez, el pasado sábado, en el que actuaron en la Plaza de Quebec y en zonas aledañas, participaron en el grupo de limpieza entre 12 y 14 personas. Algunas se conocen del pueblo. Otras no, como una pareja –una psicóloga y un médico– residentes también en Espartinas que quisieron colaborar con la iniciativa de la que se enteraron por redes sociales.

En la primera jornada de limpieza, el sábado 18 de agosto, adecentaron la Plaza de Antonio Leal Castaño. Gracias a ello, el busto del médico que da nombre al espacio, que había quedado tapado por los setos, vuelve a ser visible.

Preguntado sobre si detrás de la acción cívica hay alguna iniciativa política en Espartinas, Vázquez lo niega. Además, asegura que la intención es que ésto sea sólo eso, un primer zafarrancho. Cuantos más vecinos, se sumen antes se le podrá dar “la vuelta al pueblo”. Es el objetivo. Pero exigirán que, después, sea el Ayuntamiento el que de una vez mantenga en condiciones esas zonas que, altruistamente, están adecentando.

El grupo confía en que esta acción sea más efectiva que otras y recuerda cómo, hace años, se manifestaron en contra de la subida del IBI, sin que diera resultados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios