Aljarafe

La apertura de la pasarela peatonal desde Mairena al parque PISA se retrasa hasta abril

  • El proyecto que debía haberse ejecutado en seis meses tardará más de un año

  • La Junta achaca el nuevo parón a los servicios que hay que desviar y que debe autorizar Aljarafesa

La zona acotada para la obra, en una imagen de archivo. Al fondo, las torres del Aljarafe Center. La zona acotada para la obra, en una imagen de archivo. Al fondo, las torres del Aljarafe Center.

La zona acotada para la obra, en una imagen de archivo. Al fondo, las torres del Aljarafe Center. / D. S.

La Consejería de Fomento y Ordenación del Territorio ha confirmado un nuevo retraso en los plazos que se habían dado para la apertura de la pasarela peatonal y ciclista que debe salvar la carretera A-8057 y conectar el núcleo urbano de Mairena del Aljarafe, en la zona en la que culmina la línea 1 del Metro, con el Parque Industrial y de Servicios del Aljarafe (PISA).

En concreto, se habían anunciado para final del año, pero nuevos problemas con la obra retrasarán la culminación hasta el mes de abril, casi año y medio después del inicio de unos trabajos con seis meses de plazo de ejecución. Todo ello, tras otras vicisitudes de un proyecto que es muy demandado por vecinos y empresarios del parque y que se empezó a poner en marcha en 2017.

Según fuentes de la Consejería de Fomento, el nuevo parón se debe a los servicios afectados por la obra. En concreto, a la fibra óptica instalada en el interior de una tubería de Aljarafesa que hay que desviar, con la que no se contaba.

La empresa de aguas de la Mancomunidad del Aljarafe ya autorizó en enero los trabajos, pero al iniciarlos, según Fomento, un encargado de la compañía los paralizó, dado que dentro del tubo de aguas negras va esa fibra óptica, por la que pasan todas las compañías de teléfono, que no se comunicó a la Junta. Tras aclararlo, se ha pedido autorización de nuevo a Aljarafesa, aunque ésta no lo ha dado hasta después de las fiestas navideñas. Se confía en obtenerla en enero.

No obstante, Fomento asegura que la empresa adjudicataria de la pasarela ciclopeatonal sigue trabajando en el taller en la construcción de la estructura metálica, que se ensamblará después sobre el terreno. Ésta no se ha podido trasladar a la zona porque es un transporte especial, que la DGT no ha autorizado tampoco durante estas fiestas. Así las cosas, la pasarela no estará lista, como mínimo, hasta abril.

El nuevo Gobierno de la Junta (PP-Cs) adjudicó la obra a finales de 2018 a Joca Ingeniería y Construcciones S.A., con un plazo de ejecución de seis meses, es decir, debía haberse inaugurado el pasado verano. Pero dificultades financieras de la compañía lo fueron retrasando.

La estructura tiene una longitud de 167 metros y parte de la cubierta del intercambiador de transportes –todavía sin uso– junto al Metro y el Aljarafe Center y termina al otro lado de la A-8057. Está compuesta por seis vanos y cinco pilas, dos de ellas se apoyan en la glorieta entre la A-8057 y la A-8056. Tendrá cuatro metros de ancho, dos para la zona peatonal y otros dos para la ciclista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios