SALUD Sevilla dobla en seis meses el número de pacientes que esperan más de un año para ser operados

Andalucía

El Gobierno andaluz confía en suavizar los cortes en sus cuencas

Vista parcial del embalse de La Viñuela, en Málaga.

Vista parcial del embalse de La Viñuela, en Málaga. / Gema Rubio

Cincuenta años hacía que no llovía tanto en una semana. Y no ha sido un agua normal; teniendo en cuenta la pertinacia de la sequía, lo que ha caído durante la Semana Santa ha sido agua bendita. En Andalucía, según los últimos recuentos, hay zonas donde ha llovido entre cuatro y cinco veces más agua de lo normal. No ha sido uniforme, naturalmente. Hay que ser prudentes. Prudencia. Es lo que no se cansan de repetir los portavoces de la Junta de Andalucía día tras día. Lo advirtió el lunes Juanma Moreno y lo volvió a mencionar ayer la consejera de Agricultura, Carmen Crespo.

Agua embalsada en las cuencas que gestiona el Gobierno central y las que gestiona la Junta. Agua embalsada en las cuencas que gestiona el Gobierno central y las que gestiona la Junta.

Agua embalsada en las cuencas que gestiona el Gobierno central y las que gestiona la Junta. / Infografía

Y ni las precipitaciones han caído uniformemente ni los embalses se encuentran en un mismo estado. Las reservas de agua, como resume el gráfico incluido en esta página, son levemente mejores en los pantanos que dependen del Gobierno central (Guadalquivir) que los que gestiona la Junta de Andalucía, sobre todo los de las dos cuencas mediterráneas. Por eso pide prudencia la Junta. La cautela no quita que hubiera ayer un anuncio, esperado, pero anuncio al cabo. Habrá una suavización de las restricciones decretadas la semana pasada en las cuencas que son competencia de la Junta. No hay fecha todavía pero habrá novedades. Rienda suelta a la emoción.

Los cortes impuestos el pasado 27 de marzo continúan vigentes por ahora en el consumo humano en las demarcaciones Mediterráneas Andaluzas, Guadalete-Barbate y Tinto-Odiel-Piedras. Garantizando el uso doméstico, aclara el Gobierno andaluz, el objetivo es propiciar los beneficios en la agricultura y la industria. “Las lluvias nos alivian”, declaró la consejera, pero sin “lanzar las campañas al vuelo”, reiteró Crespo el lema de los últimos días y añadió, sin mencionar expresamente una fecha pese a las preguntas de los periodistas, que el Gobierno andaluz está a la espera de una inminente convocatoria de los comités provinciales de seguimiento de la sequía. Está anunciado que las reuniones se celebrarían esta semana. Faltan menos días, tres, para cumplir con el compromiso.

Las restricciones actuales, que son de una media de consumo de 160 litros por persona y día, pueden modificarse en los próximos días a un segmento de “entre 180, 200, 225 litros por cada persona y día”. En las Cuencas Mediterráneas, la limitación el consumo para uso agrícola está ahora reducido un 25% de la demanda media, mientras que para uso industrial la restricción es del 20%. En este último ámbito, según recoge Europa Press, Crespo se mostró partidaria de que pase de ser de un a un 10%. En cuanto a las cuencas andaluzas del Guadalete-Barbate y en el Tinto-Odiel-Piedras, las restricciones pueden suavizarse del 65% de la restricción vigente.

Sobre la renuncia al traslado de agua desalada desde Murcia a los municipios del litoral oriental, Crespo reiteró que “los barcos están descartados” aunque introdujo un matiz al que no refirió Moreno el día anterior: no llegarán barcos con agua “excepto si ocurren averías” como la vivida en Nochevieja en la desaladora de Dalías (Almería).

Crespo dijo ser partidaria de “continuar con las medidas de ahorro” y también abogó por la ejecución de las medidas contempladas en el cuarto decreto de sequía que están vigentes hasta que se reúnan los comités de sequía. La consejera recordó la reunión de la próxima semana con el Gobierno que tiene como objeto incrementar la capacidad de desalación del Atabal en Málaga o destinar cinco hectómetros cúbicos para Almería.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios