Andalucía

La Junta aprueba un plan de choque que pretende generar unos 11.000 empleos

  • El plan está dotado con 200 millones de euros y beneficiará sobre todo a mujeres y a parados de larga duración que agotaron sus prestaciones.

Comentarios 34

 El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha aprobado este jueves en sesión extraordinaria un "plan urgente de choque" por el empleo dotado con 200 millones de euros que creará en torno a 11.000 puestos de trabajo en la comunidad en un año y medio. Las acciones previstas se dirigirán a los colectivos más afectados por la crisis, con especial atención a las personas desempleadas de larga duración y con cargas familiares que han agotado las prestaciones económicas.

Este plan dirigido a desempleados se articulará en tres grandes bloques: 100 millones de euros para la ampliación del Plan de Oportunidades Laborales (OLA) para mejora de instalaciones educativas; 90 millones para actividades de reforestación y regeneración ambiental para la generación del llamado 'empleo verde'; y diez millones para rehabilitación de vivienda.

La consejera de la Presidencia e Igualdad, Susana Díaz, ha destacado en rueda de prensa que la aprobación de este "plan urgente de choque" viene a "cumplir el compromiso" asumido por el presidente andaluz, José Antonio Griñán, en su discurso de investidura y evidencia que la creación de empleo es la "máxima prioridad" de la Junta en sintonía con la "mayor preocupación que tienen los andaluces". Díaz ha destacado que el Gobierno andaluz va a poner en marcha este plan "con agilidad" sin haber cumplido 100 días mientras que el Ejecutivo que preside Mariano Rajoy lleva "siete meses" en los que, "además de recortes y hachazos, no ha aprobado ni un solo plan de empleo". También ha puesto en valor el hecho de que Andalucía sea la única comunidad autónoma que adopte una iniciativa de estas características para demostrar que, "junto a medidas de recorte y ajuste, también es necesario adoptar medidas de estímulo con las que se fomente la creación de empleo".

Ha insistido en que, con la aprobación de este plan, la Junta pone de manifiesto que el empleo es su prioridad porque es la principal preocupación de los andaluces, frente a un Gobierno de la Nación que no ha adoptado ninguna medida en este sentido y ha reducido en 400 millones la dotación para Andalucía incluida en el plan nacional de empleo. Ha recordado que este fue un compromiso del presidente de la Junta en el debate de su investidura, al que, antes de cien días, se le ha dado luz verde. "El empleo es nuestra máxima prioridad y por ello tomamos medidas con agilidad y sin perder un solo minuto", según Susana Díaz, quien ha lamentado que el Ejecutivo de la Nación, sin embargo, solo se esté dedicando a hacer "recortes y hachazos" a los derechos de los ciudadanos y a asfixiar a la economía, en lugar de lugar de tomar medidas de estímulo económico y de generación de empleo.  Ha insistido en que, con medidas como esta, el Ejecutivo andaluz está demostrando que hay un hoja de ruta distinta para salir de la crisis económica, consciente de que desde los recortes y la asfixia económica no se va a activar la economía ni se va a crear empleo. 

Por su parte, el consejero de Economía, Innovación Ciencia y Empleo, Antonio Ávila, ha manifestado que este plan de choque es una "señal" inequívoca de que la Junta, además de la consolidación fiscal, cree necesario para salir de la crisis realizar políticas de estímulo de la economía. Ha lamentado que el Ministerio de Trabajo haya tomado la "decisión" de recortar para este ejercicio 400 millones de euros a Andalucía en fondos para las políticas activas de empleo, puesto que frente a los 700 millones que se recibieron el pasado ejercicio, en 2013, la cantidad asignada no llega a 300. El consejero ha ha pedido explicaciones a la ministra de Trabajo, Fátima Báñez, sobre este asunto.

Contenido del plan

En cuanto a la medidas recogidas en el plan, el primero de los bloques supone una ampliación del Plan OLA, que aumentará en 100 millones de euros su dotación inicial de 200. Este refuerzo, cofinanciado en un 80 por ciento por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) y el Fondo Social Europeo (FSE), permitirá intensificar las inversiones educativas.

En coherencia con estos objetivos, las empresas adjudicatarias deben contratar a personas inscritas como demandantes en el Servicio Andaluz de Empleo (SAE). En función de los perfiles profesionales solicitados, este organismo facilita candidatos seleccionados entre residentes en los municipios donde se desarrollan los proyectos. Las contrataciones, por un tiempo al menos igual al de la duración de la obra, dan prioridad a desempleados de larga duración con cargas familiares, que no reciben ningún tipo de prestación o subsidio y que no hayan tenido vinculación con la entidad empleadora en los tres meses anteriores a la presentación de la oferta.

De acuerdo con su ampliación en el marco del Plan de Choque, el OLA incorpora una nueva condición para asegurar el criterio de igualdad entre hombres y mujeres. Así, en caso de empate de ofertas, se primará a las empresas que acrediten haber desarrollado planes en esta materia. Los proyectos se dirigen prioritariamente a la construcción, ampliación y renovación de colegios e institutos en las ocho provincias andaluzas. 

Medio rural

El segundo bloque, con 90 millones de euros, se centrará en la generación de 'empleo verde' en el medio rural a través de proyectos de mejora de caminos y de infraestructuras forestales y agrarias (40 millones); trabajos de prevención y regeneración (31,45 millones); inversiones en montes (12,95 millones) y mantenimiento, restauración y puesta en valor del patrimonio rural (5,6 millones).

Todas estas iniciativas supondrán la generación de más de 500.000 jornales e incluyen, entre otros trabajos, reforestaciones, regeneraciones de zonas incendiadas, labores preventivas contra el fuego, obras contra la erosión y acciones de conservación de la flora, la fauna, el paisaje y los acuíferos. Los proyectos programados contarán con la cofinanciación del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader) y se llevarán a cabo fundamentalmente en montes públicos autonómicos y locales, infraestructuras agrarias de titularidad municipal, vías pecuarias deslindadas, entornos periurbanos y fincas sujetas a convenios de colaboración público-privada para conservación de especies y hábitat amenazados. Los criterios de adjudicación y contratación del personal serán los mismos que los del Plan OLA. 

El último de los bloques tiene como objetivo impulsar la rehabilitación de viviendas con una ampliación de diez millones para el programa dedicado a este fin en el Plan Concertado de Vivienda y Suelo 2008-2012. Esta dotación, financiada íntegramente por la Junta, permitirá a más de 1.200 familias con recursos económicos limitados emprender obras de mejora en sus viviendas. Para realizar estos proyectos, la Consejería de Fomento y Vivienda concederá ayudas destinadas a unidades familiares con rentas inferiores a 2,5 veces el Iprem, es decir, 29.929 euros brutos y 18.637 netos. Los incentivos cubren hasta el 50% del coste de la obra, con un tope de 18.000 euros para el presupuesto total, y pueden llegar hasta el 70% en el caso de personas titulares de la Tarjeta Andalucía Junta sesentaycinco.

Las obras de rehabilitación se iniciarán en un plazo máximo de dos meses desde la fecha de los primeros abonos a los correspondientes ayuntamientos, que actúan como entidades colaboradoras. El periodo de ejecución no deberá superar los seis meses y todos los proyectos habrán de estar finalizados en diciembre de 2013.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios