los efectos en el Gobierno andaluz

Arellano asume Hacienda y Lina Gálvez pilotará las universidades

  • Susana Díaz acomete una mínima remodelación de su gabinete forzada por la salida de María Jesús Montero con la vista puesta en el final de la legislatura.

Lina Gálvez, nueva consejera de innovación. Lina Gálvez, nueva consejera de innovación.

Lina Gálvez, nueva consejera de innovación. / EP

Comentarios 1

La presidenta andaluz Susana Díaz tendrá que acometer una nueva remodelación de su Ejecutivo cuando apenas faltan unos meses para que se agote la legislatura. Es el efecto que ha tenido en Andalucía la exitosa moción de censura contra Rajoy y la ulterior composición del Gobierno de Pedro Sánchez. Pero los cambios son mínimos.

El consejero de Economía, Antonio Ramírez de Arellano, asumirá las competencias de Hacienda y Administraciones Públicas y será el encargado de confeccionar el Presupuesto de 2019. Además, retendrá las atribuciones sobre las áreas de planificación económica, emprendimiento y comercio exterior, desprendiéndose del control de las universidades. Las competencias sobre la educación superior e investigación irán a parar a una consejería de nueva creación que será dirigida por la catedrática de Historia de la Universidad Pablo de Olavide Lina Gálvez.

El portavoz del Gobierno, Juan Carlos Blanco, evitó este martes confirmar la remodelación del Ejecutivo autonómico argumentando que el nombramiento de Montero como ministra de Hacienda aún no era oficial. "Si se confirmara, les aseguro que serían unos excelentes cambios para seguir avanzando en la trayectoria de este Gobierno fuerte, sólido y que tiene un plan para Andalucía, que va a seguir cumpliendo en los próximos meses", sostuvo Blanco, que apeló a la "prudencia", a la espera de los acontecimientos que "evidentemente, se van a conocer en las próximas horas".

Una vez que se confirme oficialmente que Montero asume la cartera de Hacienda, el Consejo de Gobierno de la Junta celebrará una reunión extraordinaria en la que aprobará los correspondientes decretos con la nueva estructura orgánica de las Consejerías de Economía y Hacienda.

Corresponde a la presidenta de la Junta dictar los decretos que supongan la creación o supresión de consejerías, la modificación en la denominación de las existentes o en su distribución de competencias. En virtud del Estatuto de Autonomía y de la Ley del Gobierno de la comunidad, también le corresponde dictar los decretos de cese y nuevos nombramientos de consejeros, que deberán ser publicados en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA).

Según distintas fuentes, la toma de posesión de Gálvez como consejera de Universidades y Conocimiento, y de Arellano -al frente del nuevo departamento de Economía y Hacienda-, se podría materializar este jueves o el viernes.

Con esta remodelación puntual, Díaz mantiene la composición de su Ejecutivo con trece consejerías. Será la segunda crisis de gobierno que aborda la presidenta en esta legislatura tras los cambios introducidos hace ahora un año, cuando incorporó a cinco consejeros nuevos y un nuevo portavoz con un solo cambio de cartera que afectó a Rosa Aguilar, que asumió Justicia e Interior procedente de Cultura, a la que fue a parar el hasta entonces portavoz, Miguel Ángel Vázquez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios