Andalucía

Marta Bosquet no permitirá a Susana Díaz ser candidata a la investidura con sólo 33 escaños

  • La presidenta del Parlamento se reunirá con los grupos la semana próxima para fijar el primer Pleno, como muy tarde, el 16 de enero 

Marta Bosquet, en los pasillos del Parlamento. Marta Bosquet, en los pasillos del Parlamento.

Marta Bosquet, en los pasillos del Parlamento. / Juan Carlos Vázquez

Con el escenario actual, la presidenta del Parlamento no tiene previsto proponer a Susana Díaz que se presente a una votación de investidura que será, como muy tarde, el próximo miércoles 16 de enero. Marta Bosquet se reunirá con los grupos la semana que viene para tantear sus fuerzas y, ahora mismo, los 33 escaños que respaldan a la líder socialista no hacen sombra a los 47 diputados que suman PP y Ciudadanos, que tienen un acuerdo firmado cerrado desde el día de Navidad.

La diputada almeriense de Ciudadanos se estrenó ayer como jefa del Legislativo andaluz en una reunión de la Mesa de la Cámara centrada en asuntos técnicos, pero en la que también se revelaron las próximas fechas del calendario para la formación de gobierno.

Bosquet hablará con los portavoces de los cinco grupos parlamentarios los días 8, 9 y 10 de enero para tantear sus posiciones. El día 11, en otra reunión del órgano rector de la Cámara, fijará la fecha del primer Pleno de investidura. Bosquet propondrá como candidato a “quien crea que puede tener más apoyos” después de sus conversaciones con los partidos.

Sólo Susana Díaz ha anunciado su candidatura

Formalmente, sólo Susana Díaz ha anunciado su voluntad de presentarse y, ayer los socialistas dejaron claro que su intención es firme. “No hay nadie con mas legitimidad para presentarse a la investidura que Susana Díaz”, espetó ayer Verónica Pérez, representante el PSOE en la Mesa, antes de recordar que su partido fue el más votado el 2 de diciembre y, por lo tanto, tiene el grupo parlamentario más numeroso.

El problema para los intereses de la presidenta de la Junta en funciones es que hay una alianza en el antiguo Hospital de las Cinco Llagas que será respaldado, como mínimo por 47 escaños.

Hay una remota posibilidad que daría a Díaz la ventaja para presentarse a la investidura y que necesita dos condiciones. La primera es un pacto entre el PSOE y Adelante Andalucía. Sumaría 50 diputados, pero no del que no hay noticias. La otra condición es la ruptura total de las negociaciones que mantienen PP y Vox en Madrid para que el partido de Santiago Abascal apoye a Juanma Moreno y su pacto con Ciudadanos.

Los 12 parlamentarios que lidera Francisco Serrano en el Parlamento andaluz tienen la llave, aunque en los últimos dos días hayan subido el tono de sus reivindicaciones. La polémica sobre las “leyes ideológicas” –que es como califican a la Ley de Lucha contra la Violencia de Género y la ley de Igualdad, entre otras– se vislumbra como el principal obstáculo para lograr un cambio de color en la Junta de Andalucía que ya se está gestando.

PP y Ciudadanos ya se reparten el Gobierno

PP y Ciudadanos ya ha comenzado las conversaciones para repartirse el “Gobierno del cambio”. Ayer tuvo lugar la primera reunión formal entre los equipos de ambos partidos para decidir la estructura de su futuro ejecutivo. El objetivo es que la semana próxima esté claro el reparto y puedan decidir quién ocupará cada cargo.

Fue Juan Marín quien adelantó su propuesta: un Gobierno con once consejerías y una Vicepresidencia. Después de semanas postulándose para la Presidencia, será Marín quien ocupe ese puesto, dejándole el sillón principal de San Telmo a Juanma Moreno.

La reducción de carteras en ese escenario sería ínfima: el actual gabinete cuenta con 12 departamentos, además de la Vicepresidencia y la Presidencia. En el PP no desvelaron ayer su intención sobre la estructura de gobierno y el número de carteras que tendrá, pero oscila también entre las 10 y las 12 consejerías

Un dirigente popular admitió a esta redacción que el reparto, aunque no será un obstáculo, tiene su dificultad, pues un gobierno de coalición requiere un equilibrio de fuerzas entre los dos partidos que lo forman. Además el propio Juan Marín reconoció que hay que hacer modificaciones sustanciales a la estructura que tiene el Ejecutivo que dirige Susana Díaz y no sólo cambiar los nombres de los consejeros.

El PP aspiraba a quedarse con una gran consejería de Economía y Hacienda, pero en Ciudadanos también quieren parte de ese pastel. Lo mismo ocurre con los dos departamentos que copan la mayor parte del Presupuesto autonómico año tras año: Salud y Educación. Previsiblemente, cada partido se quedará con una de estas consejerías.

Reunión "de primer nivel" la semana próxima

Los contactos seguirán a lo largo de la jornada de hoy, pero para la semana que viene está prevista una nueva reunión “de primer nivel” y en la que estarán presentes Juan Marín y Juanma Moreno y, posiblemente, también dirigentes nacionales de PP y Ciudadanos.

Una vez cerrado dicho acuerdo, será cuando se conozcan los nombres y se hará oficial la candidatura de Moreno a la investidura. El 11 de enero, jueves, después de preguntar a Vox y a Adelante Andalucía, decidirá a quién encarga la formación de un Gobierno que, en las previsiones más optimistas, puede echar a andar sólo cinco días después.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios