Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Andalucía

El PP andaluz ofrece "lealtad incondicional"

  • La dirección regional muestra su adhesión al nuevo líder popular tras hacer campaña casi sin fisuras con la ex vicepresidenta

Juanma Moreno y Loles López con otros miembros del PP andaluz en el congreso del PP. Juanma Moreno y Loles López con otros miembros del PP andaluz en el congreso del PP.

Juanma Moreno y Loles López con otros miembros del PP andaluz en el congreso del PP. / EFE

Comentarios 8

Pese a su historia de unidad monolítica, el PP se suma a PSOE y Podemos en una suerte de hecho diferencial andaluz. Con la excepción de Ciudadanos, los grandes partidos ven como sus direcciones en el sur no están alineadas con la corriente que manda en Madrid. Le pasó a Pedro Sánchez con Susana Díaz, le pasa a Pablo Iglesias con Teresa Rodríguez y ahora le pasa a Pablo Casado con Juanma Moreno. Sin embargo, el PP andaluz, por boca de su vicesecretario de Organización, Toni Martín, prometió este domingo "lealtad, esfuerzo y apoyo incondicional" al nuevo presidente del PP.

Martín garantizó la adhesión de los populares andaluces a Casado sólo un día después de un cónclave que ha tenido a la cúpula del PP andaluz detrás de Soraya Sáenz de Santamaría, pese a que Moreno tardó en mostrar su apoyo a la ex vicepresidenta. Lo hizo un par de días antes de la votación de la militancia, esa primera vuelta que la vallisoletana ganó, sobre todo, por los apoyos de los afiliados andaluces. Con los datos al sur de Despeñaperros, Sáenz de Santamaría habría sido proclamada el sábado por aclamación, pero no se sabe cómo votaron los compromisarios andaluces. El voto era secreto y las mesas se ordenaron por orden alfabético, no por región. El resultado hace pensar que la mayoría de apoyos de María Dolores de Cospedal se fueron con Pablo Casado, aunque quien -como Juan Ignacio Zoido- si hizo pública su adhesión al ahora líder del PP.

Enfrente estaba el equipo de Juanma Moreno, que iba en pleno iba con la ex vicepresidenta y contaba con ilustres como Javier Arenas y Antonio Sanz. Estaban convencidos de ganar. Incluso daban un porcentaje superior al 60% para su candidatura, pero lo que pasó tras las cortinas de votación tuvo poco que ver con las llamadas telefónicas que se hicieron para comprobar el voto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios