doñana elude la amenaza de las llamas

El incendio arrasa al menos unas 8.000 hectáreas de masa forestal

  • Los investigadores barajan una imprudencia como causa principal del siniestro.

  • El Infoca da por controlado el fuego, que se quedó a sólo diez kilómetros del límite del parque nacional.

Un pinar arrasado por las llamas cerca de Mazagón. Un pinar arrasado por las llamas cerca de Mazagón.

Un pinar arrasado por las llamas cerca de Mazagón. / josué correa

Dos personas pasean por la playa cerca de la zona incendiada. Dos personas pasean por la playa cerca de la zona incendiada.

Dos personas pasean por la playa cerca de la zona incendiada. / josué correa

El Plan Infoca dio este martes por controlado el incendio que se declaró el pasado sábado en Moguer después de arrasar más de 8.000 hectáreas de arbolado y monte bajo y para a sólo diez kilómetros de la linde del Parque Nacional de Doñana. El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, explicó este martes que a última hora del lunes había razones objetivas para declarar el fuego estabilizado, pero dada la complejidad de los inicios del incendio y de la sensibilidad del espacio al que estaba afectando, se decidió mantenerlo técnicamente activo para que los medios fueran los máximos a lo largo de la noche. Gracias al trabajo y a la mejora de las condiciones meteorológicas, en la mañana de este martes el incendio prácticamente no tenía actividad, aunque 200 personas permanecieron en labores de vigilancia en los puntos calientes detectados en el perímetro del incendio.

La Junta de Andalucía desactivó este martes el nivel 1 de Plan de Emergencias por Incendios Forestales de Andalucía. Además, los 250 soldados de la Unidad Militar de Emergencia (UME) que trabajaron en la extinción del fuego comenzaron a replegarse.

El titular de Medio Ambiente señaló la complejidad de calcular la superficie quemada, ya que dentro del perímetro afectado han sobrevivido zonas que no han ardido, y otras que sólo han sido afectadas "muy levemente, prácticamente a ras de suelo, ya que los árboles se mantienen verdes".

En su opinión, ha sido determinante la "pericia y el trabajo" del dispositivo desplegado. "Sin él, se podría haber calcinado como mínimo una superficie cuatro veces mayor a lo que finalmente se ha visto afectada", sostuvo el consejero de Medio Ambiente, que agradeció también el esfuerzo de los particulares que han colaborado en las labores de extinción.

Éstas no han sido fáciles, sobre todo el domingo, día en que se vivieron situaciones de "riesgo", en las que algunos efectivos se quedaron "prácticamente atrapados por el fuego y tuvieron que ir a refugiarse a la playa", según indicó el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz.

En cuanto a las causas que han provocado el fuego, Fiscal aseguró que la investigación sigue su curso pero insistió en que detrás de estas llamas está "la mano del hombre". Según ha podido saber este periódico, las primeras pesquisas apuntan a que se trataría de un caso de negligencia, aunque los técnicos de la Guardia Civil no descartan la intencionalidad.

Además de determinar el origen del siniestro, la recuperación de la zona afectada es una prioridad para las autoridades. El director del Espacio Natural de Doñana, Juan Pedro Castellano, anunció este martes que en las próximas semanas realizarán una propuesta de intervención tras evaluar los daños, tanto a la flora como a la fauna.

Castellano reiteró que parte de la zona que ha ardido corresponde a la ampliación del Parque Natural aprobada el año pasado. La mayor parte de la vegetación afectada está compuesta por pinares de repoblación de los años 50 y 60. Ahora se va a trabajar en la línea de reducir la cantidad de pinos e "ir hacia otro tipo de paisaje".Respecto al tiempo que se necesitará para poder restaurar la superficie calcinada, el responsable del espacio natural fue cauteloso, ya que depende de la vegetación que se haya calcinado y también del ritmo que marquen las distintas especies.

Según el director del Espacio Natural hay lugares donde se ha quemado el matorral pero no la copa de los árboles y en otros, ha sido al revés, de manera que, a su juicio, hay que esperar para poder dar una evaluación de los daños, aunque no ha querido restar importancia al incendio, el cual ha sido "importante".

"Dentro de la tragedia soy optimista porque este tipo de espacios son agradecidos y se recuperan relativamente rápido", puntualizó Castellano, que recordó que este incendio ha contado con unas características muy complejas debido al viento cambiante y las altas temperaturas. Pese a los trabajos en materia de prevención, "el fuego ha volado en franjas de 90 metros sin vegetación",apuntó.

La mayor parte de la fauna huyó y no hubo afección en especies emblemáticas como el águila imperial ibérica. El personal de seguimiento del lince determinó también que "no había ninguna hembra con cachorros en esos lugares". Castellano señaló que el área afectada no tiene las aptitudes óptimas para estos animales, que se suelen mover por el Parque Nacional o el Espacio Natural, "aunque se trabaja para ello".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios