Educación

Las guarderías andaluzas devolverán a las familias el dinero por la segunda quincena de marzo

  • Se descontará de la próxima mensualidad cuando acabe el estado de alarma

  • El dinero procederá de la subvención que les otorgue la Junta

La trabajadora de una guardería prepara el mobiliario para los alumnos. La trabajadora de una guardería prepara el mobiliario para los alumnos.

La trabajadora de una guardería prepara el mobiliario para los alumnos. / José Ángel García

Las guarderías públicas y de convenio de Andalucía tendrán que devolver a las familias el dinero correspondiente a la segunda quincena de marzo, cuando se decretó el estado de alarma por el coronavirus y estos centros se vieron obligados a cerrar. 

La Consejería de Educación y Deporte ha publicado este lunes un comunicado en el que aclara que en el caso de que las familias hayan pagado el mes de marzo completo, las escuelas y centros de educación infantil y las empresas adjudicatarias deberán reintegrarles la cantidad pagada de más.

Para ello, el departamento que dirige Javier Imbroda propone que este reembolso se haga, "preferentemente", compensando esta cantidad en el siguiente recibo que se emita una vez se vuelva a prestar el servicio. Eso sí, "sin perjuicio del derecho de las familias a solicitar la devolución si lo consideran conveniente".

En el caso de que la empresa no hubiese facturado aún el mes de marzo, procederá a emitir los recibos por la parte proporcional del mes en la que se prestó el servicio, es decir, hasta el viernes 13 de marzo, fecha hasta la que permanecieron abiertas las guarderías.

Reembolso procedente de las ayudas 

Fuentes de la Consejería de Educación y Deporte detallaron que el dinero a devolver procederá de la ayuda de 15,5 millones que la Junta le va a destinar a las escuelas y que está condicionada al mantenimiento del empleo. De esta forma, se asume el coste socio-educativo de la plaza, pero no el de servicios, como el comedor, que no se presta.

Algunas patronales del sector ya han mostrado su disconformidad con dicha cantidad, al considerarla insuficiente para mantener, al menos, a la plantilla de trabajadores. 

Por otro lado, Educación aclara que las familias no tendrán que abonar los siguientes meses en los que los centros permanezcan cerrados por el estado de alarma. Por tanto, los propietarios de las guarderías no le reclamarán el abono de la mensualidad. Los menores seguirán conservando su plaza en las mismas condiciones que las tenían hasta el confinamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios