Coronavirus Andalucía Los hospitales andaluces evacuarán a pacientes entre las provincias

  • La Junta activa una semana después un nuevo plan para asumir el incremento de ingresos de la tercera ola

El consejero de Salud, Jesús Aguirre, ayer, en el Palacio de San Telmo. El consejero de Salud, Jesús Aguirre, ayer, en el Palacio de San Telmo.

El consejero de Salud, Jesús Aguirre, ayer, en el Palacio de San Telmo. / M. J. López / EP

Los hospitales andaluces se preparan ante el rápido aumento de enfermos ingresados con coronavirus. Como ya sucedió en la primera y en la segunda ola de la pandemia, los centros hospitalarios están habilitando los espacios asistenciales en detrimento de la carga común con el objetivo de atender las necesidades que obliga la descontrolada propagación del virus que se registra desde las navidades.

El nuevo plan de contingencia, aprobado ayer por el Gobierno andaluz una semana después del anterior, contempla la evacuación de pacientes entre las provincias y la suma de los recursos privados para asumir la carga de la tercera ola, como ha sucedido en anteriores olas. El consejero de Salud, Jesús Aguirre, prevé que estas medidas extraordinarias en los hospitales serán necesarias a finales de esta semana.

Desde la semana pasada, cuando la Junta puso en marcha el plan de contingencia 4.500, los hospitales tienen presente la posibilidad de trasladar a enfermos aquejados por el Covid-19 desde Cádiz a Sevilla, siempre que sea necesario, o de Málaga a los centros de Córdoba y Granada. Junto a la suma de las plazas de los centros sanitarios privados, la disposición de las estructuras construidas a lo largo de la pandemia –Carranque de Málaga o el antiguo Hospital Militar de Sevilla– y la atención domiciliaria, la Consejería de Salud espera mitigar los efectos que sobre la asistencia hospitalaria tenga la tercera ola.

En medio de la crítica de los partidos de la oposición, que lamentan la dilación de las restricciones aplicadas, la Junta, en cambio, defendió ayer la gestión que está llevando a cabo en la tercera ola y volvió a arremeter contra el Gobierno central por dejación de funciones. El consejero de Presidencia, Elías Bendodo, repitió sus exigencias durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno y pidió el adelanto del toque de queda y la posibilidad de aplicar confinamientos domiciliario, según la situación en cada caso.

Con unos picos de ingresos de 4.119 personas en camas convencionales y 570 en la UCI, Aguirre destacó que el citado plan 7.500 implica un "importante aumento" de los recursos para atender a los contagiados en una tercera ola "explosiva". Andalucía, anunció Aguirre, aumentará la actual capacidad hospitalaria de 13.532 a 15.384 camas convencionales y de 1.462 a 2.622 camas de UCI disponibles.

Si es necesario, abundó Aguirre, se emplearán "todos los recursos disponibles", incluidos los de la sanidad privada, algo que se estima que ocurra con entre el 10% y el 15% de las hospitalizaciones, que se ubicarán en centros privados, según estima la Consejería de Salud y recogió Efe en una nota.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios