Deportes Todo sobre la Carrera de la Mujer en Sevilla: recorrido, cómo llegar o dónde recoger el dorsal

La vuelta cole

La falta de demanda en las guarderías andaluzas abre otro frente político

Los muñecos esperan la llegada de los niños a la Escuela Infantil Virgen del Rocío, en Coria del Río.

Los muñecos esperan la llegada de los niños a la Escuela Infantil Virgen del Rocío, en Coria del Río. / José Ángel García

La bajada de la demanda en las guarderías va camino de convertirse en otro frente político entre el Gobierno central y la Junta de Andalucía. Ambas administraciones no logran ponerse de acuerdo sobre el fin al que deben ir dirigidas las ayudas europeas para el primer ciclo de Educación Infantil (de 0 a 3 años). Mientras el Ejecutivo central defiende que los fondos sirvan para incrementar la red pública, el regional considera que deben usarse para lograr la gratuidad completa de una etapa que no es obligatoria. Una posición que el consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, basa en el elevado número de plazas que se han quedado vacías en estos centros: más de 30.000 en toda la comunidad.

La situación de las escuelas infantiles ha cambiado por completo en poco más de una década. Si antes de la crisis de 2008 el problema de esta etapa era el de la falta de oferta para las familias con niños menores de tres años, ahora la principal dificultad es casi la contraria: sobran plazas por la bajada de la demanda. Varios son los factores que la han provocado. El principal es el descenso de la natalidad como consecuencia directa de la crisis económica de 2008.

Unas circunstancias que dibujan una realidad poco halagüeña para un sector que ha tenido que afrontar numerosos envites la última década. En el nuevo curso que comenzó ayer en esta etapa, el número de plazas que están vacías supera las 30.000, según detalló Imbroda. Esta cifra representa casi una cuarta parte de la oferta total (123.000 plazas públicas y de convenio). Dicha proporción es la que ha llevado a la Consejería de Educación y Deporte a pedir a la ministra del ramo, Pilar Alegría, que replantee el fin de los fondos europeos de recuperación para el primer ciclo de Infantil.

7.000 nacimientos menos

Para Imbroda, “carece de sentido” que el Ejecutivo de Pedro Sánchez mantenga la intención de destinar estas ayudas comunitarias a incrementar la oferta –que ya este curso ha aumentado en toda la comunidad con la adhesión de 50 centros al programa de convenio– cuando las aulas no están llenas. Una petición que, hasta el momento, no ha sido atendida y ello pese a que desde 2018 se han registrado 7.000 nacimientos menos en la comunidad autónoma.

Esta falta de demanda es palpable también a nivel provincial. En Sevilla, por ejemplo, según precisó ayer la delegada territorial de Educación, María José Eslava, en este arranque de curso quedan más de 10.000 plazas sin ocupar, una tercera parte de la oferta presentada. No obstante, tanto Imbroda como Eslava precisaron en los actos a los que acudieron ayer que, a diferencia de los colegios, la escolarización en las escuelas infantiles continúa abierta durante todo el curso (aunque hay una fecha oficial en abril), por lo que se estima que los próximos meses aumente el número de alumnos matriculados.

Una monitora de Infantil prepara el aula de una guardería. Una monitora de Infantil prepara el aula de una guardería.

Una monitora de Infantil prepara el aula de una guardería. / José Ángel García

De hecho, pese a que la cifra de vacantes sigue siendo bastante considerable, el número de menores escolarizados supera en 4.441 a los que había el año pasado por estas fechas. En Sevilla, se estima que este aumento, a lo largo del curso, sea superior al 5% y se llega a los 25.553.

El hecho de que Imbroda reclame que las ayudas europeas contribuyan a lograr la gratuitad de la etapa de 0 a 3 años obedece a que la bonificación total es uno de los objetivos de esta legislatura y que, según el Ejecutivo regional, lograría aumentar la demanda. Educación prevé que este curso el número de menores andaluces a los que este servicio no les cueste nada alcance los 50.577, mientras que aquéllos que tendrán reducción de las tarifas serán 43.388.

Las reclamaciones del sector

Este curso, además de la pandemia del Covid y la falta de demanda, viene marcado por las nuevas tarifas de las guarderías que entraron en vigor la primavera pasada tras la petición del sector, que llevaba una década con los precios congelados. No obstante, algunas patronales consideran que las mejores son todavía insuficientes. Así, CECE Andalucía propone que se “liberalice” la oferta de los centros de convenio, de manera que puedan ofrecer plazas públicas y privadas. También piden que los pagos de la Junta no sean por alumnos, sino por aulas, lo que contribuirá a mejorar el servicio y la economía de unos centros que han sufrido en numerosas ocasiones la demora en el abono de las mensualidades por parte de la Administración autonómica, un problema que Imbroda se compromete a solucionar este curso.

El consejero recordó ayer que Andalucía es la cuarta comunidad con mayor tasa de escolarización en este ciclo. El 48% de los menores de 16 meses a tres años son atendidos en las escuelas infantiles, donde se presta un servicio que va más allá de la conciliación familiar y que supone una base fundamental para el desarrollo académico de los niños.