Cómics

Desde el Infierno

  • El famoso demonólogo Jason Blood escondía en su interior el mayor de los secretos, al que podía invocar en los momentos de peligro, ¡el demonio Etrigan!

Detalle de la portada. Detalle de la portada.

Detalle de la portada.

Creo que a estas alturas resulta del todo innecesario que os presente a Jack Kirby, uno de los mayores y más prolíficos creadores que han existido en el universo de los comics norteamericanos. Cada género por el que pasaba su mano se convertía en una visión personal y espectacular, como fue el hecho de convertirse en uno de los padres fundadores del universo marvelita.

No se dejaba intimidar por ningún encargo, y ya en su segunda época de éxito, esta vez en la editorial DC, además de crear toda la saga del Cuarto Mundo y el mundo de Kamandi, le llegó una inusual propuesta. Las modas de aquellos tiempos habían traído de regreso a las historias de terror, ¿así que  por qué no crear una nueva colección?

Como el propio Mark Evanier narra en el prólogo de este volumen, la cuestión se solucionó entre sándwiches y hamburguesas, en medio de una cena familiar.

Y es que el talento de Jack Kirby no solo lucía en sus planteamientos, sino sobre todo en cómo los plasmaba en el papel.

Así fue cómo nació y se inició la colección protagonizada por Demon.

Y como ya había hecho con otras de sus creaciones, lo importante era dotar al protagonista de un origen y pasado interesantes, que nos llevarán a la Camelot del Rey Arturo, donde en el fragor de la última batalla, el poderoso mago Merlín invocará a un ser que proviene del Hades, con peligrosos poderes. Éste va a estar íntimamente relacionado con Jason Blood, un hombre que caminará a través de los siglos con este alter ego en su interior, y que lo llevará hasta la ciudad de Gotham, donde es admirado tanto por sus conocimientos en demonología como su maravillosa colección de artefactos y objetos relacionados con el tema que domina.

Pero claro, para que un personaje sea del todo interesante hay que rodearlo de unos secundarios a su nivel, y en este caso Kirby volvió a dar en la diana. Randu, un hindú con extraordinarios poderes psíquicos; Harry Mathews, el auto proclamado mejor amigo de Blood y contrapunto humorístico. Y para rematar el cuarteto, Glenda, una rubia y bella joven que va a compartir más de una peripecia junto al protagonista.

Y sí, Jason Blood se va ver metido en una y mil aventuras, solo o junto a este trío de amigos y aliados. Por supuesto, cómo no podía ser de otra manera, tendrá su correspondiente némesis en Morgan Le Fey, que lo ha perseguido a través del tiempo con la intención de recuperar su hermosura, convirtiéndose en una adversaria dura de pelar.

Aunque la galería de monstruos y seres de la oscuridad va a ser de lo más variada: Licántropos como El Aullador, peligrosas sectas como la del Ojo Místico y sus miembros, Los Reencarnadores; Meg La Fea, una letal bruja que, junto al Duque de Hierro, le van a poner las cosas difíciles a Jason…

Y este será solo el principio, ya que Blood va  a tener que arreglar las travesuras de Klarion, un niño brujo que viene de otra dimensión y que le va a acarrear más de un dolor de cabeza.

También vais a conocer la dramática historia de Farley Fairfax, un famoso actor que por una serie de dramáticas circunstancias se verá obligado a vivir en las alcantarillas, convertido en un oscuro ser que oculta su rostro y busca a su amada Galatea, que se parece peligrosamente a Glenda, la amiga de Jason…

La lista de enemigos incluida en estos trepidantes dieciséis números se completa con el malvado doctor Maldadstein, y el regreso de dos personajes que le van a poner las cosas muy difíciles a Jason y su contrapartida demoniaca, que entre versos y ráfagas de fuego infernal, tratará de salir de los sucesivos embrollos.

Aquí vais a disfrutar de la génesis de un personaje único, al que otros grandes autores como Matt Wagner o Garth Ennis desarrollaron a partir de la semilla de su creador.

Una joya ésta más que se suma a la línea de obras creadas por el genio absoluto de los cómics, el gran y único Jack “El rey” Kirby.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios