ENCUESTA ¿Apoyas que el Museo de Bellas Artes deje de ser gratis para los sevillanos?

Cómics

Ven y enloquece

  • El terror, lo extraño y bizarro, la violencia se dan la mano en este volumen que recopila la mítica colección

Ilustración de portada.

Ilustración de portada.

Vivimos pegados a nuestros teléfonos móviles, que se han convertido en nuestro cordón umbilical con esa realidad que nos rodea. Las noticias nos golpean, miles de clickbaits nos atraen como cantos de sirena y las redes sociales nos obligan a ser mejores de lo que en realidad somos, atrapados en una carrera sin final.

Pero, ¿y si existiera otro mundo, ficticio? En el que lo inesperado nos acecha, dispuesto a asestarnos un certero golpe que nos deje sin poder reaccionar ante el oscuro catálogo que se despliega ante nuestros despavoridos ojos…

Su nombre es Flinch.

Colección creada a finales de los noventa, y que se convirtió en un medio para que un buen puñado de lo mejorcito de la profesión, en este caso del mundo del cómic norteamericano, se explayara con total libertad, jugando con el formato del relato corto.

Breves píldoras, la mayoría, que nos dejan sin aliento y que con tan solo ver de dónde proceden, quiénes son sus creadores, consumimos sin parpadear.

Desde Jim Lee, Brian Azzarello y Eduardo Risso, pasando por Richard Corben, Mike Parobeck, Bruce Timm, Marck Hempel, Kieron Dwyer, Garth Ennis, Berni Wrightson, Bruce Jones, Kelley Jones, Bill Sienkiewicz, Pat McEown, Bob Fingerman, Frank Quitely, Sean Phillips, Dean Motter, David LLoyd, Tony Bedard, Daniel Zezelj, Cliff Chiang… Y muchos, muchos más de los más talentosos guionistas y dibujantes que han dejado su sello, la mayoría, en muchos de los títulos de la extinta línea Vertigo.

¿Y qué podemos esperar que nazca del talento de todos estos autores?

Pues, lo primero, abrochaos el cinturón, ya que el periplo va a ser muy, muy movidito. Y nos llevará a través de una casi interminable galería en la que lo peor del ser humano, su lado más oscuro, violento, y desagradable, se nos mostrará con la mayor crudeza, sin cortapisa alguna.

Una pesadilla que surgirá tras la búsqueda de unos agentes de la ley desaparecidos; el ansia, el hambre que acosa a un hombre desde la pérdida de su hermano; Los sueños de un padre de familia que quiere surcar los cielos, y se convierten en otra cosa; una obsesión por las mujeres muertes llevará a una conclusión inesperada; el peligro de los grupos de violentos ancianos que acechan a las chicas; hay apuestas que más vale dejar pasar; el desgraciado destino del Dr. Bizarro; no te fíes nunca del Diablo y sus tratos; un amor de juventud, transformado en obsesión, se puede convertir en la peor de las pesadillas; ¿puede la pasión nacer de la violencia más extrema?; una navidad diferente, en la que la que los gritos de terror sustituyen a los villancicos…

Y así, podría seguir, poniéndoos los dientes largos a todos aquellos y aquellas a los que no os asusta internaros en parajes sombríos, donde no vais a tener una mano que os sujete, y a nadie que os guíe, y un constante escalofrío os recorrerá el espinazo, como si de una descarga eléctrica se tratara…

Toda la colección original de Flinch, dieciséis números, recopilada en un solo volumen, que os deparará horas de apasionante y terrorífica lectura.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios