Deportes

Alemania estrena el 'nuevo fútbol'

  • Seguridad y nuevos métodos en el regreso del fútbol tras 66 días de parón por el coronavirus

  • El Borussia Dortmund golea al Schalke 04 en el derbi del Ruhr

Los futbolistas del Dortmund celebran distanciados el gol de Haaland. Los futbolistas del Dortmund celebran distanciados el gol de Haaland.

Los futbolistas del Dortmund celebran distanciados el gol de Haaland. / martin meissner / pool

Tras 66 días de pausa forzada por la pandemia del coronavirus, la Bundesliga regresó ayer con el Borussia Dortmund metiendo presión al Bayern Múnich tras golear al Schalke 04 (4-0) en el derbi de cuenca del Ruhr, con el Borussia Mönchengladbach ascendiendo a la tercera plaza tras su victoria frente al Eintracht Fráncfort (1-3) y CON el tropiezo del Leipzig en casa ante el Friburgo (1-1).

Fue todo bajo una atmósfera incómoda. Resultó extraño el silencio en un estadio como el Signal Iduna Park de Dortmund, uno de los más bulliciosos de Europa. Ni siquiera rugían los bares por las medidas de distanciamiento social. La jornada dejó imágenes inéditas. Desde los estadios vacíos y las celebraciones sin tocarse -algún jugador se lo acabó saltando- a los exhaustivos controles tanto en los accesos, con mediciones de temperatura, como en el propio terreno de juego, con desinfecciones continuas de los balones o la distancia de seguridad para las entrevistas post-partido. Sin el ruido del ambiente, los gritos de los jugadores y de los entrenadores fueron perfectamente audibles por la televisión, un matiz distinto.

En la clasificación, el líder Bayern visitará hoy al Union Berlín, después de que el Dortmund se le colocase a un punto. Los de Lucien Favre se impusieron por 4-0 a su tradicional rival, el Schalke 04, con un gol del noruego Erling Haaland, dos del portugués Raphael Guerreiro y uno del belga Thorgan Hazard.

Ya el primer tiempo fue del Dortmund, que fue claramente el mejor equipo, lo que se reflejó en el marcador. Los jugadores acabaron celebrando la goleada ante la curva sur del Signas Iduna Park, lo que ha sido visto como un homenaje a la afición ausente. "Fue algo espontáneo", explicó el centrocampista Julian Brandt al canal Sky. La curva sur, en tiempos normales, es el corazón de la afición del Dortmund. Se conoce como "la pared amarilla" o, también, como la tribuna con puestos de pie más grande del mundo. El propio Brandt fue uno de los últimos en sumarse a la celebración, pues, según dijo, después del partido se había sentado agotado en el banquillo. "Se notaron las últimas siete u ocho semanas", dijo Brandt aludiendo a las condiciones anómalas en que se habían desarrollado los entrenamientos durante la pandemia del coronavirus.

El Gladbach, por su parte, ascendió a la tercera plaza tras vencer al Eintracht (1-3). Con un arranque demoledor, en la primera jugada tomó ventaja por medio de Alasane Plea, cuando apenas habían pasado cerca de 40 segundos desde el pitido inicial. El Eintracht todavía no había terminado de recuperarse del gol de Plea cuando llegó el segundo golpe, de Marcus Thurman, en el minuto 7. Los dos goles tempraneros marcaron el partido, el Eintracht jugaba contra la corriente y tenía dificultades en llegar. Bensebaini sentenció de penalti en el 73, aunque André Silva hizo después el gol del honor local.

El Leipzig, por contra, perdió enteros en la lucha por el título, tras lograr únicamente una igualada ante en el Friburgo, que incluso llegó a adelantarse en el marcador (1-1).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios