Deportes

Veteranos del Betis tratan de movilizarse

  • El entorno más profesional buscan las soluciones que a los accionistas les fue imposible en la última Junta Extraordinaria.

Comentarios 9

Los teléfonos echaron humo este martes en Sevilla. El entorno más profesional del Betis, el de gente válida que lo sirvió algún día sobre el césped, en sus banquillos o en algunos despachos, comenzó a movilizarse, a tratar de buscar las soluciones que a los accionistas les fue imposible en la última Junta Extraordinaria porque si una persona representa el 51,34% de las acciones siempre se hará su santa voluntad, apellídese Lopera, Bosch o Estepa.

Esa asamblea, improductiva por las negativas de Estepa a abrir su reducidísimo entorno, y la depresiva derrota frente al Málaga han provocado amplia inquietud entre quienes más saben de fútbol y del Betis, de ahí esos primeros contactos que este martes se iniciaron en busca de una idea común que proponer al club, hoy todavía en fase embrionaria pero que ha encontrado adeptos.

La idea de algunos es formar un grupo reducido pero sobradamente representativo para dirigirse en calidad de asesores a los actuales consejeros, ya que temen (quizá habría que decir saben) que no están capacitados para la complicadísima gestión que se les avecina. Incluso, alguno no tendría inconveniente en entrar en el consejo de administración para colaborar desde dentro si hiciese falta.

También han sondeado la idoneidad, en caso de acabar constituyendo el grupo, de convocar una rueda de prensa para darse a conocer y comunicar las propuestas que pudiesen acordar.

Sin embargo, existirían algunos problemas, ya que algunos de los que podrían liderar la iniciativa están muy implicados en el grupo de ex futbolistas veteranos del club e incluso son amigos de Rafael Gordillo. No hay que olvidar tampoco que esta asociación se financia con los fondos que el club recauda de sus futbolistas (la otra mitad es para la Fundación RBB), de ahí las posibles reticencias que pueda haber.

Con todo, la iniciativa puesta este martes en marcha no pasa por el momento de tibios contactos, habida cuenta la honda incertidumbre existente. Y, entre béticos que se conocen de toda la vida, uno llama a otro, éste se lo cuenta a un tercero, otro día quedan para verse... Y hay que ver si cuaja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios