Coosur Real Betis Borg: "Si me quieren me quedaré"

  • El escolta muestra su interés por seguir en la entidad

  • El sueco apuesta por la continuidad del grupo para que el equipo encuentre una identidad propia

Borg avanza con el balón en un partido disputado en San Pablo con el Coosur Betis.

Borg avanza con el balón en un partido disputado en San Pablo con el Coosur Betis. / D. Ligero (ACB Photo)

Quizá no ha sido su mejor campaña estadísticamente hablando, es verdad, pero Tobias Borg ha sido un jugador clave en la permanencia del Coosur Betis en la Liga Endesa. Ni un pero se le puede poner al sueco en cuanto a actitud, salieran las cosas bien o mal. Con menos protagonismo al principio, para Joan Plaza fue una pieza clave por los famosos intangibles que destaca siempre el técnico y su esfuerzo siempre generoso en defensa, su trabajo siempre en favor del grupo y su acierto exterior, que mejoró en la recta final de la temporada. Junto al capitán, Pablo Almazán, es el único recuerdo que queda de aquella plantilla de récord de la LEB Oro de la 2018-19 y ahora acaba contrato, tras renovar sólo por una temporada el pasado verano. El escolta, sin embargo, lo tiene claro: "Si me quieren, quiero quedarme", afirma Borg, que espera la llamada del club mientras pasa por la costa levantina unos días de descanso antes de poner rumbo a su país a principios de junio con la satisfacción del deber cumplido.

"Conseguimos el objetivo y por eso estamos contentos. Pero fue una temporada bastante complicada, por todo lo de la pandemia y el sufrimiento por la salvación. En lo personal fue duro, porque no he podido ver a mi familia y amigos desde hace casi un año. Se ha hecho larga, pero logramos dejar al equipo otro año en la ACB", señaló el jugador, que confía en que el club mantenga una línea de continuidad para no empezar otra vez desde cero: "Siempre es importante tener una línea de trabajo y encontrar una personalidad de equipo, una identidad con la que la gente se identifique. Que todo el mundo sepa lo que es el Coosur Betis y no cambiar demasiado es una parte de eso. Espero que el año que viene haya esa necesaria continuidad, aunque no tengo contrato y no sé si seré parte del equipo", explicó.

Para Borg un momento especialmente difícil fue el cambio de entrenador, porque "Curro Segura era parte del club, el técnico del ascenso y una gran persona". Sin embargo, los dirigentes apostaron por un cambio y "fue un momento raro", pero el equipo “respondió con Plaza, que hizo un gran trabajo”. ¿Seguirá el técnico? "No es una pregunta para mí, pero claro que sería bueno para el club", señaló el protagonista, que se entrevistó con el de Badalona antes de empezar las vacaciones: "Hemos hablado sobre la temporada. Me ha dado las gracias por el trabajo y me dijo que estaba muy contento conmigo. Creo que generamos bastante confianza entre nosotros, lo que es importante, y piensa que tuve mi cuota de responsabilidad en la permanencia del equipo".

Borg supera a McFadden. Borg supera a McFadden.

Borg supera a McFadden. / B. B. Hojas (ACB Photo)

Borg trata de recargar pilas tras "una temporada muy dura mentalmente, pero también en lo físico". "El baloncesto busca los límites de uno y este año todos hemos llegado a él", destacó el jugador escandinavo, que ahora espera "qué va a pasar con el club". "Yo he dicho que estoy contento aquí y me han dicho que están satisfechos con mi trabajo, pero no sé nada más sobre el futuro. Si me quieren, quiero quedarme. Hay otras posibilidadestambién, pero mi primera opción es el Betis y espero continuar".

Esa continuidad por la que aboga se sustenta en la fortaleza de un bloque que se levantó cuando más complicado era todo: "La unión del grupo fue clave. La derrota en Bilbao fue muy dura, porque era un rival directo y nos quedábamos en descenso, pero después ganamos seis de diez partidos. Muchos encuentros importantes y en general jugamos bien en ese momento clave. La mentalidad que tuvimos fue muy buena. Juntos y con buena actitud conseguimos resultados. Es para sentirse orgullosos de la reacción del equipo".

"La unión del grupo fue clave, porque la derrota en Bilbao fue muy dura, pero nos levantamos”

Y es que los errores en el triple no ayudaban a ganar confianza: "Es una parte de baloncesto. A veces metes, a veces no. Siempre es más fácil jugar cuando tienes confianza. Si los tiros entran es más fácil tirar después. Y si fallas y estás abajo, en la clasificación, puede costar. No empezamos bien y mentalmente pesó todo", explicó.

Borg cree que el final de temporada no es la imagen con la que el aficionado debe quedarse, ya que "después de tanta tensión acumulada lograr la permanencia fue una liberación". "En cada partido y entrenamiento sólo pensábamos en la salvación. Cada día era el objetivo y cuando lo logramos nos quitamos un gran peso de encima. Quizá por eso después no jugamos bien y nos costó recuperar la motivación el día del Fuenlabrada tras unos meses muy intensos. Contra el Gran Canaria, un equipo de play off, sí recuperamos el nivel competitivo, aunque se notó la diferencia de un equipo que luchaba por algo y otro que no".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios