FC Barcelona-Coosur Real Betis | Liga Endesa

Un acto de fe en Barcelona

  • El Betis sigue quemando etapas en su complicado inicio de segunda vuelta y visita el Palau sin Jerome Jordan

Oliver pasa el balón a Nacho Martín ante Sipahi, durante el último entrenamiento en la pista del sótano de San Pablo. Oliver pasa el balón a Nacho Martín ante Sipahi, durante el último entrenamiento en la pista del sótano de San Pablo.

Oliver pasa el balón a Nacho Martín ante Sipahi, durante el último entrenamiento en la pista del sótano de San Pablo. / Juan Carlos Muñoz

En la segunda estación del duro arranque de la segunda vuelta, tras el Unicaja, el Coosur Real Betis se enfrenta al todopoderoso Barcelona de Svetislav Pesic, capitaneado por Mirotic. Y en el Palau Blaugrana. Tocará hacer un acto de fe con este camaleónico conjunto verdiblanco, capaz de poner contra las cuerdas a cualquiera cuando los triples entran o irse de los partidos un par de minutos y encajar un parcial en contra a la postre definitivo.

Y encarará Curro Segura el difícil duelo de esta noche (20:30) sin Jerome Jordan, un jugador que ha aportado mucho en estas jornadas, tanto en ataque como en defensa. Un problema en el sóleo lo obligan a parar. Sobre todo pensando en el duelo de la siguiente jornada en casa contra el Burgos, choque marcado en rojo para sumar antes del parón de Copa y las ventanas FIBA, pues justo antes tocará otra complicada salida para medirse con el Real Madrid.

Nadie habla de tirar el partido de esta noche, ojo. Pero puestos a tirar de lógica, mejor un Jordan sano la semana que viene que uno renqueante en la Ciudad Condal. Por ello volverá a la convocatoria Izundu, pese a que su papel deberá ser testimonial en una rotación interior reducida, ya que Nacho Martín ni Malmanis parecen contar para el técnico. El pucelano no ha rascado bola en las dos últimas citas y el Carramimbre Valladolid, líder de la LEB Oro, anda tras sus pasos para repatriarlo en su idea de reforzar su candidatura al ascenso. Pero seguramente hasta que el Betis no encuentre en el mercado al tirador que lleva meses buscando no soltará a nadie (por Izundu también se interesó el Covirán Granada), por lo que pueda pasar.

Así las cosas, y centrado en el duelo frente al Barcelona, todo pasa porque los locales no tengan un buen día. Después, que el cuadro sevillano esté más acertado que el último día desde el triple, pues el 7/26 (27%) ante un efectivo Unicaja (14/33) marcó diferencias el pasado sábado. Y que defienda con toda la intensidad posible, claro. Al final todo pasa por el trabajo defensivo. Por no regalar canastas fáciles bajo el aro ni regalar segundas opciones perdiendo la lucha en el rebote.

Pero no es imposible y el equipo azulgrana ya ha perdido en su cancha dos veces en liga. Eso sí, ante un excelso Unicaja, que aquel día veía el aro como una piscina (14/31 desde el perímetro frente al 6/30 del Barça), y frente a unBilbao Básket que se jugaba el pase a la Copa y no dejó de creer pese a estar 14 puntos abajo en el tercer cuarto. Creer es otra clave para un Betis que en la primera vuelta ya le compitió de tú a tú en San Pablo, si bien será clave que los verdiblancos rebajen los 83,4 puntos que encaja de media. No está mucho mejor el Barcelona en este sentido, pues su promedio es de 83,3 y la semana pasada el Fuenlabrada le hizo sudar (90-94). Sin embargo, encajar es un lujo que se puede permitir el equipo más anotador de la liga (90,9) con argumentos como Mirotic, Delaney o Higgins, que nunca fallan, además de los Kuric, Davies, Claver, Abrines o compañía. Siempre aparece alguien.

Limitar esa capacidad será la clave para llegar con vida al último cuarto. Es el reto para, a partir de ahí, echar una moneda al aire. Poco que perder, en realidad, en una cita en la que a priori nadie cuenta con sumar. Pero no por ello debe el Betis salir derrotado. Sin presión, sí, pero en tensión y concentrado, que el pozo de la clasificación sigue cerca. Tanto como el objetivo de la permanencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios