Coosur Real Betis La salvación, mucho más que algo virtual

  • El Betis tiene atada la permanencia ya y sólo le falta para certificarla un triunfo o una derrota de Estudiantes

Campbell protege el balón ante el base del Manresa Dani García.

Campbell protege el balón ante el base del Manresa Dani García. / Raúl Caro (Efe)

El vital triunfo del Coosur Betis ante el Manresa casi dio carpetazo a una sufrida temporada en la que el objetivo de la permanencia está ya en el zurrón. Cierto es que las matemáticas todavía le ponen el casi por delante al reto por el que llegó Joan Plaza al club, pero sólo una combinación rocambolesca daría al traste con las aspiraciones verdiblancas, a falta de tres jornadas para la conclusión de la fase regular.

Es cierto que en esta liga de locura, y para colmo impar, a unos equipos les quedan dos partidos, a otros tres, cuatro o hasta cinco, pero en la lucha por la salvación ya se puede sacar la calculadora y tras la derrota el domingo del Estudiantes frente al Valencia sólo un empate a victorias con el Bilbao Básket o uno múltiple en el que esté metido el cuadro vasco mandaría al cuadro sevillano a la LEB Oro.

Al Betis le quedan tres partidos por delante (ante el Barcelona, el Fuenlabrada y el Gran Canaria) en otras tantas jornadas y le saca cuatro victorias de ventaja al Gipuzkoa y al Bilbao. El conjunto donostiarra ya no puede superar al hispalense ni ganando los cuatro encuentros que le restan, ya que pierde el average con el equipo heliopolitano. Esa circunstancia es vital en las opciones de los de Álex Mumbrú, a los que le quedan cinco encuentros (con Real Madrid y Joventut y los aplazados frente al Fuenlabrada, el Gran Canaria y el Burgos). Este fin de semana tampoco jugará por el brote de Covid-19 que sufre la plantilla, por lo que mantendrá sus opciones intactas y para sellar definitivamente la salvación el Betis tendrá que ganar al Barcelona, que llegará a la cita del domingo (12:30) tras jugar hoy ante el Zenit el quinto partido de los cuartos de final de la Euroliga y el jueves recibir también en el Palau al Obradoiro. Otra opción es esperar una derrota del Estudiantes frente al cuadro gallego el domingo, impidiendo así que pueda sumar dos triunfos y alcanzar a los verdiblancos en el caso de que perdieran los tres choques que le restan.

Demasiado rocambolesco todo como para pensar en algo que no sea la permanencia, un año más, del Betis en la ACB, por muy "neurótico" que Joan Plaza se muestre de puertas para afuera del vestuario. "Quien sepa lo neuróticos que somos los entrenadores ese casi (por la permanencia) es importante. Hasta que matemáticamente no estemos salvados no voy a abrir ninguna botella de cava. Toca pensar en el próximo partido ante el Barcelona", indicó el entrenador tras vencer al Manresa.

Plaza da instrucciones con Mike Torres delante. Plaza da instrucciones con Mike Torres delante.

Plaza da instrucciones con Mike Torres delante. / Raúl Caro (Efe)

Lo cierto es que aun sin ser matemático, sin tener la permanencia "en el zurrón y bien atado", como espera Plaza, el Betis lo tiene hecho a falta de tres jornadas para finalizar la fase regular de la Liga Endesa, que se extenderá más allá de la fecha inicial del 16 mayo para que se puedan disputar todos los partidos que están aplazados por el coronavirus antes de encarar las dos últimas jornadas de la competición. Podría aprovechar la entidad este tiempo para poner las bases de la planificación, ya que sólo Pablo Almazán tiene contrato garantizado. Eso sí, lo primero será resolver el futuro del técnico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios