Baloncesto | Copa Andalucía

Dee para tirar del carro (94-79)

  • Los de Curro Segura se llevan el choque merced a su mayor potencial exterior, pese a sufrir mucho por dentro 

Bropleh intenta mantener la pelota presionado por el jugador del Granada Almazán. Bropleh intenta mantener la pelota presionado por el jugador del Granada Almazán.

Bropleh intenta mantener la pelota presionado por el jugador del Granada Almazán. / Juan Carlos Muñoz

Comentarios 1

El Betis Energía Plus venció en la ida de la semifinal de la Copa Andalucía al Fundación CB Granada, en un partido en el que evidenció que debe mejorar mucho, que le falta mala leche sobre el parqué y que tiene a un líder en la pista como Dee, al que se le sumó Bropleh. Con dos jugadores buenos y un pívot sano que se imponga se puede empezar la liga.

Mal arrancaban las cosas para los verdiblancos antes incluso de echar el balón al aire. A la ausencia conocida de Pablo Almazán por una rotura fibrilar se unieron dos más. A su lado, vestidos de calle, Stainbrook, que en Sierra Nevada tuvo que parar dos días; y Marcius, que tampoco jugó en Morón y aumentan las dudas alrededor de él por su lesión de rodilla.

El ambiente tampoco ayudaba. Frío, pese al calor de fuera y la lluvia posterior. Los truenos eran lo único que hacían retumbar el pabellón. Recordando a las grandes noches de Eurochallenge de San Pablo que los cajistas que las sufrieron jamás olvidarán.

Y así a uno y otro les costó entrar en el encuentro. Intercambio de golpes y de fallos con un Betis que sin Stainbrook apostaba por correr y un Granada que dominaba los aros y el rebote aprovechando su mayor altura. Y ahí, en la pintura, mandaba Guille Rubio, un viejo rockero que le enseñó a Tunde a moverse. El ex cajista le dio una lección al de Sierra Leona, no sólo anotando sino ganándole la posición en la pelea por el rebote camino de sus 37 años. A veces no hace falta innovar y querer con experimentos y fichar veteranos que sepan cómo se juega a esto.

Stainbrook y Marcius se unieron a Pablo Almazán y no jugaron por sendas molestias

La igualdad se mantuvo hasta que Dee apareció. Balones a Dee era la consigna. Triples, penetraciones y llamando a filas a sus compañeros haciendo corrillos y dando instrucciones. Alma de capitán. Un triple suyo puso el 23-17, minado pronto por el rival que aprovechaba las segundas oportunidades que los pívots béticos concedían. A Malmanis le faltan kilos y dosis de mala leche; Obi doblaba minutos para cubrir la baja de Stainbrook; y a Tunde si no le llega el balón en carrera y la hunde poco parece que pueda hacer.

Dani Rodríguez y Costa deben aún conocer a sus compañeros y hacerlo más fácil. En éstas apareció Borg cuando Curro Segura decidió jugar con bajitos. Un par de recuperaciones suyas y las canastas de Bropleh, un Boungou-Colo en potencia aunque de momento las mete, abrieron una brecha que fue de 10 puntos con un triple de Pluta. Ocho al descanso (48-40).

Pero llegó el tercer cuarto. El mal endémico en la historia del Caja que su heredero quiere que no se olvide. La pájara metió al Granada con un 2-11 de parcial. Mandando en la pintura con Bortolussi, otro perro viejo en la LEB, y con los pases extras que los locales no encontraban. Pero apareció Dee. Un triple estratosférico con falta incluida que los colegiados no pitaron reanimó a su equipo, que despertó con él para pasar del 58-58 al 68-58 en apenas 1.30 minutos con un triple sobre la bocina del final del tercer cuarto de Dani Rodríguez.

Pero sin pívots es imposible jugar decentemente a esto. Obi es más un cuatro, pese a que se faja por dentro, y Tunde se fue al banquillo tras cometer su cuarta personal, tres de ellas por hacer mal los bloqueos. Que alguien le enseñe. Y del 73-62 con un triple de Bropleh, que ayudó bastante en la pintura, se pasó en un visto y no visto al 73-69 con un Betis jugando en ataque como si de una pachanga se tratara. Curro Segura paró el choque, los suyos despertaron, Pluta cayó lesionado, con el segundo 3+1 de Obi cerró el partido (82-71) a tres minutos de la conclusión y Bropleh se vino arriba. Al final el Betis irá a Granada con 15 puntos de ventaja, pero con mucho que mejorar aún.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios