Dos Hermanas

El gobierno local culpa a la coyuntura de las anomalías en materia de personal

  • En las alegaciones a la Cámaras de Cuentas, recuerda que son problemas generalizados en la administración

  • Defiende el volumen de contratación temporal para dar servicios en el municipio que más crece de Sevilla 

La sede del Ayuntamiento de Dos Hermanas. La sede del Ayuntamiento de Dos Hermanas.

La sede del Ayuntamiento de Dos Hermanas. / M. G.

Comentarios 2

En el arranque del periodo vacacional de agosto, el gobierno local del PSOE en Dos Hermanas se remitió este miércoles a las alegaciones que presentó al informe la Cámara de Cuentas de Andalucía para explicar las anomalías que ésta ha detectado al fiscalizar el ejercicio de 2014 en el Ayuntamiento, sobre todo en materia de personal, por el abuso de la contratación temporal y el incumplimiento de las leyes de acceso a la administración pública, con los principios de igualdad, mérito y capacidad.

En esas alegaciones, el equipo del alcalde Francisco Toscano defiende que el problema es generalizado en la administración, acrecentado por la tasa de reposición cero de funcionarios, cuando Dos Hermanas es el municipio que más crece de Sevilla y el Ayuntamiento se ha visto obligado a ampliar el personal para dar servicios que considera esenciales, más allá de la seguridad o las emergencias, en los que esa tasa de reposición sí se mantuvo.

Asimismo, asevera que de los 6,2 millones de euros que el Ayuntamiento gastó en 2014 en salarios de personal temporal –excesivo para la Cámara de Cuentas–, el 60% son fondos de un plan municipal de empleo, pero con unas bases similares a los planes de este tipo de la Junta y de la Diputación, que suponen el otro 40%, con el fin de “redistribuir rentas entre los estratos sociales más desfavorecidos”.

La Cámara de Cuentas también ha puesto el acento en “el amplio abanico de sectores, funciones y categorías profesionales” que el Consistorio incluye en esas bases como prioritarios y cree que desvirtúa el carácter excepcional del contrato temporal. Ante ésto, el Ayuntamiento defiende que esas bases no han sido impugnadas y que se aprueban cada año.

El trabajo de fiscalización, incluido en el plan de actuación de 2015 de este organismo dependiente del Parlamento andaluz, hacía referencia además a la forma en la que han accedido al Ayuntamiento hasta 617 trabajadores laborales indefinidos, de una plantilla real que era 1.028 personas en 2014. Los auditores concluyen que lo han hecho incumpliendo “los principios constitucionales de mérito, capacidad e igualdad de oportunidades” e insta incluso a establecer controles para que contratos temporales no se terminen concatenando irregularmente. 

En este aspecto, el gobierno municipal insiste en que el personal laboral indefinido tiene presencia en la “gran mayoría” de las administraciones. En el caso de Dos Hermanas, accedió a través de programas de empleo de carácter temporal, e “incurrió bajo la permanencia del vínculo laboral con el Ayuntamiento por necesidades estrictamente no coyunturales de éste y bajo las restricción estatal de ampliación de plantillas orgánicas”.

Para solventar el problema, es necesaria la negociación colectiva, asegura que en ello está trabajando y recuerda que incluso se ha firmado un acuerdo a nivel nacional para afrontar estas situaciones.

En cuanto a la subrogación en el Ayuntamiento de más de 160 trabajadores del extinto Patronato Municipal de Deportes, que tampoco habían pasado por un proceso de selección por convocatoria pública, el Ayuntamiento explica en sus alegaciones que es personal que procede de la bolsa de empleo o, en su caso, del Servicio Andaluz de Empleo, ante el que se tramitan las ofertas. Pese a esta explicación, los auditores responden que la alegación no incluye “referencia o mención alguna a la preceptiva convocatoria pública de los procesos de contratación de estos empleados públicos”.

Al margen de este controvertido aspecto del personal, el Ayuntamiento defiende en sus alegaciones que está trabajando para solventar otros de los aspectos en materia de gestión de facturas, seguridad informática o fiscalización que se apuntan en el informe de la Cámara de Cuentas de Andalucía. 

El grupo municipal de Sí Se Puede Dos Hermanas ya ha anunciado que pedirá explicaciones al gobierno municipal por las “ilegalidades e irregularidades detectadas” en las cuentas y en la gestión del personal. “Si esto sucedía en 2014, ¿qué encontraríamos si la Cámara de Cuentas fiscalizase años anteriores o posteriores?. Esto nos hace dudar de toda la gestión de nuestro Ayuntamiento en materia de empleo y contabilidad”, destaca en un comunicado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios