Economía

¿Preparado para el susto de Hacienda? Así afecta el ERTE a la Declaración de la Renta 2021

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, tras la reunión del Consejo de Ministros. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, tras la reunión del Consejo de Ministros.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, tras la reunión del Consejo de Ministros.

En 2020, millones de trabajadores estuvieron en ERTE debido a la paralización de la actividad laboral por la pandemia del coronavirus. Estos expedientes de regulación temporal de empleo van a aparecer en la declaración de la renta de 2021 y afectará a la hora de realizarla. La clave será el número de pagadores que han tenido los trabajadores que han estado en esta situación. 

Si hubiera sido un año normal, los declarantes habrían tenido un solo pagador: la empresa para la que se trabaja. Sin embargo, a esto hay que añadir el cobro de las prestaciones del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). Ante ello, se suceden las dudas sobre si hay que hacer la declaración obligatoriamente o pueden evitarla, tal y como sucede en ciertos casos recogidos por los departamentos de Trabajo y Hacienda.

Habrá que hacerla atendiendo al importen conjuntos de todos los rendimientos brutos del trabajo al año. Las empresas que asesoran a los contribuyentes recomiendan que hay que revisar a todos los pagadores que se han tenido durante 2020, desde la empresa en la que se estaba trabajando o realizando una actividad hasta el SEPE o la Seguridad Social. 

Recopilar los datos de los pagadores

Tras haber repasado todos los pagos, hay que recopilar los certificados de trabajo emitidos por los pagadores y calcular los límites de ingresos. Otra pregunta común que se realizan todos los años los trabajadores es si, haciendo la declaración, saldrá a pagar. La respuesta es que no tiene que ser así. A pesar de ello, haber estado en la situación de ERTE aumenta las posibilidades de que pueda salir a pagar. 

Se ha explicado que hay que analizar todos los rendimientos que aparecerían. También, se estudiarían las retenciones que ya se han pagado durante 2020. Sin embargo, se comenta que, en la medida en que el Servicio Público de Empleo Estatal no ha retenido el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) en los pagos realizados durante la duración del ERTE, hay más posibilidades de que la cuota salga a pagar, tras haber recibido la prestación sin la retención oportuna. 

Las personas especializadas en este tema han insistido en que se revise detenidamente todos los pagadores que se han tenido durante el año pasado para que, después, no existan problemas con la Agencia Tributaria. Hay que calcular los ingresos que se han recibido y, según los límites que existen, estudiar la declaración y presentarla.

Asimismo, han asegurado que el SEPE tuvo que actuar rápidamente para hacer los pagos de los ERTE y no pudo realizar las retenciones a su debido tiempo, por lo que esta situación es la que aparece ahora para los trabajadores, la empresas y la administración pública. 

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios