Diario de Sevilla En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Economía

Renault cierra su fábrica de Sevilla y aplica un Erte a 1.200 trabajadores

  • Todas las plantas automovilísticas de España echan el cerrojo mientras duren los efectos del coronavirus

Cajas de cambio que fabrica Renault en su planta de Sevilla Cajas de cambio que fabrica Renault en su planta de Sevilla

Cajas de cambio que fabrica Renault en su planta de Sevilla

Renault ha decido parar la producción de sus cuatro plantas en España -una de ellas en Sevilla- y en las que trabajan unas 10.000 personas, durante el actual Estado de Alarma, informó el grupo francés, que aplicará un ERTE mientras se mantengan cerradas las plantas que afectará a la práctica totalidad de las plantillas.

Según la misma fuente, la decisión ha sido comunicada a la Junta de Portavoces del comité intercentros, y persigue garantizar la salud de todos sus trabajadores. El paro afecta a las plantas que Renault tiene en Sevilla, en la que fabrica cajas de velocidades y en la que emplea a 1.300 personas, en Valladolid, una de motores y otra de fabricación de automóviles (Captur), y Palencia, donde monta los modelos Megane y Kadjar.

La compañía prevé que la actividad comercial se reactive de forma rápida tras la crisis, por lo que una vez finalizada la misma, “se pondrán en marcha las medidas oportunas acordadas con la representación social que permitan poder trabajar lo necesario para satisfacer la importante demanda comercial que prevemos”.

En un comunicado, la dirección de la empresa, que inicialmente había previsto cerrar hasta mañana, “agradece la responsabilidad con la que todo el personal está afrontando está complicada situación”. Respecto al resto de empresas automovilísticas, Iveco también parará, hasta “nuevo aviso”, y se suma a a las ya anunciadas por Nissan y Seat en Barcelona, Ford en Almussafes (Valencia) y Volkswagen en Navarra, también para evitar el contagio entre sus trabajadores y ante la falta de suministros provocada por la pandemia.

Los otros dos fabricantes que cuentan con plantas en España, PSA y Mercedes-Benz, fueron los últimos en decidir cerrar plantas y aplicar Ertes.

En todas las plantas españolas trabajan en las cadenas de producción unas 66.000 personas, a las que hay que sumar otras más de 27.000 en departamentos como los de administración. El sector automovilístico, además, genera el 10% de todo el PIB español.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios