Economía

La brecha salarial entre Andalucía y España se hace más grande

  • La remuneración media anual se reduce en 113 euros en la región en 2016 mientras que en España se eleva en 50 euros

La brecha salarial entre Andalucía y España se hace más grande La brecha salarial entre Andalucía y España se hace más grande

La brecha salarial entre Andalucía y España se hace más grande

Comentarios 2

En 2016, casi 80.000 personas se incorporaron al mercado laboral en Andalucía en términos de afiliados a la Seguridad Social y una cantidad similar, según la Encuesta de Población Activa (EPA), abandonó el desempleo. Estos datos, muy buenos, quedan relativizados sin embargo por la estadística de salarios, que no sólo sitúa a la región en la cola de España, sino que indica una preocupante divergencia con la media española. Así, según la Encuesta Anual de Estructura Salarial del Instituto Nacional de Estadística, correspondiente a 2016, la ganancia salarial bruta media en Andalucía se sitúa en 21.268 euros, frente a los 23.156 en el conjunto de España. Lo que enciende una pequeña señal de alarma no es tanto esa brecha, que se ha situado entre 1.700 y 1.900 euros desde 2008 sin visos de reducción estructural, sino su evolución. Mientras que en España el aumento es de 50 euros en un año (poco, pero algo es algo) en la comunidad la caída es de 113. Es la primera vez desde 2013, además, que el salario medio se reduce.

Esa caída, del 0,5% en términos porcentuales, es la más fuerte de España junto con la de Canarias y Extremadura, con el agravante de que sólo en seis comunidades bajan los salarios, entre ellas, además de las mencionadas, Aragón, Madrid y País Vasco, aunque en estos dos últimos casos se parte de guarismos que están muy por encima de la media (ver gráfico).

Si descendemos al detalle, reparamos en que la brecha se hace mayor en los salarios más altos. Así, el INE refleja que el 10% de la población con mayores ingresos cobró en Andalucía de media 38.731 euros brutos en 2016, 390 menos que en 2015; mientras que en el conjunto del país la percepción en este estrato fue de 41.855, 207 más. En un sólo año la brecha, que era en 2015 de 2.500 euros, se amplía en 600. El 10% con ingresos más bajos, sin embargo, mantiene más o menos su remuneración, 7.428 euros, sólo 11 euros menos que en 2015. Lo que ocurre es que en España esa cifra sube en 133 euros, hasta 8.095. Es decir, la idea de que hay que subir el suelo salarial para que todos participen de la recuperación cala menos en Andalucía.

La encuesta deja otros datos más o menos relevantes. Por ejemplo, la brecha salarial entre géneros es algo mayor en Andalucía, pero sin exagerar. Una mujer gana el 75,76% de lo que recibe un hombre de media (5.600 euros menos) frente al 77,6% español, una cifra que ha mejorado mínimamente, sólo en una décima. Las andaluzas cobran 18.177 euros de media frente a los 20.131 en España, y sólo 6.077 euros en los estratos salariales más bajos frente a los 9.284 entre los hombres. Ahí, en esa franja, está la verdadera brecha, ya que una mujer andaluza percibe el 65% del sueldo de un hombre, o lo que es lo mismo, un 35% menos.

El sueldo de las mujeres fue inferior al de los hombres en todas las comunidades, aunque la diferencia varía de unas a otras. Canarias presentó la menor desviación entre los salarios de hombres y mujeres, seguida por Baleares y Extremadura, mientras que Asturias, Navarra y Cantabria son las regiones donde se aprecia una mayor brecha.

El estudio del INE también muestra dónde caen los salarios: en Andalucía lo hacen fundamentalmente en industria y construcción, con 699 y 730 euros de caída, respectivamente. En el caso del ladrillo puede que tenga que ver con el hecho de que el repunte del sector haya atraído más demanda y eso haya rebajado el precio del factor trabajo. Pese al frenazo, a industria (24.954 euros) es el sector mejor remunerado, frente a los servicios, que, aunque apenas varía en cuanto a salario medio (20.760) sí se sitúa por debajo de la media general. La construcción (21.254) también, aunque el año pasado no era así y estaba por encima del salario promedio.

También se observa que disminuye en unos 200 euros la remuneración de los contratos indefinidos y aumenta en 400 la de los temporales, lo que refleja que los sueldos de entrada en el mercado laboral empiezan a subir y que, al mismo tiempo, la negociación de los convenios colectivos está estancada. Pese a reducirse, la brecha sigue siendo muy grande: 15.998 euros para los contratos con fecha de finalización y 22.782 para los fijos. Por edades, sólo sube el salario entre los menores de 25, que son los que menos reciben (10.237 euros en Andalucía) y en el resto de franjas cae. Llama la atención que entre los mayores de 55 la remuneración sea idéntica a la nacional. En ese tramo no hay ningún tipo de brecha regional.

El salario mediano -que es el que está en justo en la mitad si hacemos una fila entre el salario más bajo y el más alto- se sitúa en 18.051 euros en Andalucía, 50 menos que en 2015. Muestra más estabilidad que el medio y una menor brecha con España. En el país está en 19.432 en 2016, 34 menos que el año anterior.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios