Elecciones municipales Sevilla ¿Por qué fracasan los proyectos para el río?

  • La gran avenida, un caudal de oportunidades... en cada campaña se suceden los lemas en torno al uso del Guadalquivir

  • Las mismas promesas se hunden y salen a flote desde hace años

Juan Espadas da la salida para el triatlón en el río. Juan Espadas da la salida para el triatlón en el río.

Juan Espadas da la salida para el triatlón en el río.

Comentarios 3

Con o sin baño, todos los alcaldes han ideado proyectos para hacer una costa urbana en el Guadalquivir a su paso por Sevilla. Algunos más sonados que otros, pero todos se han ido amontonando en el fondo del río, cual chatarra que sale a flote periódicamente.

Desde la playa de Alejandro Rojas Marcos, a las piscinas olímpicas de Zoido o el microdomos de Espadas... hay un amplio catálogo de ideas fallidas que, no por ello, vuelven a repetirse. No se trata sólo de equipamientos para el deporte y el ocio, también hay otros planes industriales y económicos varados y sobre los que los distintos partidos también dirigen su mirada. Es el caso de Altadis, el Paseo de la O, la Zona Franca o la Cartuja. Hay iniciativas ya en marcha y protocolos firmados que esperan ver al luz en el próximo mandato.

No hay campaña electoral sin un lema en torno al caudal de oportunidades y a la necesidad de abrir a la ciudad la gran avenida... Y después de tanto marketing, ¿por qué los proyectos no salen adelante?

Políticos y empresarios con intereses en el río coinciden en que la causa principal está la necesidad de una autoridad única que evite que las competencias se repartan entre las Administraciones, lo que supone trabas burocráticas y, en ocasiones, también políticas. Además de la Junta de Andalucía y el Gobierno central, hay actividades que requieren del permiso municipal y el visto bueno de las entidades deportivas y turísticas que desarrollan ya su trabajo en la lámina de agua. Y el devenir de los múltiples proyectos presentados en las últimas décadas demuestra que la ciudad tampoco está preparada para asumirlos.

En torno al río se han sucedido ideas de las más estrambóticas a las más necesarias. Sin tanto lujo de detalles –pues Rojas Marcos hablaba de un proyecto de más de 500 millones de las antiguas pesetas para verter 60.000 metros cúbicos de arenas en el meandro de San Jerónimo, que tendría olas artificiales y diversión para 2.000 personas, chiringuitos incluidos– el proyecto del andalucista ha sido reeditado en esta campaña por Adelante Sevilla, que recoge una playa fluvial también en San Jerónimo con piscinas. También un corredor verde que conecte el río con la dársena. La reedición moderna de la playa de María Trifulca de la Punta del Verde ha resurgido con más o menos fuerza en distintos mandatos.

Echando la vista atrás a los más recientes, las piscinas a las que se refiere la coalición de izquierdas ahora ya sonaron en el mandato de Juan Ignacio Zoido, con un proyecto más ambicioso, olímpico, que resultó un fracaso al quedar desierto el concurso. Su modelo fue el de Ámsterdam y Berlín, piscinas fluviales que serían el complemento al también fallido Paseo del Arte, con varios edificios para usos recreativos y culturales en Torneo. Una idea que ha retomado el socialista Juan Espadas, la de los espacios culturales, proyectando un nuevo teatro en Torneo. Y también otro espacio escénico en la Torre Radiópolis. Zoido incluso anunció un mapping sobre el río que recordara los espectáculos del 92.

Nada. Años antes Alfredo Sánchez Monteseirín ideó su “Enclave de río”: no era una playa, pero casi. Se trataba de un solárium en la ribera del Guadalquivir, más exactamente en el Paseo Rey Juan Carlos I que, aunque no permitiría el baño, ofrecería tumbonas, sombrillas, césped artificial y agua mediante aspersores para tomar el sol. Algo así como la conocida playa de París situada a orillas del Sena. Hace dos años, el Puerto acogió en sus terrenos un proyecto denominado “Sevilla Beach” que cerró en pocos meses. Más que una playa artificial se trataba de un complejo de ocio de alto nivel que patinó.

El PSOE asegura que reurbanizará Torneo y sus bajos y anuncia nuevos circuitos; el PP quiere ampliar hasta el Puerto el uso de la lámina de agua para deportes; y Ciudadanos propone espacios para pesca deportiva y un medio de transporte fluvial

La idea permanente es revitalizar el espacio fluvial de la dársena del Guadalquivir, entre el Puente de Triana hasta la Corta de San Jerónimo como mínimo. El programa de Juan Espadas en 2011 era muy extenso en esta materia. Un repaso: dos nuevas pasarelas peatonales sobre el río, un centro cívico para Los Remedios en las antiguas instalaciones de Altadis, algo así como una puerta al río, y una gran plaza fluvial en el entorno de Plaza de Armas. Su proyecto se fijaba en Bilbao. De hecho, algunos aspectos estaban inspirados en la Alhóndiga, con un nuevo muelle para embarcaciones y servicios náuticos de alta calidad. Y también en la plaza del Comercio de Lisboa o la plaza de la Ópera de Oslo. El microdomos: una zona de juego y ocio para los más jóvenes entre el puente de la Cartuja hasta el Puente de la Barqueta, con rampas mecánicas, museos de esculturas, canchas y bares... Y San Jerónimo Natura, otra zona verde con pantalanes flotantes, programas de restauración, circuito de footing y otra playa urbana.

En el programa de estas elecciones municipales Espadas apuesta por dar continuidad a estas ideas, al margen del desarrollo de los suelos del Batán, donde se proyecta Sevilla Park y se producirá en breve el traslado de los depósitos de CLH, y de Altadis, que quiere convertir en un proyecto para la innovación con zonas verdes y de ocio, plantea un parque abierto al río tras derribar la antigua comisaría de Betis, reurbanizar el Paseo de la O al igual que Torneo y el Paseo Juan Carlos I, que claman una reforma desde hace muchos años. Se plantean itinerarios peatonales desde Los Remedios hasta San Jerónimo. Marqués de Contadero se quiere consolidar como espacio de referencia turística con el Centro de Interpretación de la Nao Victoria. Y, además, se potenciarán las actividades deportivas en el río. ¿Cómo? Nuevas calles para natación en el río, circuito de triatlón y de running, un embarcadero para vela adaptada y un nuevo centro en el pantalán de Arjona.

Beltrán Pérez, practiando deporte en el río. Beltrán Pérez, practiando deporte en el río.

Beltrán Pérez, practiando deporte en el río.

El PP, en esta misma línea, cree que “Sevilla merece más deporte en el río”, donde tiene licencias federativas más de 2.000 deportistas. Beltrán Pérez plantea la elaboración de un estudio integral sobre la utilización de la lámina de agua, que estudie todas las variables para conciliar distintas actividades, tanto deportivas como económicas y turísticas. El PP apunta a la necesidad de constituir un órgano de coordinación en el que participen todas las administraciones y entidades que tiene competencias en el río y apuesta por ampliar la lámina de agua hacia la zona portuaria.

Cs tampoco deja atrás el río en su programa electoral. El alcaldable Álvaro Pimentel se apunta a los proyectos que ya ha puesto en marcha el PSOE, coincide con las propuestas para usos deportivos del PP, añadiendo también espacios para la pesca deportiva y rutas verdes por el cauce vivo del río. Y rescata otra idea hundida y reflotada cada cuatro años: la oportunidad de un transporte fluvial en un río, sin duda, desaprovechado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios