Corrupción en el PP de Valencia

Eduardo Zaplana, detenido por blanqueo de capitales

  • El PP suspenderá de militancia al ex ministro y ex presidente de la Generalitat valenciana.

  • También está detenido Vicente Cotino, sobrino del ex 'conseller' y director de Policía Juan Cotino, y a otras cinco personas

Comentarios 35

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ha detenido este martes en Valencia al ex presidente de la Comunidad Valenciana y ex ministro Eduardo Zaplana en una investigación por delitos de cohecho, blanqueo de capitales, malversación y prevaricación.

Una investigación dirigida por el Juzgado de Instrucción número 8 de Valencia y por la Fiscalía Anticorrupción sobre adjudicaciones "sospechosas" del Gobierno valenciano en la época de Zaplana (1995-2002) por las que un grupo de empresarios podría haber pagado en torno a diez millones de euros. Están bajo sospecha, en concreto, las adjudicaciones de las ITV y del plan eólico.

Los agentes, en uno de los registros realizados, han acudido a la Consejería de Economía para reclamar el expediente completo del plan eólico de la Comunidad Valenciana, convocado en 2001 y adjudicado posteriormente en varias fases, y el correspondiente a la concesión de las ITV, de 1997. Entre los detenidos están Vicente y José Cotino, empresarios y sobrinos de Juan Cotino, ex director de la Policía, ex vicepresidente del Gobierno y ex presidente de las Cortes valencianas.

Eduardo Zaplana, con la Guardia Civil durante un registro tras ser detenido. Eduardo Zaplana, con la Guardia Civil durante un registro tras ser detenido.

Eduardo Zaplana, con la Guardia Civil durante un registro tras ser detenido. / EFE

Precisamente, Juan Cotino será próximamente citado a declarar como investigado (imputado), como la mujer de Zaplana, Rosa Barceló, y la secretaria personal del ex presidente autonómico y ex ministro, Mitsuko Henríquez. Los agentes se han interesado por la documentación relacionada con la empresa Proyectos Eólicos Valencianos SA, filial de la firma Sedesa, propiedad de Vicente Cotino, uno de los empresarios juzgados recientemente por la trama valenciana de la Gürtel.

Otro de los arrestados ha sido el que fuera jefe de Gabinete de Eduardo Zaplana en la Comunidad Valenciana y posteriormente presidente del club de baloncesto Estudiantes, Juan Francisco García. La Guardia Civil también ha detenido al que fuera director del Centro de Desarrollo Turístico (CDT) de Benidorm y posteriormente director de Relaciones Institucionales de Terra Mítica, Joaquín Barceló Llorens, y a su mujer, Felisa López.

El afloramiento del dinero, clave

Los investigadores creen que los empresarios habrían pagado por esas adjudicaciones, pero son cautelosos a la hora de atribuir a Zaplana el cobro de esas comisiones. La operación se ha desencadenado a partir de la repatriación de parte de ese dinero, que presuntamente estaba oculto en paraísos fiscales, de manera que la conexión de esas cantidades con actividades presuntamente delictivas cometidas en la etapa de gobierno de Zaplana abre la posibilidad de levantar la prescripción de esos delitos.

La detención de Zaplana se ha producido a primera hora de la mañana en su domicilio de Valencia, que los agentes han registrado durante horas antes de trasladarlo a su casa de Benidorm con el mismo propósito.De su casa de Valencia los agentes han sacado varias cajas con material y en su garaje han intervenido dos turismos de alta gama y con matrícula reciente. La operación está aún abierta y no se descartan más arrestos.

Suspensión de militancia y despido de Telefónica

La detención de Zaplana ha supuesto la suspensión de militancia de forma cautelar por parte del PP y la suspensión "con carácter inmediata" de su relación con Telefónica, para la que trabajaba en su área de Asuntos Públicos.

En el caso de su ex jefe de Gabinete, el arresto ha frustrado su intento de ser elegido presidente de la Asociación de Clubes de Baloncesto (ACB) en una asamblea que precisamente se celebraba hoy en Barcelona.

Zaplana se convierte en el segundo presidente de la Comunidad Valenciana en ser detenido, tras José Luis Olivas (presidente entre 2002 y 2003), y en el tercero en ser investigado, tras el propio Olivas y Francisco Camps (presidente autonómico entre 2003 y 2011).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios