Caso de las tarjetas black

El rey emérito paga a Hacienda casi 700.000 euros

El rey emérito, en una imagen de archivo. El rey emérito, en una imagen de archivo.

El rey emérito, en una imagen de archivo. / EFE

El rey emérito Juan Carlos ha presentado ante la autoridad tributaria una declaración sin requerimiento previo, de la que ha resultado una deuda tributaria, ya satisfecha, por importe de 678.393,72 euros incluyendo intereses y recargos, según un comunicado emitido por su abogado, Javier Sánchez Junco.

"En cualquier caso S.M. el Rey D. Juan Carlos, continúa, como siempre lo ha estado, a disposición del Ministerio Fiscal para cualquier trámite o actuación que considere oportuno", añade la breve misiva.

La presentación de esta declaración por Juan Carlos I para regularizar su situación fiscal, cuatro meses después de su salida de España, está relacionada con el presunto el uso de tarjetas bancarias de las que se habrían beneficiado tanto el emérito como algunos de sus familiares, y usarían fondos opacos del empresario mexicano Allen Sanginés-Krause.

Este asunto está siendo investigado por la Fiscalía del Tribunal Supremo en unas diligencias en las que también colabora el fiscal jefe Anticorrupción, Alejandro Luzón.

Esta línea de investigación sobre gastos realizados con efectivo y que no había sido declarado a Hacienda se une a las otras dos ya abiertas al rey emérito, la primera por posibles comisiones procedentes del AVE a la Meca y que previsiblemente será archivada por no encontrarse indicios que se puedan perseguir respecto del exjefe del Estado, que es aforado ante el Tribunal Supremo.

Las terceras diligencias abiertas respecto a Juan Carlos I, reveladas por la propia fiscal general del Estado, Dolores Delgado, partieron de una información procedente de "inteligencia financiera" -Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención de Blanqueo de Capitales (Sepblac)-.

Se trataría de conductas realizadas en un espacio temporal aún por delimitar y que inicialmente podrían incardinarse en blanqueo de capitales de los que podrían derivarse delitos fiscales.

Según este aviso, Juan Carlos I tendría casi 10 millones de euros en una cuenta activa en la isla de Jersey que habría intentado mover recientemente. Se investiga por ello la existencia de un 'trust' en el que figura Juan Carlos I como beneficiario y que se nutre de fondos de otro vehículo financiero similar en las Islas del Canal constituido en la década de los años 90.

María Jesús Montero evita pronunciarse

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. / E. P.

Esta misma tarde, la portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, aseguró que la Casa Real tiene "todos los elementos" para pronunciarse, "si lo tiene a bien", sobre las distintas polémicas que afectan al Rey emérito por sus presuntas irregularidades fiscales y su paradero.

En cuanto a la declaración que ha presentado Juan Carlos I ante la Agencia Tributaria para regularizar su situación fiscal, Montero no ha querido ofrecer detalles sobre ningún proceso que afecte a un "contribuyente" concreto, pero sí ha deslizado que todo el mundo debe cumplir con sus obligaciones fiscales, "mucho más aquellas personas" que por su "presencia pública" y "proyección" tienen que ser "ejemplares" en este sentido.

"El Gobierno respeta todas las investigaciones que se puedan estar produciendo en el marco de la fiscalía o de la propia autoridad judicial. Vamos a seguir colaborando con los tribunales de justicia desde la Agencia Tributaria y todos los departamentos para que esa actuación pueda ser efectiva", ha afirmado Montero.

También ha dejado claro que el Ejecutivo seguirá trabajando "para que todos los contribuyentes cumplan con sus obligaciones fiscales, procedan de donde procedan, vivan donde vivan", combatiendo "cualquier forma de elusión o fraude fiscal", pero también "dando asistencia técnica a todas aquellas personas que quieran cumplir de forma regular con sus obligaciones tributarias".

Posteriormente, preguntada sobre el motivo de que no se haya hecho una inspección, antes de que Juan Carlos I procediera a pedir la regularización, Montero ha insistido en no dar detalles de "ningún contribuyente" ni de los trabajos que se "pudieran estar haciendo por parte de la Fiscalía o la Agencia Tributaria".

Eso sí, en este punto ha querido recordar que esta "materia en concreto" tiene que ver con "figuras fiscales que radican en el marco de Comunidades Autónomas, no en el marco de la Administración General del Estado", específicamente con el impuesto de donaciones.

"Pero estoy convencida de que ninguna Comunidad Autónoma va a proporcionar información que tiene que ser secreta y reservada para mejor garantía de todos los contribuyentes, de algo que le compete a alguien en particular que pueda ser identificatorio", ha añadido.

Por último, al ser preguntada sobre la implicación que podrían tener los nietos del Juan Carlos I, Felipe Juan Froilán y Victoria Federica, en estas presuntas irregularidades fiscales, la portavoz ha insistido en que el Gobierno va a hacer "ningún tipo de valoración sobre ninguna conducta que pudiera ser irregular, ni de ninguna persona en concreto".

"Aunque creo que podrán imaginarse cuál es la opinión de la ministra de Hacienda con la obligación, que no tiene ningún tipo de exclusiones, de todos y cada uno de los contribuyentes para que cumplan con sus obligaciones fiscales, mucho más aquellas personas que por nuestra proyección tenemos que ser ejemplares en el cumplimiento de las obligaciones tributarias", ha zanjado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios