15-M

La carga policial de Barcelona reaviva las protestas en toda España

  • Las principales ciudades españolas muestran su apoyo a los 'indignados' catalanes. Los acampados de Barcelona deciden quedarse en la plaza de Cataluña.

Comentarios 62

Miles de ciudadanos en toda España han portado este sábado flores en protesta por la operación policial llevada a cabo en Barcelona para desmontar el campamento de los indignados -que se ha vuelto a activar- en la plaza de Cataluña, lo que ha motivado una oleada de apoyos y concentraciones en todas las plazas. 

Tras la operación policial, que se ha saldado con más de 120 heridos leves y ha generado numerosas críticas, cientos de personas, algunas con flores y otras con las manos pintadas de blanco, han vuelto a la acampada en la plaza catalana. El conseller de Interior, Felip Puig, ha defendido la actuación policial, necesaria para la salubridad y para retirar elementos potencialmente peligrosos de cara a la celebración de una posible victoria del Barça, y ha agregado que los Mossos d'Esquadra sólo han sido contundentes frente a los ataques recibidos. 

Sin embargo, los indignados de Barcelona han mostrado su rotundo rechazo a las cargas policiales y han criticado la poca disposición del Gobierno autonómico de cara a mediar en busca de un consenso ante una posible celebración de la Liga de Campeones. En Lérida se ha repetido el intento de desmantelamiento y más de mil personas han emprendido una manifestación de protesta por las intervenciones policiales contra las acampadas. 

 

Uno de los lugares en contagiarse del espíritu de Barcelona ha sido la Puerta del Sol de Madrid, que al igual que en el resto de plazas, se ha vuelto a abarrotar para expresar su solidaridad. Cientos de los asistentes han alzado sus palmas, pintadas de blanco, y flores de colores. Al grito de "Cataluña no está sola" y de "Sol para Cataluña", miles de personas se han reunido en torno al campamento, donde han incidido en el carácter pacífico de las movilizaciones y en su intención de mantener esta actitud durante todo el fin de semana. 

En la capital el gobierno regional en funciones y el PP de Madrid han exigido al Ministerio del Interior el desalojo inmediato de la Puerta del Sol, porque lo que empezó siendo una protesta de ciudadanos indignados está "degenerando de manera dramática en un asentamiento prácticamente chabolista", ante lo que Alfredo Pérez Rubalcaba ha dicho que analizará con la Policía esa posibilidad. En Andalucía, miles de personas de varias ciudades se han manifestado con lemas como "Todos somos plaza Cataluña", y en Sevilla los acampados, que han guardado tres minutos de silencio, han anunciado su intención de permanecer de manera indefinida. 

La concentración del colectivo de indignados en Valencia convocada frente a la Delegación del Gobierno ha derivado en una manifestación de apoyo a los acampados de Barcelona, cuando uno de los portavoces del colectivo ha invitado al resto a cortar el tráfico de la céntrica calle Colón, hecho que ha provocado algunos momentos de tensión con los policías, que finalmente han permitido la marcha. En Vitoria se han juntado decenas de personas en la plaza de La Virgen Blanca bajo el lema "La violencia no es la solución", una concentración que ha discurrido en un ambiente festivo, con una actuación musical en directo, que ha costado una multa a los organizadores. En la Plaza del Arriaga, de Bilbao, varios centenares de personas con flores en sus manos han permanecido cinco minutos en silencio y una vez transcurrido ese tiempo, ha estallado un bullicio de trompetas, silbidos y gritos. Con carteles que rezan "La violencia no nos calla" y con flores que se han repartido entre los asistentes, los concentrados de la plaza de España en Palma han manifestado su apoyo a Barcelona. En Las Palmas, la acampada también ha convocado en el Parque San Telmo una concentración en protesta por la "brutal acción policial". 

Los indignados de Logroño han expresado su "rechazo, rabia e indignación" contra las "actuaciones violentas, desproporcionadas e injustificables" de las fuerzas policiales en los desalojos, y, además, han denunciado la incautación de "equipos informáticos". En Santander, unas 500 personas se han concentrado con flores en la Plaza Porticada, donde se ha guardado un minuto de silencio, al igual que en la Plaza del Castillo de Pamplona. En Galicia han expresado su solidaridad en una concentración en la Plaza del Obradoiro de Santiago que ha superado el millar de asistentes, entre ellos numerosos peregrinos y turistas. "Todos somos Barcelona" y "esta democracia no nos representa", fueron algunos de los lemas coreados. En Murcia, más de 500 personas han guardado un minuto de silencio, lo que se ha repetido en Oviedo y Gijón. En Zaragoza, cientos de personas, con flores y cacerolas, se han concentrado ante la sede de la Delegación de Gobierno. Las protestas se han repetido en distintas ciudades extremeñas y en Castilla y León, donde se han oído frases como "No hay pan para tanto chorizo".

Asamblea para saber cómo actuar ante posibles celebraciones de los aficionados del Barça

Los acampados en la plaza Cataluña de Barcelona decidirán en una asamblea qué postura tomarán sobre si se produce una celebración en la Rambla de una victoria del FCBarcelona en la final de la Champions. Los acampados han indicado que las opciones que se barajan son las de abandonar la plaza Cataluña mientras dure la celebración y volver una vez se haya acabado, que los seguidores azulgranas entren en la plaza y la fiesta sea conjunta o bien cerrar la plaza

Los centenares de personas acampadas en la plaza de Catalunya de Barcelona han decidido mantener la protesta este sábado y compartir, por tanto, este espacio con los seguidores del Barça en caso de que este equipo gane la final de la Champions que se juega en Londres. Los integrantes del movimiento de indignados que llevan ya casi dos semanas en la plaza de Catalunya han tomado esta decisión en una asamblea, en la que la opción de mantener allí la concentración ha salido ganadora por una mayoría amplia.

Algunos de los concentrados ha llegado a apuntar como argumento para quedarse en la plaza de Catalunya que se ven capaces de hacer frente a la celebración de una eventual victoria del Barça, después de haber "sobrevivido" a la intervención el viernes de los Mossos d'Esquadra. Los problemas de orden público que podrían producirse por la coincidencia en un mismo espacio de la acampada y la celebración de una eventual victoria del Barça han hecho que los integrantes de este movimiento se plantearán la posibilidad de abandonar el centro de la plaza Catalunya, algo que finalmente han descartado.

La noche del viernes durmieron en la plaza Cataluña unas 400 personas, después de que miles de personas se concentraran en ella y en sus alrededores en apoyo a los jóvenes indignados, tras el desalojo temporal de la plaza por parte de los Mossos d'Esquadra para que se pudieran realizar tareas de limpieza. Los jóvenes se han dedicado a primera hora a limpiar la plaza como han venido haciendo desde que comenzó la protesta. Unas cincuentena de jóvenes se concentraron por la noche ante el Hospital Clínico de Barcelona, en una manifestación silenciosa, para mostrar su apoyo a un compañero, el único herido en los incidentes que permanece hospitalizado. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios