Los cargos contra el psiquiatra Javier Criado

Javier Criado a una paciente, según el fiscal: "Ponte un tanga rojo y tacones altos que es lo que le pone a los hombres"

  • La Fiscalía describe en su escrito de acusación al psiquiatra sevillano Javier Criado el trato "soez y humillante" que presuntamente le dispensó, con continuas referencias sexuales

El psiquiatra Javier Criado, en una foto de archivo. El psiquiatra Javier Criado, en una foto de archivo.

El psiquiatra Javier Criado, en una foto de archivo. / Manuel Gómez

Comentarios 3

Un lenguaje "soez y humillante". De esta forma define la Fiscalía de Sevilla el trato degradante que el psiquiatra Javier Criado habría dispensado a una de sus pacientes, hechos que el Ministerio Público consideran que constituyen un delito continuado contra la integridad moral y por el que ha solicitado una condena de dos años de prisión, así como tres años de prohibición de aproximarse a la denunciante a menos de 300 metros y el pago de una indemnización de 6.000 euros por el "daño moral" causado.

El relato del Ministerio Público, al que ha tenido acceso este periódico, es extremadamente duro y recoge con literalidad las expresiones soeces que el psiquiatra habría empleado presuntamente en el tratamiento de esta mujer, que acudió a su despacho al menos en cuatro ocasiones entre los meses de enero y febrero del año 2015.

Dice el fiscal que el psiquiatra Javier Criado, "sin llegar a interesarse en ningún momento por su historial psiquiátrico", profería continuamente a esta persona expresiones denigrantes e indagaba sobre su vida sexual. De forma frecuente, se dirigía a ella con expresiones tales como "loquita", incluso delante de otros pacientes, manifestando asimismo otras veces "esta loca no se cura", al tiempo que mantenía con ella una "actitud jocosa" por ser seguidora del Real Betis Balompié o de la Semana Santa.

El relato de hechos de la Fiscalía señala que ya en la primera consulta, la única a la que la mujer fue acompañada de su esposo, Javier Criado se dirigió a éste diciéndole "entonces tú no tienes claro si te gusta más una polla o un coño", después de que la mujer comentara que le había planteado en alguna ocasión dudas sobre su identidad sexual.

Instaba a la paciente a que tuviera relaciones sexuales porque darle pastillas "era para nada"

La conducta del profesional, según el fiscal, continuó en los mismos términos en las consultas posteriores, y que en esos encuentros le preguntaba a la paciente "cuántas veces había follado esa semana", o le comentaba que mandarle pastillas era para nada porque "con un buen polvo se curaba".

En ese contexto, siempre según el escrito de conclusiones provisionales de la Fiscalía hispalense, Criado le habría dicho que "lo que era grave era no follar y que si no follaba con su marido algo se tendría que hacer". El psiquiatra instaba igualmente a la mujer a que "se pusiera tangas rojos, tacones altos y rojos... porque eso era lo que a su marido y a cualquier hombre se la pondría así (haciendo gesto con el brazo simulando una erección)"(sic), aclara el escrito de acusación del Ministerio Público.

La Fiscalía continúa diciendo que en la última consulta, el psiquiatra acusado, "tras alardear de su propia vida sexual y de insistirle en que follase", le preguntó a la paciente si su marido "le comía el coño como había que comérselo".

La mujer solía marcharse de la consulta en estado de abatimiento y ansiedad, y tras consultar lo ocurrido con su marido optó por dejar de asistir a la misma.

En el primer grupo de denuncias contra el doctor

Esta paciente forma parte de un primer grupo de mujeres que en diciembre del año 2015 presentó una denuncia en los juzgados contra Javier Criado, si bien el resto de los casos fueron archivados al declarar la magistrada que los investigó que los hechos denunciados habían prescrito debido al tiempo que había transcurrido.

La instructora consideró en el auto de procesamiento de Javier Criado que existen los indicios que exige la ley para procesar al doctor, por la declaración de la víctima, que "persiste en su incriminación y narra de forma verosímil cómo suceden los hechos, y su versión es corroborada parcialmente por su esposo, que asiste con ella a la primera consulta".

Además, su relato coincide básicamente con lo que manifestó a la psicóloga y al psiquiatra forense, y existe la documental médica de la paciente anterior y posterior a los hechos, que "pone de relieve la situación mental en que se hallaba en cada momento". Un estudio de su credibilidad indicó que "no se encuentran motivos para poner en duda sus manifestaciones".

Más de una treintena de mujeres habían expresado su intención de denunciar al psiquiatra desde que se destapó el escándalo con la denuncia de una de las mujeres en Facebook, pero en enero de 2017, la Sección Primera de la Audiencia de Sevilla ratificó el archivo de ocho de los nueve delitos que atribuyeron ocho mujeres en la primera denuncia presentada 2015 contra Criado, entre los que se encontraban delitos de abusos sexuales continuados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios