Movimiento vecinal

Suspenden el juicio al “okupa” violento que se enfrenta a 9 años de cárcel

  • Por la alerta del coronavirus, al no estar en prisión preventiva 

  • Le acusan de tráfico de drogas y del robo violento de un perro

Perros en la vivienda del acusado Perros en la vivienda del acusado

Perros en la vivienda del acusado

La Sección Séptima de la Audiencia de Sevilla suspendió este lunes el juicio contra Ismael F.R., el okupa de la Barriada Villegas que ha sido denunciado por agredir a sus vecinos y por mantener una perrera ilegal en el patio comunitario. Iba a ser juzgado por presunto tráfico de drogas y robo violento, delitos por los que el fiscal pide para él nueve años de cárcel.

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) informan a este periódico de que el juicio se ha suspendido, al igual que todos los que no tienen acusados en prisión preventiva, dentro de las medidas sanitarias contra el coronavirus.

Según el escrito de acusación del fiscal, Ismael y su amigo David R.H. se dirigieron sobre las 00:50 horas del 4 de abril de 2019 a una vivienda, armados con un palo y un cuchillo de cocina, empujaron a la mujer que les abrió e iniciaron un forcejeo con ella y otro morador hasta que lograron apoderarse de un perro de raza american bull valorado en 150 euros. También ocasionaron desperfectos en la casa valorados en mas de 500 euros.

El 16 de mayo de 2019, cuando agentes del Cuerpo Nacional de Policía, con el correspondiente mandamiento judicial, iban a practicar un registro en casa de Ismael F.R., éste arrojó por la ventana de la cocina una bolsa que contenía 123 pastillas de MDMA que el acusado pretendía destinar a la venta, así como una balanza de precisión. El valor de la droga en el mercado hubiera alcanzado los 1.263 euros.

El fiscal pide para ambos acusados cinco años de cárcel por robo con violencia y para Ismael otros cuatro años por un delito contra la salud pública. Junto a la pena de cárcel, pide que los dos procesados indemnicen a las víctimas del robo en 650 euros y para Ismael reclama otra multa de 2.000 euros.

Por estos hechos, Ismael permaneció en prisión entre el 16 y el 24 de mayo, fecha en la que salió libre bajo fianza de 2.000 euros. Su abogada alegó que no hubo tal delito de robo sino una “realización arbitraria del propio derecho”, que persigue a quien emplee violencia para ejercer un derecho que considera propio. En este caso, Ismael aseguraba que el perro que se llevó se lo habían robado a él en noviembre de 2018. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios